Actualizado: 15:18 CET
Jueves, 24/05/2018

Huelva

El PSOE mantiene la provincia pero le cede un escaño a Ciudadanos

CS es el único que aumentaría su representación en la cámara andaluza con un diputado más por Huelva y el PP mantendría sus escaños pero perdería votos

  • Gráfica de la encuesta
  • Los socialistas volverían a ganar de convocarse elecciones autonómicas, pero se dejarían en el camino un parlamentario, que ganaría Ciudadanos
  • La formación naranja crecería más de 11 puntos en relación a 2015
  • El PP mantendría sus escaños y la confluencia de Podemos e IU no sumaría escaños y sí restaría votos

La provincia de Huelva volvería a teñirse de rojo de celebrarse ahora elecciones autonómicas, aunque los socialistas perderían algo de hegemonía en favor de Ciudadanos. Esa es la imagen fija que dejaría una cita con las urnas en Huelva para decidir el devenir andaluz: el PSOE gana, Ciudadanos coge fuerza, el PP mantiene el tipo y Podemos e IU se quedarían prácticamente igual yendo por separado o en confluencia.

Según los datos extraídos de la encuesta realizada por la empresa SW Demoscopia para el Grupo Viva en enero de 2018, los socialistas seguirían teniendo en Huelva uno de sus principales feudos, aunque perderían uno de los seis escaños que obtuvieron en 2015 y ya no gozarían de una virtual mayoría absoluta en la provincia. Ese parlamentario de menos pasaría a Ciudadanos, que duplicaría sus resultados de 2015, pues obtendría dos escaños por el único logrado hace tres años.

El PP mantendría el tipo y aparentemente la crisis en la capital no le pasaría factura, pues volvería a lograr tres escaños, mientras que habría un trasvase de Podemos a IU en caso de concurrir por separado a las elecciones autonómicas, pues Podemos perdería el escaño logrado en 2015, que iría a caer en manos de IU, que en los anteriores comicios dejó a cero su casilla. De concurrir juntos bajo la confluencia de Unidos Podemos, poco variaría el escenario, pues lograrían un sólo escaño y sí perderían votos en el camino.

El PP mantendría, en un escenario u otro, el mismo porcentaje de votos, un 22,3%, lo que supone caer algo más de cuatro puntos en relación a 2015, cuando cosechó el 26,45% de los votos en la provincia onubense. Por su parte, el PSOE se quedaría también prácticamente igual: si IU y Podemos concurren por separado se llevaría el 41,8% de los votos, y el 41,9% si lo hacen juntos. Esto supone subir casi un punto en comparación con las anteriores autonómicas, cuando logró el 40,96% de los votos.

Ciudadanos es sin duda el partido que obtendría unos mejores resultados en relación a 2015. En ambos escenarios (confluencia sí o no) lograría el 18,4% de los votos onubenses, lo que supone más de once puntos que hace tres años, cuando la formación naranja obtuvo en respaldo del 7,24% en la provincia onubense.

Por último, de ir por separados, IU obtendría mejores resultados, pasando del 6,25% de los votos al 7,1%, lo que supondría ‘robarle’ el escaño a Podemos, que se dejaría más de seis puntos en el camino, pues lograría el 6,8% de los votos frente al 13,14% obtenido en 2015. En confluencia, Unidos Podemos  se llevaría el 13,3% de los votos, más de seis puntos menos que la suma de los obtenido por IU y Podemos en 2015 (19,39%).

Gráfica de la encuesta

Según la encuesta realizada por SW Demoscopia del 9 al 24 de enero de este año, aunque Ciudadanos se quedaría con el escaño perdido por el PSOE, en votos sería el PP el más perjudicado, pues el 23,5% de los apoyos que lograría la formación naranja procedería de votantes del PP, mientras que el 14,1% del PSOE.

Asimismo, los datos de transferencia de votos en relación a 2015 también ponen sobre la mesa que un 4,5% de los votos que lograría el PSOE provendría de ciudadanos que anteriormente votaron en blanco, mientras que el 2% de los apoyos del PP, curiosamente, serían de antiguos votantes socialistas.

Por último, en este baile de votos, un 5,9% de los que obtendría IU provendrían del PSOE y otros tantos de onubenses que votaron en blanco, mientras que el caso de Podemos, el 3,8% de sus votos vendría transferido del PP, otro tanto de IU, y un 7,7% del PSOE.

 

Valoración de los líderes

En términos generales, los onubenses tienen un conocimiento bastante amplio de los líderes políticos regionales, pues casi el 70% los conoce a todos, aunque es la presidenta andaluza, Susana Díaz, la más conocida en la provincia y también la más valorada. El 97% de onubenses la conoce y obtiene una valoración media de 5,25. De hecho, es la única que logra el aprobado.

Juan Marín, el líder de Ciudadanos en Andalucía, es quien recibe la segunda mejor valoración y roza el aprobado con un 4,93. En cambio, es el menos conocido, aunque el 69,6% de los onubenses lo conoce. El segundo más conocido es el popular Juan Manuel Moreno, con un 77,7% de conocimiento en la provincia. En cambio, sólo recibe un 4,22 de valoración, la cuarta más baja entre los cinco líderes sobre los que se ha preguntado en la encuesta.

Por su parte, Antonio Maíllo (IU) es conocido por el 72,4% de los encuestados en la provincia y recibe un 4,45 de valoración, mientras que Teresa Rodríguez (Podemos) es conocida por el 77,4% de los onubenses y recibe la peor calificación con diferencia, un 3,49.

El perfil de quien valora con mejor puntuación a la presidenta de la Junta es el de un hombre (5,3), de más de 65 años (6,3), pensionista (7,6) y sin estudios (7,6). En el caso del popular Juan Manuel Moreno, sería una mujer (4,34), de 18 a 24 años o de más de 65 (4,7 puntos en ambos casos), en busca de su primer empleo (5) y con estudios hasta Primaria (4,7).

A Juan Marín (Cs) le dan la misma nota media hombres y mujeres (4,93), la puntación más alta la recibe de los onubenses que tienen entre 18 y 24 años (5,4), estudiantes (5,5) y que tienen formación hasta Bachillerato (5,5).

Por su parte, valoran más a Antonio Maíllo (IU) los hombres (4,52), de 18 a 24 y de 55 a 64 años (5 en ambos casos), en busca de su primer empleo (5) y con FP de grado medio (4,9). Por último, recibe más valoración la líder de Podemos de los hombres (3,78), de 18 a 24 años (4,7), estudiantes (4,5) y con FP de grado superior (4).

Por contra, Susana Díaz recibe la puntuación más baja de los autónomos (3,7), Juan Manuel Moreno de los onubenses de entre 25 y 34 años (3,6), Juan Marín de los que tienen estudios hasta FP de grado superior (4,5), y Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez de los que realizan trabajos domésticos sin remuneración (3,4 y 2,5 respectivamente).

 

Valoraciones positivas y negativas

El estudio de SW Demoscopia analiza también el tipo de valoración que los encuestados hacen de los diferentes líderes políticos andaluces por los que se les ha preguntado. Curiosamente de casi todos hacen en su mayoría una valoración neutra, menos en el caso de Teresa Rodríguez, para quien la balanza se inclina hacia el lado negativo. De hecho, más de la mitad de los encuestados tiene una valoración negativa. En el caso del líder popular, aunque el mayor porcentaje (41,1%) se concentra en las valoraciones neutras, le siguen muy de cerca las negativas (38,4%).

Esto no tiene por qué traducirse necesariamente en rechazo hacia las siglas, aunque coincide en buena manera. En el caso del PSOE, es el partido que provoca más simpatía, concretamente en el 39,7% de los encuestados en la provincia de Huelva, frente al rechazo que genera en un 8,7%, de modo que genera un saldo positivo de un 31%.

En el caso del PP, provoca la simpatía del 21,2% de los onubenses frente a un rechazo del 32,8%, con un saldo negativo del 11,6%. Por contra, en Ciudadanos las simpatías son del 22,9% y del 2,9% el rechazo, con un amplio saldo positivo del 20%. En IU está la situación más equilibrada con un saldo positivo del 2,7% resultante de un 8,5% de simpatías y un 6% de rechazo. Por último, Podemos registra un llamativo saldo negativo del 41,9%: sólo genera la simpatía del 6,5% de los encuestados frente al rechazo del 48,4%.

 

Desempleo, sanidad y corrupción, los mayores problemas de Andalucía

 El desempleo es el problema de Andalucía que desde la provincia de Huelva se percibe como más acuciante en la región. El 61,7% de ellos cree que es el principal problema, y el 21,4% considera que es el segundo problema en importancia en la comunidad autónoma. La sanidad estaría en segundo lugar como principal problema de Andalucía (14,4%), mientras que un gran porcentaje (30,8%) los considera el segundo problema en la región. En tercer lugar, tanto como primer y segundo problema, estaría la corrupción, con un 7,5% y un 14%, respectivamente.

Lo siguiente que más preocupa a los encuestados, y que consideran que es el primer problema de Andalucía son las pensiones (5,4%), la falta de oportunidades para jóvenes (3,6%), la gestión de la Junta de Andalucía (2,9%), la educación (2,2%) y la seguridad ciudadana, las becas y los partidos políticos (0,8% cada uno).

Por su parte, como segundo problema de Andalucía también se sitúan las pensiones (8,5%), la falta de oportunidades para los jóvenes (7,8%), la educación (7,5%), la gestión de la Junta de Andalucía (3,6%), la seguridad ciudadana (2,3%), los partidos políticos (1,5%), las becas (1,4%), la violencia de género (0,7%) y el impuesto de sucesiones (0,6%).

 

CS, un partido de centro; PP, el más corrupto; y PSOE, el de más confianza

 A los onubenses que han participado en la encuesta elaborada por SW Demoscopia también se les ha preguntado por las características asociadas a los partidos. La inmensa mayoría considera que el partido de centro es Ciudadanos, pues así lo ven el 72,9% de los consultados. Es la pregunta en la que menos dudas tienen al respecto. En cuanto a la utilidad de los partidos, el 41,8% cree que el PSOE es el partido más útil, el 21,5% piensa que es CS, el 21,1% que el PP, el 6,8% opta por Podemos y el 6,6% por IU.

Por su parte, para el 39,4% de los onubenses el partido que genera más confianza es el PSOE. Para el 23,6% es Ciudadanos, y para el 22,3% es el PP. Por contra, sólo el 7,6% opta por IU y el 5,4% por Podemos. En esta línea, también la mayoría (41%) piensa que es el PSOE el que cumple sus promesas, frente al 22,3% que opta por CS, el 21,4% por el PP, el 8,7% por IU y el 5,7% por Podemos.

Para más de la mitad de los encuestados, esto es, el 53,3%, el PP es el partido más corrupto. Le sigue el PSOE (36,7%), y muy atrás Podemos (8,5%), Ciudadanos (1%) e IU (0,3%). De otro lado, el 42,1% piensa que Podemos es el partido más populista, el 28,5% se decanta por el PP, el 20,7% por el PSOE, el 6,1% por CS y el 2,2% por IU.

Por último, para el 38,1% el PSOE es el partido más necesario para mejorar Andalucía, el 23,6% cree que es CS, el 22,5% se decanta por el PP, el 7% por IU y el 6,1% por Podemos.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin