Actualizado: 17:36 CET
Martes, 25/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Chiclana

Emsisa adjudica las primeras viviendas dentro del programa 'Ciconia'

Cuatro propietarios ceden las primeras viviendas para que la empresa municipal las conceda, a su vez, para el alquiler social a personas demandantes de vivienda

  • Primeras cesiones.

La consejera delegada de Emsisa, Carmen Jiménez, ha anunciado la cesión  de las primeras cuatro viviendas de alquiler social del programa ‘Ciconia’. “Se trata de una iniciativa por la que Emsisa alquila viviendas a propietarios para alquilarlas, a su vez, a personas demandantes de viviendas”, ha recordado la edil, explicando que “la pasada semana firmamos la cesión de las primeras cuatro viviendas a la empresa municipal y ayer lunes se cedieron estas viviendas a las personas que correspondían”. “Éstas han sido las primeras cesiones, pero sabemos que llegarán más, puesto que gracias a este programa, lo propietarios cuentan con las garantías necesarias para saber que se cumplirá con el alquiler y que su vivienda será cuidada”, ha destacado Carmen Jiménez.

“Con esta iniciativa empezamos a dar respuesta a la demanda de vivienda existente en la localidad. De esta forma, el equipo de Gobierno, con el alcalde José María Román a la cabeza, continúa en la labor de facilitar el acceso a la vivienda, porque son muchas personas las que demandan una”, ha explicado la delegada municipal del área, que también ha especificado que este programa también da solución a los propietarios de inmuebles que no se atreven a alquilar por miedo al impago.

Hay que recordar que en Chiclana, la crisis económica ha propiciado que numerosos inmuebles hayan quedado en poder de las entidades financieras tras procedimientos de ejecución hipotecaria, y actualmente, no logran darles salida en el mercado de compraventa. Asimismo, son muchos los promotores privados que han visto como levantaban edificios de viviendas que luego no lograban vender. Todo esto ha supuesto un aumento considerable en el stock de viviendas vacías del municipio, que en muchas ocasiones han sido ocupadas irregularmente por familias que no podían hacer frente a un alquiler de mercado.

Carmen Jiménez ha incidido en que el objetivo de este programa es captar viviendas deshabitadas, pertenecientes a particulares, para incrementar el parque público de viviendas en alquiler, mediante la cesión de uso de las mismas a Emsisa. “Así, se facilita el acceso a la vivienda a las familias con menores ingresos, que tienen especiales dificultadas para acceder a una vivienda en arrendamiento en el merado libre, previamente inscritas como demandantes de vivienda en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Chiclana”, ha explicado la edil, señalando que este registro cuenta en la actualidad con un censo de 1.965 personas. Estos inquilinos se benefician de una ayuda sobre la renta de arrendamiento que les permite convertir ésta en una renta asequible. Además, el propietario se garantiza el cobro de la contraprestación, que se lo abona Emsisa, en cumplimiento del contrato de cesión de uso.

La cesión se lleva a cabo a través de un convenio que autorice la gestión de la vivienda y la cesión de su uso a Emsisa por un plazo de siete años. En dicho convenio se pactan los términos en que se lleva a cabo la gestión de las viviendas, su mantenimiento, conservación y reparación de desperfectos, plazo y prórroga, así como aseguramiento del cobro de la renta, en su caso. De esta forma, Emsisa destina la vivienda al alquiler social o a otra forma de cesión de uso a personas, unidades familiares o unidades de convivencia inscritas en el RMDVP del municipio.

La delegada ha destacado que el Ayuntamiento destina más de 200.000 euros a la ejecución de este programa, “permitiendo esto poder ayudar a más de cien familias durante el año”. En este sentido, la contraprestación establecida oscila entre los 250 y los 400 euros, dependiendo del número de habitaciones de la vivienda, la zona en la que se localice, el equipamiento y el mobiliario, así como el estado general de conservación de la misma.


La persona interesada en incluir una vivienda en el programa deberá dirigirse a Emsisa y presentar la petición a través del Registro de Entrada. Los técnicos de la empresa municipal estudiarán la solicitud y verificarán el cumplimiento de los requisitos establecidos. Asimismo, realizarán una valoración de los aspectos técnicos más relevantes de las viviendas de cara a su arrendamiento.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Nueva Luz pone en marcha una campaña contra las adicciones a internet
chevron_right
Empleo y potenciación de empresas, grandes objetivos del PSOE