El tiempo en: Andalucía
Lunes, 23/11/2020

Campo de Gibraltar

Castellar decreta dos días de luto por la muerte de María Avilés

Es la última de la familia, Hijos Predilectos de la localidad, que residía en su casa natal en el Castillo. Ha muerto a los noventa años

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Banderas a media asta en Castellar.

El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera ha decretado dos días de luto oficial por el fallecimiento de María Avilés, Hija Predilecta de la localidad. María era la última de las hermanas que permanecía viviendo en su casa natal del Castillo de Castellar y ha fallecido a los noventa años. Los hermanos Avilés-Gallego son Hijos Predilectos de la localidad chisparrera por su vínculo con el Castillo.

 El alcalde de Castellar, Adrián Vaca, en nombre de la Corporación Municipal, manifiesta el pesar por el fallecimiento de María Avilés, que fue nombrada junto a sus hermanos Miguel, Pilar, Rafaela, Magdalena y Francisco, Hija Predilecta de Castellar de la Frontera por decreto, el 19 de enero de 1996, una distinción que recogieron con Honores el 5 de febrero de ese mismo año.

Vaca ha recordado que los hermanos Avilés-Gallego fueron merecedores de esa concesión por ser parte de la realidad del Castillo. Como reza en el decreto “Habiéndose distinguido durante toda su vida por cuidar, preservar, mantener y colaborar, no sólo con la buena imagen de sus instalaciones, sino a defender los intereses del enclave histórico, contribuyendo, en todo momento, al buen cuidado de tan importante núcleo, origen de esta ciudad desde su Fundación”. Y continúa el mismo documento así, “durante decenas de años, la familia Avilés Gallego ha mantenido la antorcha de la protección sobre tan singular enclave, heredando de sus padres y abuelos el cuidado por el entorno, el medio cultural, natural y social”.

Los hermanos Avilés-Gallego que se quedaron en el castillo una vez construido Castellar Nuevo, forman parte del patrimonio cultural de este pueblo. Sus macetas de lunares han sido fotografiadas por miles de viajeros durante décadas.

El fotógrafo sevillano Atín Aya, los inmortalizó en un retrato de familia que ha recorrido el mundo en exposiciones internacionales.

La bandera de Castellar de la Frontera ondea a media asta y luce crespón negro por estos hechos luctuosos. Mañana a las 10.00 horas se realizará responso en el tanatorio de La Línea y acto seguido se procederá a su entierro en el cementerio del Castillo de Castellar de la Frontera.


COMENTARIOS