Quantcast
El tiempo en: Andalucía
16/05/2021

CinemaScope

"El mundo de la política está lleno de perversiones", según Fernando Trueba

Seleccionada en Cannes 2020 y ganadora del Goya a la mejor película iberoamericana, el próximo 7 de mayo llega a los cines españoles "El olvido que seremos"

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Seleccionada en Cannes 2020 y ganadora del Goya a la mejor película iberoamericana, el próximo 7 de mayo llega a los cines españoles "El olvido que seremos", la historia del médico y activista colombiano Héctor Abad Gómez, que el director Fernando Trueba concibe como un relato del "paraíso perdido".

El discurso humanista y sosegado que encarnaba el colombiano, asesinado por los paramilitares en 1987, adquiere una resonancia especial en plena campaña electoral en Madrid, donde Trueba ha presentado hoy la película, acompañado por su protagonista, Javier Cámara.

"Los políticos, para bien y para mal, se parecen a la calle, son gente como todos, lo único que quizá viven en un mundo más irreal porque tienen asesores que les indican 'no digas esto, di lo otro' y se pierde cualquier verdad por el camino, está lleno de perversiones el mundo de la política", señala el ganador de un Oscar por "Belle Epoque" (1992).

Comprometido con la salud pública y con los más desfavorecidos, la figura de Abad Gómez tuvo un gran impacto político y social en Colombia -donde la película se estrenará a principios de junio-, pero Trueba pone el foco en la esfera familiar, en lo íntimo, fiel al espíritu del libro homónimo que Héctor Abad Faciolince publicó en 2005 para mantener vivo el recuerdo de su padre.

"Yo quería contar el paraíso perdido, el dolor de perder; siempre estamos buscando la felicidad, pero no sabemos bien en qué consiste hasta que la perdemos, uno va perdiendo la infancia, los seres queridos, muchas cosas y esta película habla de todo eso", subraya.

Abad Faciolince escribió esta novela testimonial 20 años después del asesinato, para que sus propios hijos conocieran a su abuelo, pues una tenía un año y el otro no había nacido cuando murió, pero el libro se convirtió de forma inesperada en un éxito de ventas.

"Es un libro que te habla desde el corazón, te dice las cosas de una manera muy especial, por eso no se lo regalas a cualquiera sino a gente especial, cercana y que conoces íntimamente y sabes que les va a afectar como a ti", afirma Trueba.

Casualmente fue el director madrileño quien, cuatro años antes de hacer esta película y sin tenerla entre sus planes, le regaló la novela a Javier Cámara, a quien el autor eligió personalmente para el papel porque le recordaba a su padre.

"Cuando me dijo eso pensé que no había escapatoria, me dio miedo y también muchas ganas porque el libro me fascinó cuando lo leí, lo lloré y lo subrayé", recuerda el actor, que adquiere un sutil acento paisa en su interpretación.

"Tuve mucha ayuda con el acento, que es lo que más llama la atención a la gente, pero a mi lo que más me imponía era el alcance social que tenía el doctor, lo viva que está su memoria", destaca Cámara, y confiesa que tomó conciencia al respecto cuando puso por primera vez un pie en Medellín.

Entre muchos detalles, el actor riojano destaca un momento del rodaje en el exterior de la facultad de Medicina, que lucía una gran pintada con la cara de Héctor Abad y una frase suya. Pensaba que lo habían hecho para la película cuando le dijeron que no, que eso llevaba ahí 40 años, en honor al doctor.

"Fue un líder, atacado por unos y otros porque decía la verdad, llegaba dos horas antes a la consulta para atender a colas de gente que no tenía dinero, subió a las comunas más peligrosas para hacer llegar el agua, daba clases de salubridad, puso las primeras vacunas del tifus y la viruela", enumera.

"El olvido que seremos" es una producción colombiana, se rodó allí con equipo local y el resto del reparto es también colombiano. En principio estaba previsto su estreno en salas en ese país el 1 de mayo, pero se ha tenido que retrasar de nuevo debido a la covid, explica Trueba.

El cineasta está convencido de que cuando las condiciones sanitarias vuelvan a la normalidad, el público volverá a las salas de cine.

"Necesitamos ir al cine, al teatro, a conciertos, son alimento de nuestra vida", señala, "las plataformas están ahí para quedarse pero igual que antes las películas se veían en el cine y luego en la televisión, ahora están las plataformas, que es otra forma de televisión". 

COMENTARIOS