El tiempo en: Andalucía
28/02/2021

Última Columna

El autobús Sin Conductor una iniciativa de (I+D+P)

Toda tecnología que se aplique a la economía debe suponer generar riqueza para todas y todos

Publicado: 20/02/2021 ·
12:03
· Actualizado: 20/02/2021 · 18:58
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Rafael Fenoy

Rafael Fenoy se define entrado en años, aunque, a pesar de ello, no deja de estar sorprendido cada día

Última Columna

En este blog se pretende compartir análisis, reflexión y algo de conocimiento contigo persona lectora

VISITAR BLOG

 

 

Noticia en portada de la prensa Malagueña: El primer autobús sin conductor de Europa iniciará su actividad este sábado en Málaga. El proyecto AutoMost de Innovación y Desarrollo, ha recibido una financiación de 9 millones de euros. Siendo en realidad una iniciativa de (I+D+P), es decir investigación, desarrollo y paro

Nadie parece ponerle peros a esta iniciativa. Eso sí se advierte, para general tranquilidad, que “pese a que conceptualmente se habla del primer autobús "autónomo"”. La empresa aclara que en "todo momento" estará presente un conductor supervisor, pues, de momento, hay partes del itinerario que precisan que se conduzca el autobús manualmente y afirma que “por seguridad siempre debe haber un chófer supervisando.”

Dicho esto, no se acaba de comprender la “ventaja” de ir viajando en manos de una o varias máquinas, si como dicen “siempre” estará presente un conductor humano. Parece más bien que las grandes compañías de transporte están optando por prescindir de las personas conductoras y utilizar sistemas automáticos, máquinas, que dicen “inteligentes” para reducir gastos y evitar conflictos laborales con las personas empleadas. El 5G, el internet de las cosas y la robótica, están provocando despidos masivos y las cotas de desempleo se disparan, sin que nadie le ponga remedio. Porque podrían los poderes públicos indagar sobre soluciones a tanto desempleo. ¿En que se emplea recursos públicos para investigar? En el caso que nos ocupa precisamente los dineros públicos se emplean para destruir empleo con la justificación de “Avanzar en la automatización del transporte colectivo” Toda investigación debe orientarse a resolver problemas, encontrar soluciones. Y el principal problema que aqueja la economía española es el desempleo. 

En este caso, como en casi todos, las grandes inversiones se aplican a conseguir mayores acumulaciones de plusvalía, mayores beneficios, para que las acumulen las iniciativas privadas. El dinero de toda la ciudadanía más que aplicarse a resolver los graves problemas de desempleo se usa para alentar esta diabólica aplicación de las “tecnologías” que están produciendo la salvaje introducción en masa de tecnologías robóticas (inhumanas). Que deberían siempre, siempre, estar al servicio de la mejora de la calidad de vida de las personas. Y estaría bien que trabajaran las máquinas, pero no a costa de sembrar la miseria entre la clase trabajadora.

Esto viene sucediendo desde finales del siglo XVIII con la llegada de las primeras máquinas de vapor y los ingenios que ellas movían. Millones de personas se encontraron de la noche a la mañana sin trabajo, sin jornales, sin pan que llevar a sus familias, hambre y enfermedades diezmaron la población trabajadora, empujándola a éxodos salvajes desde los campos a las ciudades intentando sobrevivir. El costo humano inmenso e injusto se viene pagando para que unos pocos atesoren riquezas inimaginables. Avanzan estas políticas tecnológicas por un sendero al borde de un precipicio y hay tramos del camino que ya no existen, si no se pone remedio más de un acaudalado comenzará a preguntarse ¿para qué sirve laboralmente la vida humana? y entonces estaremos inmersos en el exterminio.

 Toda tecnología que se aplique a la economía debe suponer generar riqueza para todas y todos. Se impone que las maquinas paguen impuestos, y muy altos, para que de esta forma las personas que se quedan sin trabajo puedan vivir dignamente mirando cómo estas tecnologías les alivian de las fatigas del trabajo para contento general del pueblo.

Fdo Rafael Fenoy Rico

COMENTARIOS