Actualizado: 23:30 CET
Sábado, 24/10/2020

Jerez

“Hemos hallado nuestro sitio en la oposición. Somos referencia para mucha gente”

El parlamentario socialista, Manuel Jiménez Barrios, pone el acento en el liderazgo que está ejerciendo su partido desde la oposición

  • Manuel Jiménez Barrios
  • “El Andalucía en marcha tiene seis proyectos fundamentales y ninguno es para la provincia de Cádiz”
  • “Pasamos ocho meses de duelo, pero hemos recuperado un gran diálogo con mucha gente”
  • “No solo creo que Susana Díaz es la mejor para liderar al PSOE-A, sino que trabajaré para que lo sea”

Muy próximo el ecuador de la actual legislatura andaluza, el parlamentario socialista por la provincia y exvicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, pone el acento en el liderazgo que está ejerciendo su partido al frente de la oposición, como base fundamental de la estrategia que, entiende, debe llevarles de nuevo a presidir el ente autonómico, y, siempre, con Susana Díaz al frente del proyecto.           

“Ahora mismo hay una falta de liderazgo del PP a nivel provincial que afecta al olvido de Cádiz”

 

Cuando empezábamos a sacar cuello tras la crisis de 2008, nos llega ahora esta crisis. ¿Cree que nos hemos equivocado estos años al apostar por un modelo productivo que está dejando ahora más paro y precariedad?

–Creo que no es un problema de equivocación. Los contextos históricos no se miden de golpe en un segundo, teniendo en cuenta que veníamos de un atraso histórico como consecuencia de la división del país en zonas industriales en el norte por decisión política en la dictadura, y para ello Andalucía ha tenido que correr mucho para situarse en la posición actual. La crisis 2008 nos golpeó duro entonces y ha vuelto a ocurrir lo mismo. Cuando estábamos en una senda de crecimiento nos ha tocado la pandemia, que ha tenido consecuencias sanitarias y desde el punto de vista de la economía. En 2008 fue el sector turístico el que soportó mejor la crisis, pero que como es un problema de confinamiento, movilidad y transporte, quien más lo sufre es el sector turístico. Pero creo que saldremos de ésta. Lo importante, sin olvidar que se contengan los contagios y que la sanidad esté a la altura, es tener planificación de presente y futuro para, a partir de todo lo que ha ocurrido, ser conscientes de que hay que aplicar ahora los dineros que el Gobierno de España ha logrado de la UE para ponernos a punto y saber afrontar las cuestiones que puedan venir de ahora en adelante.

Ustedes detectaron un problema de modelo hace unos cinco años y llegó una importante suma de dinero para la provincia, a través de la ITI, y el Gobierno actual le responsabiliza a ustedes, y hablan de fracaso de la ITI, y ustedes responsabilizan al nuevo gobierno de no desarrollar los proyectos que dejaron planteados. ¿Se puede decir que la ITI ha sido un fracaso?, ¿y un fracaso de quién?, ¿por qué no se hace autocrítica?

–No me creo que un responsable del actual gobierno de la Junta que diga que la ITI es un fracaso. El Gobierno va a cumplir dos años y solo se dedica a lo que hicieron los socialistas, pero hay que dar argumentos para que la gente los pueda entender. La ITI fue una idea que partió de nosotros, que logramos convencer a la UE de la necesidad de situar a Cádiz con una medida excepcional. Conseguimos 386 millones de fondos europeos. Se hizo en el marco de los fondos 14-20, pero solo se pone en marcha en el 17, porque en ninguna parte empezaron antes de la 17. Por lo tanto, la fase de gobernanza de la ITI comenzó en 2017, y como era una medida excepcional para el desempleo había que hacerla de abajo a arriba. Hicimos mesas sectoriales con todos los agentes económicos y sociales de la provincia para elaborar un plan. Y nos llevamos más de un año en ese diseño. En 2018 empezamos ya a desarrollar los primeros proyectos que ya tenían que contratarse y redactarse para su ejecución, y llegaron las elecciones. Cuando llega el nuevo Gobierno a la Junta se encuentran con proyectos tan importantes ya redactados como el centro de fabricación avanzada, el centro tecnológico del motor de Jerez, el centro del Olivillo... Una serie de proyectos que tenían como objetivo la transformación de la provincia de un lugar al que venían las empresas al olor de las subvenciones y se las llevaban a lo contrario, a fijar en el territorio investigación, innovación y conocimiento. Dos años han transcurrido y aparte de echarnos la culpa de todo, pocas cosas han avanzado; lo último, abandonar en Jerez el proyecto del sendero del Guadalete, que formaba parte de un entramado perfectamente organizado, junto con el Museo del Flamenco, el Museo de Camarón, el Paco de Lucía, de forma que hubiera cultura, turismo, economía... para que la provincia diera un salto. La realidad es que dos años después no hay nada. Si les preguntas en el parlamento a los consejeros no salen de "los socialistas tienen la culpa". Pero los socialistas somos ahora el partido que está en la oposición. Ellos llevan el gobierno, y tienen ahí el dinero y por delante tres años para ejecutarlo. El marco tiene tres años de carencia. El otro día en la discusión sobre el hospital de Cádiz terminé por decirles que en vez de dedicar tiempo al enfrentamiento con el PSOE por qué no hacen algo para lo que gente espera que estén en el Gobierno. Redacten el proyecto, háganlo y después si quieren se meten con la oposición. Es un rasgo antidemocrático decir que como los de antes no lo hicieron, yo no tengo por qué hacerlo, y además no podemos protestar porque no lo hicimos. Es un rasgo muy autoritario el pretender que por estar en la oposición no tenemos derecho a explicar a los ciudadanos lo que ellos no son capaces de hacer. 


Ellos precisamente lo que dicen es que han salvado muchos proyectos, pero que había otros que eran "humo", como el centro del motor.

–Puede preguntar a la alcaldesa de Jerez cuál ha sido el tratamiento que le han dado al centro del motor. Primero que no era posible porque la agencia Idea no tenía la autorización legal para hacerlo. Y era absolutamente falso. E iban poniendo pegas, una tras otra. Con el centro de fabricación avanzada ha ocurrido lo mismo. Era un proyecto para el desarrollo de innovación y tecnología entre Airbus y Navantia. Navantia puso el suelo y la nave. Está construido y dos años más tarde no hay nada, y ni siquiera saben explicar para qué era, que era para que las empresas vinieran aquí a investigar y hacer más competitiva la provincia.

La Junta ha presentado un plan de infraestructuras, y ustedes han dicho que es un plan fantasma, ¿para la provincia o para Andalucía?

–El Andalucía en Marcha, copiado de la campaña de Macron, no ha aparecido aún en el BOJA, ni se ha aprobado en Consejo de Gobierno. No existe. Un plan como el presentado con propaganda por Moreno Bonilla, con 3.500 millones de euros, no está en ninguna parte. No existe. El ejemplo de Cádiz es paradigmático, porque dicen que en el Plan hay seis proyectos fundamentales para Andalucía con iniciativa público privada, pero ninguno de ellos es para Cádiz. Y cuando le preguntamos qué hay para la provincia nos dicen que la terminación del tranvía de la Bahía. Y eso es de traca. Se han encontrado el proyecto del tranvía al 98% de ejecución y dicen que lo van a terminar con un plan extraordinario de inversiones. Hay que ser más serios. No incluyen el segundo hospital para Cádiz, no incluyen la Ciudad de la Justicia de Cádiz, que ya tenían el dinero para la redacción del proyecto, no incluyen Valcárcel, con dinero comprometido. Y Cádiz no aparece. ¿Por qué? Porque ahora mismo hay una falta de liderazgo político a nivel provincial por parte del PP, que es al que le correspondía liderarlo. Nadie lidera proyecto de ningún tipo. Solo culpan al PSOE. Pero más allá del rifirrafe político no hay razón para explicar la situación. Vino Juan Marín a explicar el Andalucía en Marcha y sorprendentemente no trajo ningún proyecto dentro de lo que uno espera. Es humo y un olvido falto de liderazgo.

Ecologistas han solicitado ampliar el espacio protegido del parque natural de la Bahía, lo que afectaría al proyecto de Las Aletas, ¿qué le parece esa idea que convertiría la zona en un centro ambiental o si considera que hay que mantener la idea original del proyecto, como suelo industrial para la Bahía?

–Yo participé en inventar la propuesta que hicimos tras la sentencia de Las Aletas. Esa propuesta se llamaba Lógica, con el sentido de integrar el puerto de Cádiz, la Zona Franca de Cádiz, los ayuntamientos de Cádiz y Puerto Real, y el Consorcio de las Aletas. Todo el mundo la acogió bien. Dejamos una propuesta redactada en documento público. Ahora, dos años más tarde, no sé qué preguntarle a la Junta sobre qué pasa con ese proyecto, que depende asimismo del Gobierno central. A mí me parece que tras la doble sentencia, una vez que tenemos la tranquilidad de que la mitad de ese suelo ya está calificado urbanísticamente, por qué vamos a renunciar para utilizarlo para la industria, cuando además es un sitio que desde el punto de vista de la logística está situado de forma extraordinaria. El objetivo es liberar espacio del puerto para situar ahí a empresas importantes alrededor del bajo de la Cabezuela, con tren, la nueva terminal de contenedores de Cádiz y el puerto de Cádiz con la Zona Franca. Es un proyecto que entiendo que tiene plena vigencia, pero lo que no entiendo es que el gobierno de la Junta no impulse algo junto al Gobierno de España que tiene 88 millones de euros en cuentas corrientes que no han sido ejecutados.  

Empieza la tramitación de los presupuestos de la Junta para el año próximo. ¿El PSOE se plantea apoyarlos o es algo impensable?

–Nosotros somos un partido de gobierno, responsable, con experiencia. Somos conscientes del momento tan delicado que vive la provincia, Andalucía y España en este momento, y por tanto somos los primeros en pedirle al gobierno de la Junta que nos llame para sentarnos y trabajar conjuntamente. Ya hemos tenido una primera reunión con el consejero de Hacienda, pero le hemos pedido que nos muestre las cuentas, el gasto ejecutado durante la pandemia y lo que para intentar paliarla y ponerle más medios cuánto se va a poner, pero al día de hoy no sabemos nada de esas cifras. Al mismo tiempo, nos enteramos que ya han asegurado que tienen cerrado el acuerdo presupuestario para 2021 con Vox. Tan es así, que el debate de la comunidad lo han adelantado para que la intervención del presidente de la Junta no coincida al mismo tiempo que el discurso de Abascal en el Congreso. La dependencia de Vox de este gobierno es tan importante que, aunque traten de ocultarla, han cambiado la fecha por esa circunstancia. Nosotros en el presupuesto, la mano tendida y voluntad de diálogo, ya que la gente lo que quiere es que lleguemos a acuerdos.

¿Le asquea o chirría la política que se está haciendo ahora?

–No me encuentro muy bien en ese rifirrafe. Procuro no entrar en descalificaciones, pero haría una reflexión de acuerdo con lo que me dijo un viejo militante socialista el otro día. Me decía, ¿no te das cuenta que cuando el gobierno lo pierde el PP, rompe las instituciones?. Y es cierto. No hace más que ver cómo tratan en el congreso al presidente y al vicepresidente. Eso hace que la sociedad no entienda que la política hoy no le sirve para lo que debe ser.  

También hay históricos militantes del partido que están criticando al Gobierno central, ¿comparte esas críticas?

–Siempre que se hacen con respeto se comparten. 

Sí, pero le pregunto por las ideas no por las formas.

–Evidentemente. La crítica no porque hay situarse también en lo que ha ocurrido. El PP y Cs han posibilitado el gobierno que tenemos. El PSOE gana y no había otra alternativa posible, puesto que ni PP ni Ciudadanos fueron capaces de buscar una fórmula que evitara lo que ellos dicen ahora que es una aberración, cuando gobernar con Podemos no es más que el resultado de la práctica de la aritmética democrática que tenemos. Nadie va a olvidar en este país que Albert Rivera tuvo en sus manos la formulación de un gobierno como ellos llaman centrado. El que tuvo la opción de conseguirlo optó por el disparadero, tuvimos que ir a unas nuevas elecciones, volvió a ganar el PSOE, ellos sacaron lo que sacaron, y las mayorías parlamentarias hay que formarlas, pero ¿no es legítimo un gobierno del PSOE apoyado por Podemos y sí lo es un gobierno en Andalucía apoyado por la ultraderecha? No lo logro entender.

Hablamos del PSOE andaluz. La última encuesta no les es muy favorable. ¿Por qué dicen que no se la creen?

–Como nos la vamos a creer si ha sido el hazme reír de todo el mundo. Pida las tripas de esa encuesta y podrá comprobarlo. La encuesta la hace la Junta. Si la hubiera hecho yo siendo consejero me habrían fusilado, políticamente hablando. La hace el Centro de Estudios Andaluces, dependiente del señor Bendodo, que es un trilero como todo el mundo conoce. Contratan el trabajo de campo a una empresa de Valencia, pero quien dirige la encuesta es el director del Centro de Estudios Andaluces y quienes cocinan la encuesta son dos asesores de Bendodo. Que venga Dios y lo vea. Es muy sencilla de explicar. Una semana antes los periódicos daban una caída de 18 diputados del PP en España, y una semana después esta encuesta que sacan 12 parlamentarios más. Eso no hay quien se lo crea. 

¿Usted no cree que el PSOE en Andalucía está a la baja?

–Yo lo que creo es que mientras más dureza emplea el PP andaluz contra Susana Díaz es porque más le temen. Nosotros tenemos nuestras encuestas y estamos pegados a la tierra. 

Pero no me ha contestado

–No está a la baja. Quería decirle que hemos recuperado un gran diálogo con mucha gente. No hay sector social con alguna dificultad con el Gobierno que no se reúna con el PSOE. Hemos encontrado nuestro sitio en la oposición. Evidentemente tuvimos siete u ocho meses en los que el duelo hubo que pasarlo, pero ahora hemos encontrado el sitio. No hay conflicto social, problema, intereses de colectivos, que no encuentren en el PSOE a su referencia.

¿Cree que la renovación del liderazgo del PSOE es necesaria ahora?

–Eso es muy difícil. Ahora mismo tenemos una secretaria general en plena forma, un PSOE que está activo, tenemos una situación de pandemia que obliga al partido a dedicar todos sus esfuerzos a luchar contra el virus y resolver los problemas que va a generar en la economía. Ahora no es el momento de pelearnos por las cuitas internas, teniendo en cuenta que habrá un congreso dentro de un año o año y medio. Y el hecho de que Moreno, Bendodo y Marín utilicen nuestros problemas orgánicos en el Parlamento nos causa una enorme indignación.  

Usted sabe muy bien que dentro del PSOE hay un sector crítico.

–En nuestro partido siempre ha habido sectores críticos, un movimiento orgánico importante, es un partido vivo, con gente a un lado o al otro, pero al final es el único partido que vertebra al país, porque somos el mismo PSOE de hace 140 años. Quienes apoyamos y votamos la Constitución. Mire al congreso y verá que la mayoría de formaciones no participaron en ese proceso. Mi partido se adecuará al momento y al contexto que venga, pero ahora mismo tenemos una secretaria general a la que el gobierno de la Junta le tiene mucho miedo. Lo que no tenemos que hacer ahora en el PSOE es no darle excusas a la derecha para que hable de nuestros problemas, cuando lo que tenemos que hacer es hablar de los problemas de la gente.

¿Cree usted que Susana Díaz es la persona que mejor puede liderar el PSOE andaluz?

–No solo lo creo, sino que voy a trabajar para que lo siga siendo.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Opinábamos que usted era el sucesor de Susana Díaz, ¿seguirá siendo ese sucesor de cara al futuro de la Junta o hay que hablar de todos los candidatos?

–Ni he sido sucesor ni lo voy a ser. Tenemos una gran secretaria general que está luchando para volver a recuperar la Junta de Andalucía para los intereses generales de los andaluces. Ese es nuestro trabajo y no veo necesidad de hablar de lo orgánico. La gente ahora lo que no le interesa es oirnos hablar de nosotros mismos. No es el respeto que le debemos a la ciudadanía.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Rescatan a 14 hombres a bordo de una patera de madera
chevron_right
Ecologistas alertan de una "gran mortandad" de peces en el río Guadiaro