El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Campo de Gibraltar

Verdemar denuncia el incumplimiento del Puerto de Algeciras con la Agenda 2030

El colectivo ecologista pide conocer el destino de los fondos europeos en materia medioambiental en el caso de la APBA

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Instalaciones portuarias.

Verdemar Ecologistas en Acción ha denunciado que la  Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) “lleva años incumpliendo la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de los puertos”.

El colectivo ecologista recuerda que dicho documento, firmado en 2015 por los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de Naciones Unidas, representa el compromiso internacional para hacer frente a los retos sociales, económicos y medioambientales de la globalización, “poniendo en el centro a las personas, el planeta, la prosperidad y la paz, bajo el lema de no dejar a nadie atrás”.

Según el grupo conservacionista, “la APBA ha estado maquillando informes a Puertos del Estado y al conjunto de las administraciones para seguir rellenando la Bahía de Algeciras, destruyendo las playas y los espacios protegidos”.

Verdemar ha denunciado estos hechos ante los organismos internacionales y sostiene que “es necesario investigar cómo se gastan los fondos europeos cuando están desapareciendo Espacios Protegidos en la Red Natura 2000, (Paraje Natural del Estuario del río Palmones y playas del Parque Natural del Estrecho). La APBA no cumple muchos de los objetivos  con un horizonte medioambiental sostenible”.

“Ni por asomo, se han marcado el compromiso de asumir los daños  provocados con los rellenos en la Bahía de Algeciras en las playas”, abundan desde la entidad.

Para Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar, “la APBA lleva una política nefasta en la optimización del agua, consumo de energía, movilidad, reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera, gestión de residuos portuarios, evitar vertidos al mar desde buques, fondeos de buques en fondos de interés subacuático, sigue regalando fondeaderos fuera de las aguas a buques de Gibraltar en las costas de La Línea de la Concepción, etc. Esto hace que los buques tengan que ocupar continuamente zonas junto al fondeo de grado A del Parque Natural del Estrecho”.


Verdemar ha interpuesto denuncia ante el comisario de Medio Ambiente Océanos y Pesca de la UE, Virginijus Sinkevicius, y ante la Red Natura Europea, por “el incumplimiento de los apartados 2 y 3 del artículo 6, que aspiran a evitar cualquier efecto negativo apreciable sobre lugares Natura 2000. Están a punto de desaparecer  hábitats de interés comunitario en el LIC Marismas del río Palmones (ES6120006) ZEPA y ZEC. nº 2120 Dunas móviles de litoral con Ammophila arenaria (dunas blancas), Dunas con vegetación esclerófila de Cisto Lavanduletalia”.

Por otra parte, señalan, también “se han documentado los problemas acaecidos en la playa de Getares ante las importantes pérdidas de arena que se manifiestan en la zona norte de la misma”.

“Hacia 1994/95, la APBA realizó un importantísimo dragado de arenas (1.500.000 m3) para rellenos portuarios que denunció Verdemar cuya planta escalonada presentaba zonas de dragado a las -20 m, -25 m y -30 m, desde la batimétrica -15 m. A partir de dicha actuación, “se ha manifestado una clara pérdida de arenas en la zona norte de la misma, a partir de un pequeño roqueo existente y en una longitud aproximada de 350 metros, donde afloran cantos rodados en la playa emergente, que aunque mantienen estable la línea de costa, imposibilitan en gran medida, el uso público de la playa. Zona Especial de Conservación el Lugar de Importancia Comunitaria ES6120032 Estrecho Oriental de la región biogeográfica mediterránea de la Red Natura 2000”, indican.

“La APBA con más de 700 hectáreas rellenadas en la Bahía de Algeciras ha provocado un colapso en la Red Natura 2000 sin precedentes que debe tener una respuesta en la sociedad civil de los habitantes del Campo de Gibraltar. Estos espacios protegidos por la UE han quedado atrás junto con sus habitantes desarraigados”, sostiene Verdemar.

COMENTARIOS