HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 21:01 CET
Martes, 18/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Curioso Empedernido

Entre chuflas y mamarrachos

Nos perdemos siguiendo la actualidad entre venenos y morbos, procurando superar tristezas y desolaciones,  sin dejarnos llevar  por la rutina

La política del todo vale, y cuanto peor mejor no es nada recomendable, ya que más temprano que tarde termina cayéndote en la cabeza el escupitajo que has lanzado hacia arriba. El panorama se llena de chuflas y mamarrachos que cuanto más hablan y actúan mas evidencian su incompetencia.

Entre ridículos y estrafalarios  vemos como construyen relatos sin sentido que terminan por no creerse ni ellos mismos, mantienen actitudes sin ningún criterio y se terminan consolidando como unos payasos sin gracia. Dominados por brujos y magos, con muchos problemas y pocas soluciones, más rechazos que abrazos y más temores que confianzas.

Abanderados de la idiotez, endiosados de la  memez, agraviados por todos y vejados por nadie, colgados de honores que no se merecen y enganchados a simpatías que no tienen, entre luces y sombras incumplen todo lo que ayer prometieron.

Nos perdemos siguiendo la actualidad entre venenos y morbos, procurando superar tristezas y desolaciones,  sin dejarnos llevar  por la rutina y manteniendo la calma desde nuestra independencia, no dejándonos arrastrar hacia donde no queremos.

Lejos de majaderías y estupideces, de la mano de nuestra iniciativa se nos abren nuevas puertas y se nos ofrecen oportunidades que no esperábamos, comenzando a recorrer un camino diferente al que habíamos hecho  hasta ahora, y vamos intentando cambiar las cosas que no nos convienen.

Hay días que todo va demasiado rápido como para tomar decisiones sensatas. Mientras que con la calma, aclaramos las situaciones sin ponernos nerviosos. Sin precipitarnos, debemos ser claros y directos y no dejar pasar el tiempo, pensando que las cosas pueden resolverse por sí solas.


Debemos dejarnos de tonterías y pérdidas de tiempo, y disfrutar de las familias y de las cosas cotidianas, entre halcones, buitres, liebres y palomas. Muchas veces nos hacen preguntas que son como órdenes, y que nos dejan agarrotados e incapaces de movernos.

Nunca debemos dudar de comportarnos de forma educada, aunque seamos duros en nuestros argumentos, no podemos engañarnos pensando que la realidad es un paraíso pero tampoco hemos de caer en la tentación de que es la casa de los horrores.

Quizás lo más inteligente, sea el no dudar para comunicar nuestras ideas positivas, mientras hay quienes se empeñan en construir una ciudad sin ciudadanos y en plantear problemas sin solución. Entre chorradas y mascaradas, vamos descubriendo que la muerte no es triste, lo lamentable es no saber vivir la vida.

Provoca ulceras el que nos callemos cosas que son relevantes, soportar saqueos y secuestros, regodearnos en el abandono y no disfrutar de lo queridos que somos, ser capaces de abandonar nuestras tozudeces y cabezonerías y escuchar a los demás.

Hay quienes son envidiados por su dinamismo. No hay nada ni nadie que los pare, y siempre están dispuestos a recoger los esfuerzos que han sembrado en forma de reconocimiento .Cuando nuestra agilidad mental es desbordante y vigorizante todo se torna interesante. 

Hemos de combatir y rechazar la propaganda incendiaria a través de las redes sociales, para  degradar al adversario, manipular las emociones , intoxicando a los demás, creando problemas en lugar de resolverlos: no debemos precipitarnos para poner en riesgo nuestros logros ni que los temas sin importancia nos distraigan en la consecución de nuestros objetivos .Cuando huimos de la realidad y nos movemos todo el tiempo en el campo de lo virtual y somos incapaces de tocar aquello que vivimos, solo a veces lo imaginamos.
               

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Moreno destaca la "atención preferente" al Campo de Gibraltar
chevron_right
Landaluce aprueba la redacción del proyecto del Centro Paco de Lucía