Actualizado: 01:13 CET
Domingo, 29/03/2020

Chiclana

'Alrumbo' suspende el festival y deja 'tiradas' a 20.000 personas

El Ayuntamiento de Chiclana niega cualquier responsabilidad y achaca la no celebración a "problemas financieros" por parte de la organización.

  • La presentación en febrero.
  • El festival ha estado marcado por la polémica desde que se presentó en febrero y se iba a desarrollar del 10 al 15 de julio en La Loma.

La bomba ha saltado este mismo sábado cuando la organización de Alrumbo Festival ha anunciado a través de sus redes sociales la suspensión de dicho festival que se iba a desarrollar en Chiclana de la Frontera del 10 al 15 de julio en una zona cercana a la Loma del Puerco. Todo ello con 20.000 entradas ya vendidas.

Se trata de un capítulo más en la polémica que ha rodeado a la celebración de dicho festival en la localidad chiclanera desde que fue presentado el pasado mes de febrero. Y es que cabe recordar que su anunció provocó el rechazo unánime de colectivos ecologistas y, sobre todo, de los vecinos colindantes a la parcela en la que se iba a celebrar que hizo incluso que se constituyesen en una asociación denominada Amigos de la Costa Chiclana-Conil, que preveían un daño irreparable desde el punto de vista medioambiental en una zona de gran valor ecológico.

En el comunicado, la organización "culpa" al Ayuntamiento de Chiclana de no poder finalmente celebrar el festival que tenía que comenzar este lunes, e incluso señalan que las desaveniencias con el alcalde chiclanero, José María Román, han surgido desde casi el minuto uno por todos los trámites administrativos y licencias que han solicitado, algo que, por otro lado, es absolutamente lícito por parte de la autoridad municipal ante un macrofestival que prevé la presencia de miles de personas durante esos días en Chiclana y, obviamente, Román habrá velado porque se cumplen todos los requisitos exigidos para que la celebración fuese segura desde todos los puntos de vista. 

Todo ello amén del daño irreparable que su suspensión habrá provocado en aquellas personas que, probablemente, habrían organizado sus vacaciones de verano en función de dicho festival, es decir, ahorros, probablemente alquiler de viviendas por la zona o reserva de hoteles, etc....

Éste es el párrado del comunicado de la empresa en el que tratan de explicar lo sucedido: "A las 16:16 horas de ayer, recibíamos la notificación de resolución favorable de todos los informes necesarios para otorgar las licencias pertinentes al Festival. Pero tan solo un rato después, a las 16:35 horas, se nos notificaba también la apertura de un trámite de audiencia a instancia de terceros, de cinco días hábiles. Un trámite que paraliza durante una semana la concesión de la licencia de apertura del festival, y por tanto imposibilita conseguir el suministro de servicios básicos, como el agua, en nuestros plazos previstos. Contábamos con todos los trámites y condiciones necesarias para ultimar el montaje del Festival y que, una vez realizada la inspección pertinente del mismo por los técnicos del Ayuntamiento, abrir puertas el lunes 10 de julio, tal y como estaba anunciado. Pero esta última notificación provoca que el Festival no pueda iniciar su actividad hasta el lunes 17 de julio".

El Ayuntamiento niega cualquier responsabilidad

El alcalde de Chiclana, José María Román; la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier; y la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, han comparecido ante los medios de comunicación para aclarar los motivos por los cuales finalmente AlRumbo Fest no se va a celebrar la próxima semana, tal y como estaba previsto por parte de la organización. En este sentido, el alcalde ha destacado que “hoy nos hemos encontrado con un comunicado de la organización de AlRumbo que falta totalmente a la verdad. Y es que este Ayuntamiento ha tenido desde el primer instante la mejor disposición para que el festival se celebrase en Chiclana, tanto políticamente como administrativamente”.

“Lógicamente, había una premisa que era inexcusable y esa era la tramitación administrativa”, ha indicado José María Román, quien ha aclarado que “desde el primer instante se insistió en la importancia de la tramitación administrativa, tal y como dijimos en una reunión con organizadores y vecinos afectados”. “Y, por supuesto, también se habló en ese mismo sentido en la Junta de Seguridad, que contó con la presencia del subdelegado del Gobierno”, ha recalcado el regidor chiclanero, quien ha indicado que “no era la misma tramitación la que se había llevado en un suelo urbano en Chipiona que en un suelo no urbanizable en Chiclana. No es que no se pudiera hacer, pero tiene una mayor complejidad”.

Hay que destacar que, en la tramitación del expediente existe un grupo de particulares que participaba en el proceso como interesados, cuestión que la Ley le otorga un trámite de audiencia de entre 10 y 15 días. No obstante, al declararse el festival como de interés público, turístico y cultural, se permitió un trámite de audiencia de solo cinco días. “Lo que ha ocurrido es que la documentación administrativa para cerrar el expediente ha ido llegando a cuentagotas e incompleta, pese a las advertencias de los delegados y técnicos municipales”, ha explicado el alcalde, quien ha añadido que “no hace falta decir que la Ley hay que cumplirla”. “Además, si hablamos de un evento con 40.000 personas durante varios días, evidentemente el festival debe contar con todos los parabienes para que la seguridad de las personas no quede en entredicho”, ha comentado José María Román, quien ha añadido que “muchos trámites han tenido que ir siendo subsanados, ya que la documentación no cumplía la exigencia de administraciones implicadas, es decir, Ayuntamiento, Bomberos, Infoca, Subdelegación del Gobierno, Junta de Andalucía, etcétera...”.

“Lo lamentable es que problemas internos de la propia organización y con proveedores, ocasionados por la escasa capacidad económica, ha llevado a que la última documentación se entregara el jueves y no fuese hasta ayer viernes cuando se completara el expediente”, ha aclarado el regidor chiclanero, quien ha recordado que, “una vez finalizado el expediente, se tendría que llevar a cabo el trámite de audiencias de particulares interesados y, por supuesto, las obras necesarias para la celebración del festival, que llevan su tiempo”.

Por último, el alcalde ha destacado que “ayer mismo la delegada municipal de Urbanismo mantuvo una conversación con la organización, en la que desde los promotores del evento pidieron al Ayuntamiento discreción y comentaron que se planteaban cancelar el evento durante 15 días y que así lo comunicarían por la tarde”. “Quedamos a la espera de una nueva llamada por la tarde, pero esa llamada no llegó hasta última hora de la tarde, en la que nos dijeron que todo se iba a solucionar. Sin embargo, no hemos sabido nada más hasta la lectura de un comunicado, en el que culpan al Ayuntamiento y a esta alcalde de la suspensión del festival”, ha lamentado José María Román, quien ha añadido que “nadie puede hacer las cosas sin que se cumpla la Normativa al respecto”. “Lamentamos lo que ha sucedido, pero creemos a que estos señores les ha faltado tiempo y ganas o capacidad económica, ya que todas las noticias que nos estaban llegando eran de que se caían los colaboradores y proveedores”, ha insistido el regidor chiclanero, quien ha concluido añadiendo que “estamos en contacto con Subdelegación del Gobierno para analizar posibles incidencias ante la llegada de personas de otros puntos del país”.

Por su parte, la delegada municipal de Urbanismo  ha destacado que “esta Delegación ha estado volcada desde el minuto 1 con la celebración del evento, celebrándose reuniones previas, juntas de seguridad, etcétera… La última reunión fue el pasado viernes 30 y le trasladamos que el lunes 3 a primera hora debíamos tener toda la documentación para que el festival pudiera celebrarse. De no ser así, no iba a poder desarrollarse el festival”. “Sin embargo, el lunes a primera hora no había llegado nada ni cogían el teléfono. Es más, llamamos a los técnicos, porque faltaba hasta un visado de Aguas, y el técnico de este asunto me dijo que no entregaba el visado porque no le habían pagado, que estaba preparado desde el martes anterior, pero no lo entregaba porque no le habían pagado”, ha explicado Ana González, quien ha añadido que “el proyecto no llegó hasta el martes 4, obteniendo ese día el informe favorable de Aguas”.

“Quisiera dejar bastante claro que el trabajo administrativo ha sido importante, porque un día se entregaba la documentación y ese mismo día se trasladaba a las delegaciones que tenían que informar”, ha aclarado González, quien ha añadido que “desde el lunes he estado intentando hablar con los organizadores y no fue hasta el miércoles cuando lo conseguí, momento en el que les recordé la advertencia de la falta de tiempo en la tramitación de la documentación”. “Y ayer hablé de nuevo con ellos, pidiéndome discreción porque estaban tratando la posibilidad de retrasar el festival dos semanas. Ya a última hora de la tarde me dijeron que todo iba bien, pero esta mañana nos hemos encontrado el comunicado de los organizadores”, ha lamentado Ana González, quien ha añadido que “es frustrante tener una Delegación de Urbanismo volcada en este asunto y, sin embargo, respondan de esta forma”.

Por último, la portavoz del Gobierno municipal ha acusado a los organizadores del evento de “mentirosos e informales”. “Ellos son los únicos responsables de que AlRumbo no se celebre en Chiclana, porque tenían la decisión tomada de no celebrarlo desde hace varias semanas”, ha indicado Cándida Verdier, quien ha comentado que “un dato objetivo de tal decisión es que ayer viernes, a tres días de comenzar el festival, no se había montado absolutamente nada en la parcela donde estaba prevista la celebración del evento”. “Un evento que va a albergar a 15.000 personas en la zona de acampada y 25.000 personas en la zona de escenarios necesita, al menos, dos o tres semanas para montar toda la infraestructura y ayer mismo no tenían nada”.

“Aquí simplemente se han dedicado a buscar la excusa, porque lo tenían decidido desde hace tiempo, ya que tenían un problema financiero que impedía la celebración del festival”, ha aclarado Verdier, quien ha acusado a los organizadores de “falta absoluta de respeto a este Ayuntamiento y a la ciudadanía en general, porque desde el minuto 1 ellos tenían conocimiento de los pasos a seguir en el procedimiento”. “Es más, tenían tan claro que no se iba a celebrar el festival, que no fue hasta el miércoles cuando presentaron el Plan de Autoprotección de incendios forestales y el jueves la ampliación de los servicios de Cruz Roja”, ha resaltado la portavoz del Gobierno, quien ha añadido que “ese era el interés y el respeto a las personas que iban a acudir al festival”. “Por tanto, los únicos responsables de que AlRumbo no se celebre son los propios organizadores, que tenían la decisión adoptada desde hace dos o tres semanas”, ha concluido.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Reencuentro de los alumnos de La Salle de la promoción de 1974
chevron_right
Las Monjas Agustinas Recoletas reciben la Medalla de oro de la Ciudad