El tiempo en: Andalucía
Lunes, 23/11/2020

Campo de Gibraltar

Tres acusados de emitir casi 7.000 TN de CO2 de vehículos retirados

La Guardia Civil investiga a los responsables de dos centros de decontaminación de La Línea y Algeciras por el tratamiento incorrecto de los gases refrigerantes

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de archivo del Seprona.

La Guardia Civil investiga al administrador y al encargado de operaciones, de un centro de descontaminación de vehículos en La Línea de la Concepción y a una tercera persona en otro centro de descontaminación en la localidad de Algeciras. El Seprona estima que son responsables de la emisión de 6.780 toneladas de CO2 a la atmósfera con el incorrecto tratamiento de los gases refrigerantes del sistema de aire acondicionado de los vehículos.

Se les imputan delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente por la emisión de gases refrigerantes a la atmósfera, sustancias que agotan la capa de ozono y que pueden ocasionar el denominado efecto invernadero, así como por otros vertidos peligrosos al medio ambiente.

La primera de las investigaciones se inició a finales de 2019 y finalizó a principios de 2020. En la misma fue investigado el administrador único de un desguace de Algeciras por los continuos vertidos peligrosos generados por una mala gestión de los restos de los vehículos de uso particular entregados a dicha empresa.

La segunda investigación, finalizada a principios de noviembre, se centró en dos personas, al administrador único y al encargado de operaciones del centro de descontaminación de vehículos al final de su vida útil y gestor de residuos metálicos en La Línea. Se les investigó por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por posible afección al suelo como consecuencia de la gestión irregular de los residuos.

Según las estimaciones de la Unidad Técnica de la Oficina Central de Medio Ambiente de la Guardia Civil (Madrid), se produjo la emisión a la atmósfera de unas 6.780 toneladas de CO2.

La emisión de estos gases es especialmente perjudicial para la capa de ozono, además del riesgo que conlleva tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas.


Tras la finalización de su vida útil, los residuos que se producen necesitan de un tratamiento para su correcta eliminación. En las inspecciones que ha realizado el Seprona, se ha podido comprobar la falta de control e incorrecto tratamiento de dichos residuos por parte de las empresas referidas.

Para llevar a cabo una gestión correcta de los residuos, los Centros Autorizados de Tratamiento de vehículos al final de su vida útil (C.A.T.) deben proceder a la descontaminación de estos vehículos en el plazo máximo de 30 días desde su recepción, lo que se consigue con la retirada de todas las partes y/o elementos que se consideren residuos peligrosos (según la Lista Europea de Residuos Peligrosos), tales como aceites, líquido de frenos, líquido refrigerante, filtros de aceite, gases refrigerantes, carburante, etc.

La investigación se centró en la falta de descontaminación de los gases refrigerantes del interior de los vehículos, el aire acondicionado, los cuales deben ser extraídos con el equipo apropiado, introducidos en botellas homologadas y entregados a gestores autorizados.

La falta de esta gestión hace ahorrar costos económicos y tiempo, por lo que esta mala gestión se motiva por este significativo ahorro.

COMENTARIOS