Actualizado: 10:08 CET
Sábado, 19/09/2020

Campo de Gibraltar

Arcángel inaugura las VII Jornadas Culturales Andaluzas en Los Barrios

La conferencia se cerró con una interpretación del himno de Andalucía por el propio cantaor flamenco

  • Arcángel.

El cantaor flamenco Arcángel ofreció anoche en el Hotel Montera una magistral conferencia ante una sala llena de partidarios del cantaor onubense. El ritmo en el Cante fue el título de la ponencia que impartió durante más de una hora.

Una conferencia que presentó la teniente de alcalde, Sara Lobato, que estuvo acompañada de la delegada de Participación Ciudadana, Inmaculada Domínguez, organizador de estas VII Jornadas Culturales Andaluzas.

Defendió que el método para aprender el flamenco "es escuchar, no existe un tratado de flamenco, excepto las grabaciones o lo que te dice el de al lado". 

Arcángel señaló que "en mi forma de entender el flamenco conviven con naturalidad un profundo conocimiento y respeto de la raíz de lo jondo con un interés incesante por encontrar nuevos caminos de desarrollo para el arte flamenco".

Destacó que "el flamenco es la elevación de la palabra" y reivindicó "mayor presencia del flamenco en las escuelas".

El cantaor onubense apuntó que “el conocimiento y la técnica son cuestiones distintas, pero ambas se necesitan”.

Arcángel apuntó que "el flamenco es un arte libre y como tal tiene que contar con libertad de expresión. Negarse al progreso de las cosas es un escudo de los ignorantes y de la gente que no quiere aprender".

Durante su intervención hizo hincapié en la técnica, "es un dialogo entre el ritmo y el cante, el ritmo del cante es igual que el ritmo de la palabra, parece fácil porque el que lo hace, lo hace de manera natural. No estoy en contra de la evolución del flamenco, pero siempre parto de un respeto a la tradición y el conocimiento".

"El flamenco y la música siempre aparecen ordenada, todo tiene un orden y el flamenco tienen tres notas q suben y tres notas que bajan", añadió.

Por último, el cantaor onubense matizó que “las raícesnunca se pueden perder, pero tampoco se debe perderde vista el horizonte. Creo que en la combinación deambas cosas está la virtud y el acierto. Me considerouna persona purista, porque creo en la tradición y creo en lo antiguo, pero también me considero una persona que, al haber vivido una cosa totalmente distinta de la  que  vivieron  las  generacionesanteriores, también tengo otras influencias”.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Una chirigota algecireña en cuartos de final del COAC
chevron_right
Ofertadas plazas libres para el programa de prácticas en empresas