Actualizado: 18:38 CET
Jueves, 13/08/2020

Campo de Gibraltar

Hallan restos de al menos diez represaliados en Jimena

Los trabajo que sufrada la Diputación de Cádiz comienzan a dar frutos en el cementerio jimenato, donde encuentran dos fosas

  • Excavación en Jimena.

Las excavaciones en el cementerio de Jimena de la Frontera para buscar restos de represaliados del franquismo empiezan a dar frutos. Ya han sido localizados restos de al menos diez personas que fueron arrojadas a dos fosas comunes han sido localizadas hasta el momento por el equipo de arqueólogos.

Los restos de seis personas han aparecido en la fosa que fue localizada con las prospecciones y catas realizadas en julio del año pasado. Los de las otras cuatro han sido descubiertos en una fosa parcialmente alineada con la primera.

La segunda fosa descubierta se extiende hacia debajo de la crujía central levantada en los años 70 en este patio. En principio, para retirar los restos aquí hallados solo va a ser necesario romper el acerado que la rodea, pero no se puede descartar que bajo esta crujía existieran una o varias fosas con represaliados.

Las labores para la exhumación las comenzaron el pasado 1 de julio. Hasta el momento han excavado hasta un metro de profundidad y sobre una superficie de diez metros de largo y tres metros y medio de ancho. Ese espacio representa una cuarta parte del total de la superficie en la que está previsto intervenir.

Los trabajos se están ejecutando de forma manual y muy minuciosa. Esta exhumación está siendo muy diferente y más dificultosa, en el plano técnico, que la que se llevó a cabo en el cortijo del Marrufo, también en Jimena, en el año 2012.

La razón es que el patio del cementerio estuvo activo como lugar de enterramientos para personas sin recursos o abandonadas hasta los años 70. La del Marrufo se hizo en una claro del monte donde los únicos enterrados eran los fusilados.


Aquí, los arqueólogos, antes de llegar a las fosas de los represaliados, tienen que tratar con todo respeto y hacer los registros pertinentes con todos los restos de los enterramientos normalizados.

Han aparecido también varios osarios, cuyos restos hay que estudiarlos muy detenidamente, porque algunos enterramientos normales se hicieron cavando y rompiendo la continuidad de las fosas de los represaliados y algunos de sus restos acabaron desplazados por las nuevas tumbas o en los osarios.

Los trabajos, sufragados por la Diputación Provincial de Cádiz, están dirigidos por el arqueólogo Jesús Román y con él colaboran otras dos arqueólogas, una antropóloga y dos auxiliares. También se han sumado al equipo, como voluntarios, dos familiares, entre ellos un estudiante que es bisnieto de una persona fusilada y posiblemente enterrada en este cementerio.

Esta exhumación se realiza al amparo de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía aprobada por el Parlamento andaluz en 2017. El Ayuntamiento de Jimena también colabora y desde el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar espera que la Mancomunidad de Municipios ayude también en la financiación de estos trabajos que van a continuar al menos hasta mediados del mes de agosto.

Investigación
Román afirma que de todas las personas fusiladas en el municipio de Jimena es posible que en las fosas comunes del cementerio fuesen enterradas unas 35 ó 40. Estas víctimas no son solo las fusiladas en las sucesivas oleadas represivas (la del verano de 1936, la de la vuelta de la población huida a Málaga de febrero y marzo de 1937, y la del fin de la guerra en 1939), sino que “aquí se estuvo enterrando a represaliados hasta los años cincuenta. Documentadas están hasta esa fecha las muertes de guerrilleros antifranquistas o sus enlaces asesinados en aplicación de la Ley de fugas”, explica Román.

Estos enterramientos de guerrilleros o enlaces es posible que no estén hechos en fosas comunes, sino de manera individual, pero sí es posible detectarlos por los signos de violencia o disparos en sus restos y por la misma disposición poco respetuosa de los cadáveres.

La exhumación está recibiendo visitas de familiares que se interesan por la marcha de las labores y están esperanzados con poder hallar y dar un entierro digno a los restos de sus antepasados.

La relación de jimenatos fusilados en este municipio o en otros, incluidos los vecinos de otros municipios fusilados en éste, alcanza la cifra de 98 personas, según narra José Manuel Algarbani en su libro Y Jimena se vistió de negro.

A esa lista hay que sumarle los nombres de otras veinte personas facilitadas por familiares de asesinados a las que entrevistó un equipo del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar en 2019. Los nombres de esas veinte personas tampoco figuran en el cenotafio en memoria de las víctimas del franquismo que existe en el cementerio municipal desde hace varios años.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Los PCR de los dos barcos inmovilizados en Algeciras dan negativo
chevron_right
Verdemar pide contar con valor histórico y ambiental de Guadarranque