Actualizado: 18:23 CET
Jueves, 21/02/2019

Chiclana

La fauna del Parque Natural no se vio afectada por los vertidos en el río Iro

Se han recogido 3.500 kilos de fango y vegetación afectados por combustible y continúan las labores de limpieza que podrían terminar este domingo.

El alcalde de Chiclana de la Frontera, Ernesto Marín, ha realizado un agradecimiento expreso a los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, así como a los quince voluntarios de Protección Civil por el esfuerzo realizado en las tareas de limpieza del vertido de hidrocarburos en el río Iro. Gracias a este trabajo, esta tareas finalicen seguramente mañana.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente mantiene un equipo de 15 personas en las inmediaciones de la zona afectada por el vertido en el río Iro de Chiclana. Entre ellas, dos cuadrillas de operarios dedicados a la limpieza de hidrocarburos, agentes de medio ambiente que inspeccionan diferentes lugares protegidos y el director-conservador del Parque Natural Bahía de Cádiz que está coordinando las labores de limpieza y supervisando las zonas más emblemáticas del espacio natural.

Actualmente quedan escasas manchas de hidrocarburo dispersas en el río, si bien éstas no podrán limpiarse hasta que esta tarde suba la marea. Será entonces cuando el equipo de la Junta de Andalucía procederá a su limpieza con material absorbente al igual que se realizó en la jornada anterior. Durante la mañana de hoy las labores de limpieza se centran en la recogida de vegetación
y fangos afectados en las márgenes del río.

Por el momento, las inspecciones realizadas por los agentes de Medio Ambiente no han detectado incidencia alguna del vertido sobre la fauna, ya que no se ha registrado muerte de moluscos, peces o aves. La afección al Parque Natural puede considerarse puntual y se centra principalmente en la franja de tierra a la que ha llegado la marea alta depositando algunos restos de hidrocarburos.

Hasta el momento se han recogido 2 cubas con un total de 3.500 kilos de materia contaminada, mezclada con vegetación manchada por el combustible, diversos residuos, tierra y fango. Durante el día de hoy, personal de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente está visitando las
explotaciones acuícolas y salineras para conocer posibles afecciones, después de que ayer la Junta recomendase el cierre de compuertas para evitar la entrada de agua contaminada a sus instalaciones y decretase el cierre de la zona de producción de marisqueo del Caño de Sancti Petri como medida de precaución.

El delegado de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, ha trasladado su "agradecimiento a todo el personal que desde ayer trabaja intensamente en la zona para tratar de mermar las consecuencias del vertido".

Asimismo ha destacado que “continuarán las investigaciones para determinar el origen de las manchas, si bien tenemos que ser prudentes hasta que el Laboratorio de Palmones analice las muestras recogidas por los especialistas en calidad hídrica en una arqueta del municipio donde se podría haber vertido el material contaminante". Asimismo, ha señalado que en los próximos días se efectuarán analíticas de la calidad del agua del río Iro.

Ayuntamiento

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y Chiclana Natural investigan desde la tarde del jueves un vertido de hidrocarburos en el río Iro de cuya presencia se tuvo constancia a raíz de una llamada de un ciudadano a la Policía Local. En la denuncia se advertía de la presencia de manchas en el río y un fuerte olor a gasoil.

Desde el mismo instante en que se tuvo conocimiento de la incidencia, tras la comunicación de la Policía Local, operarios de Chiclana Natural procedieron a la  inspección de las redes de alcantarillado y pluviales, por si pudiera tratarse de un vertido no autorizado a la red pública.

La lluvia que caía en ese momento dificultó en gran medida las tareas de determinación de posibles efluentes sospechosos al cauce del Iro, así como la magnitud de la posible contaminación. La aparición de manchas de mayor extensión llevó a Chiclana Natural a requerir la colaboración de la Guardia Civil, a través del Seprona, y de la Policía Local, ante la sospecha de que pudiera tratarse de un delito ecológico.

Los técnicos de la empresa municipal efectuaron las primeras tomas de muestra en diferentes  puntos del cauce del río Iro para su posterior análisis, al tiempo que inició una ronda de inspección a diferentes puntos de Pelagatos y otros lugares sensibles para revisar las instalaciones de la red de alcantarillado.

El objetivo era localizar el lugar de partida de los vertidos. Las inspecciones se prolongaron hasta altas horas de la madrugada con la presencia del delegado municipal de Medio Ambiente, Nicolás Aragón, quien tomó parte activa en los trabajos. De hecho, se revisaron todas las arquetas desde Pelagatos a El Pilar como también todos los puntos de vertidos de pluviales a uno y otro lado del Iro.

A primera hora de la mañana, los técnicos de Chiclana Natural continuaban las indagaciones para terminar el punto de vertido. La tregua que ofreció la lluvia permitió localizar un punto de salida de hidrocarburos en el efluente de la estación elevadora de El Pilar. En este lugar se recogen tres nuevas muestras de vertido y las investigaciones continuaron a cargo del 112 y Seprona.

Como es preceptivo, los hechos se trasladaron a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, y Chicla Natural advirtió y comunicó que se había realizado el muestreo oportuno. El organismo provincial envió a personal propio, que realizó inspecciones en diferentes puntos del río.

Al respecto, Aragón ha llamado “a la calma a la ciudadanía ante unos hechos que están siendo convenientemente investigados y esclarecidos” y ha explicado con detalle todas las intervenciones realizadas desde la tarde de ayer.

El alcalde, Ernesto Marín, acompañado de Aragón, se trasladó al lugar donde en estos momentos están trabajando los técnicos para comprobar in situ cómo se está desarrollando la labor de investigación y limpieza.

Varias hipótesis

En la actualidad, se manejan varias hipótesis sobre cuáles pueden haber sido los hechos ocurridos. En palabras de Aragón, “lo más probable es que un camión cisterna haya vaciado su contenido en una arqueta de pluviales de la zona de El Pilar de manera descontrolada. El material es oscuro, denso y tiene un olor muy característico a hidrocarburos. Los primeros análisis demuestran la presencia de aceite, gasoil y detergente en el efluente”.

Aunque aún es pronto para evaluar los posibles daños originados por este vertido, también fueron advertidos los responsables de los esteros colindantes al cauce del río para que se abstuvieran de “tomar mareas”, como coloquialmente se conoce a la apertura de compuertas para hacer acopio de agua.

La actuación de la Junta

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha colocado dos barreras absorbentes y mantas del mismo material en el caño de la desembocadura del río Iro, ubicado en el término municipal de Chiclana donde el viento y la marea ha concentrado la mayor cantidad de manchas del vertido de hidrocarburo detectado este viernes.

   Según ha indicado la Junta, el equipo desplazado a la zona seguirá trabajando durante todo el día y, del mismo modo, se sigue investigando la procedencia del vertido. Las muestras tomadas se enviarán al laboratorio que tiene la Junta en Palmones, en Los Barrios, para su posterior análisis.

   En cuanto a la afección al Parque Natural Bahía de Cádiz, señala que "aún es difícil de determinar", en tanto que no se avance en la recogida de hidrocarburos. No obstante, indica que existen "muchas manchas dispersas en las márgenes de la desembocadura del río con el caño de Sancti Petri".

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente recibiño en la mañana de este viernes aviso de presencia de manchas de hidrocarburos y fuerte olor en el cauce del río Iro, ubicado en Chiclana, por lo que inició una investigación.

   Según ha podido constatar el equipo de especialistas de la Consejería desplazado a la zona, se trata de un vertido de agua con hidrocarburos --por lo que la presencia de combustible es menor-- o aguas de sentina, que, por acción de la marea y la lluvia, ha generado varias manchas dispersas. Las manchas se encuentran en este momento en la desembocadura del río.

   La Junta de Andalucía ha explicado que está investigando el origen del vertido. Se han enviado a la zona agentes de Medio Ambiente, técnicos de calidad hídrica y una cuadrilla de trabajadores que recogen muestras para su posterior análisis. Además, se van a emplear barreras de protección y material absorbente para eliminar las manchas "en la medida de lo posible".

   En el lugar se encuentra también el director-conservador del parque Natural Bahía de Cádiz para evaluar posible afección al espacio natural. Asimismo, se han dado indicaciones a las explotaciones acuícolas y salineras para que cierren las compuertas y eviten así la entrada de agua con hidrocarburo a sus instalaciones.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Marín visita 'Tecnocorte', la mejor cooperativa innovadora andaluza
chevron_right
El Ayuntamiento concede una subvención al club ciclista 'Chamorro Ortiz'