Actualizado: 19:37 CET
Lunes, 03/08/2020

Campo de Gibraltar

Detenido el armador del Rúa Mar en una operación antidroga

Más de 200 agentes de Policía Nacional y Agencia Tributaria actúan en el Campo de Gibraltar contra una red que transportaba hachís en barcos pesqueros

  • Registros en Algeciras.

La Policía Nacional ha detenido a Pedro Maza, armador del pesquero Rúa Mar, que naufragó el pasado 23 de enero a unas siete millas de Tarifa con sus seis tripulantes a bordo, y a varios de sus familiares, en una operación contra las redes de narcotráfico en el Estrecho a través de pesqueros, han informado fuentes policiales. En total, hoy han sido detenidas seis personas, si bien la investigación sigue abierta y no se descartan nuevos arrestos.

Además, se ha tomado declaración a varias personas investigadas por estos mismos hechos. Entre los investigados figura el padre del armador, Pedro Maza, presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras, según han informado fuentes próximas a la investigación.

La esposa del armador y su hermano han sido detenidos en el marco de la operación Matraca, en la que unos 200 agentes de la Policía y la Agencia Tributaria se han desplegado por Algeciras y otras localidades del Campo de Gibraltar.

La operación, una causa declarada secreta por el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, se dirige contra redes que utilizan pesqueros para transportar hachís desde Marruecos, o desde barcos en aguas marroquíes, hasta las costas españolas.

En la operación, los agentes han detenido también a un miembro los Pantoja, uno de los clanes más fuertes del tráfico de hachís en el Estrecho de Gibraltar, y también su líder, Jesús Heredia, alias Pantoja.

Éste, considerado en la actualidad el capo más importante de la droga del Campo de Gibraltar, fue detenido por otra causa judicial el pasado 24 de mayo en una lujosa zona de Chiclana de la Frontera en la que estaba con su familia.


Había escapado un mes antes a una redada en la que cayó gran parte de su clan.

En prisión, le ha sido notificado hoy que ahora también se le ha detenido por la operación Matraca.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que el Rúa Mar trabajaba para transportar a España hachís que, supuestamente, recogían desde otros barcos, para el clan de los Pantoja.

Cuando naufragó, el Rúa Mar estaba siendo ya investigado dentro de la causa abierta por la Audiencia Nacional.

Registros en Algeciras.

El pesquero desapareció a las tres de la madrugada del pasado 23 de enero en aguas marroquíes, a unas siete millas de Tarifa, con sus seis tripulantes, dos de ellos tíos del armador y hermanos del presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras.

La radio-baliza envió su señal GPS y dio la señal de socorro, pero el barco después desapareció en el agua, a 28 millas (unos 50 kilómetros) al oeste de Cabo Espartel.

Aquel día hubo temporal, por lo que se entendió que esta pudo ser la causa del naufragio del palangrero.

Algunas fuentes cercanas a la investigación sospecharon que, al mal tiempo, se pudo unir que el pesquero podría llevar una carga de cerca de 3.000 kilos de hachís.

El mar sólo devolvió los cuerpos de dos de los tripulantes: el del patrón, Antonio Javier Maza, de 52 años, tío del armador y que estaba en el barco junto con otro de sus hermanos (ambos a escasos días de jubilarse) y el del marinero peruano Óscar Maquera.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado, junto con la Armada y otros cuerpos e instituciones, desplegaron uno de los dispositivos más grandes que se han establecido en la búsqueda de un barco, dentro de un naufragio que conmocionó a toda la provincia de Cádiz y a todo el sector pesquero.

La búsqueda del palangrero se dio por concluida el 27 de febrero tras haber rastreado, con medios como un sonar y un robot, durante un mes casi 10.300 kilómetros cuadrados en superficie y 546 kilómetros cuadrados bajo el mar, dentro de un dispositivo con un coste estimado de un millón y medio de euros y en el que no se pudo recuperar ni el barco ni los cuerpos de los cuatro tripulantes desaparecidos.

Los agentes, dentro de la operación "Matraca" han registrado varias viviendas, naves y locales, entre ellos la sede de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape) en el puerto de Algeciras.

En los registro se han intervenido dos vehículos de lujo que la red usaba para sacar droga del puerto, según fuentes próximas a la investigación.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Más de cien denuncias en Tarifa por incumplir medidas sanitarias
chevron_right
Villa Narco, la urbanización ilegal de 35 millones de La Línea