Actualizado: 16:48 CET
Jueves, 17/10/2019

Campo de Gibraltar

Caminata saludable para inaugurar el carril de la Estación

Han participado unas 50 personas

  • Inauguración.-

Alrededor de unas cincuenta personas han participado hoy, viernes, en la inauguración de la senda ciclable de la Estación de San Roque, una inversión municipal de unos 250.000 euros que cubre una distancia de 1,1 kilómetros. Los participantes han comenzado la jornada con un desayuno saludable en un restaurante de la barriada, luego se han desplazado al inicio del carril para la inauguración, y a continuación emprendieron una caminata saludable haciendo el trayecto de ida y vuelta.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, y el primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo y Zona Interior, Juan Manuel Ordóñez, han participado en esta actividad junto a otras autoridades municipales. El primer edil explicó que “esta obra ha sido muy demandada por los vecinos y vecinas del Área de Estación, Taraguilla, Miraflores y viene a incrementar el número de kilómetros que tenemos en el municipio de carril bici o de senda peatonal”.

“Justo en Los Timbales -detalló- se inicia el carril bici que llega a Castellar de la Frontera, y faltaba su empalme con el núcleo urbano de la Estación de San Roque. Aquí ha actuado el Ayuntamiento, con una inversión de más de 250.000 euros en una obra que ronda el kilómetro cien metros, y que viene a unir el segundo paso a nivel con el Campo de Fútbol Alberto Umbría, o de dicho de otra manera, desde el Restaurante Guadarnés hacia la zona de los restaurantes Juan Carlos y Los Timbales”.

“Esta senda ciclable forma parte del Plan Municipal de Movilidad -precisó el alcalde-, con el que queremos que todos los núcleos de población estén conectados. Y viene a sumarse a la inversión de algo más de un millón de euros que inauguramos el 22 de diciembre, cuando se completó el carril bici de la Ciudad de San Roque hasta el Pinar del Rey, que totaliza más de tres kilómetros y medio de distancia. Ahora se va a sumar otro por la ribera del río Guadarranque, con el que esta zona de la Estación se va a enlazar con Taraguilla y Guadarranque. Llegará hasta el carril bici previsto para el Área de la Bahía, que unirá las barriadas de Guadarranque, Puente Mayorga y Campamento”.

“Los anteriores -indicó Ruiz Boix- son proyectos que esperamos completar en los próximos cuatro años. Y también tenemos la visión de que llegue el carril bici hacia la zona norte, hacia el Valle del Guadiaro. Partiendo de este carril bici de la Estación que se une con el que va a Castellar, y éste tiene su empalme hasta la carretera de Arenillas y llega hacia la zona de Sotogrande. Desde allí queremos enlazar con Guadiaro, Pueblo Nuevo de Guadiaro y seguir con el conjunto de las barriadas de San Roque”.

“Un proyecto ambicioso -dijo el primer edil-. En este mandato la inversión supera el millón trescientos mil euros con obra ejecutada en la suma de los dos carriles, y ya está en adjudicación la nueva obra de más de 800.000 euros que unirá Estación con Taraguilla y Miraflores”, concluyó.


El proyecto “Carril bici entre la Estación de San Roque y el Carril Bici existente de conexión con Guadiaro a través del T.M. de Castellar en el T.M. de San Roque” salió a licitación por un presupuesto de más de 350.000 euros (IVA incluido), aunque finalmente se adjudicó la obra a Grucal Infraestructuras SA por un total de 250.000 euros.

El recorrido alcanza una longitud total de 1.086,00 metros lineales, quedando dividido en cuatro tramos claramente diferenciados. El primero de ellos parte desde el paso a nivel del ferrocarril de la Estación de San Roque (junto al restaurante El Guadarnés) y discurre por una senda peatonal existente que pasa entre árboles de manera independiente al tráfico de vehículos. El ancho de este tramo es de 2.30 m y utiliza el firme existente, sobre el que se ha dispuesto únicamente una solera de hormigón de 14 cms de espesor. El pavimento queda confinado lateralmente por bordillos existentes.

En el arranque de este primer tramo se habilita un aparcamiento disuasorio para vehículos, con plazas de aparcamiento para discapacitados y conectado con el arranque del carril bici. En este primer tramo, se plantea una red de luminarias para los primeros 100 metros del recorrido, donde también se han plantado especies vegetales de gran porte.

El segundo tramo se adosa al trazado de la carretera A-369 y discurre de manera paralela a ésta aunque a un nivel inferior. Este desnivel queda resuelto mediante la construcción de un muro de hormigón armado enrasado en su parte superior con la cota del pavimento del viario rodado.

La anchura del carril, en este caso de nueva construcción en su totalidad, pasa a ser de 2,50 metros, y queda limitado en su lateral izquierdo por el anteriormente citado muro y en su lateral derecho por un bordillo de hormigón que se ha dispuesto tras la ejecución de la caja y que confina la capa de mejora de suelo de zahorra artificial.

El tramo finaliza en el paso del arroyo, que queda resuelto mediante la disposición de doble placa alveolar pretensada. Dichas placas alveolares quedan apoyadas sobre zapatas o macizos de hormigón armado enterrados en ambos extremos. El tramo queda protegido mediante una bionda de acero galvanizado.

El tercer tramo, una vez superado el paso del arroyo, discurre de manera paralela a la carretera pero segregada de ésta y a una separación variable. Las características constructivas son similares al tramo anterior, pero en este caso se obvia el muro lateral, al no ser necesario resolver desnivel alguno, quedando éste sustituido por otra línea de bordillos, enrasados en su cara superior con el nivel de pavimento terminado. Este tramo finaliza en el encuentro con la Cañada Real de la Estación a Manilva (viario rodado).

El último tramo, discurre en primer lugar de manera perpendicular a la Cañada Real, y posteriormente discurre de manera paralela a la carretera por una zona pavimentada que actualmente sirve de acceso al área de aparcamientos de la Venta Los Timbales y otros lugares de restauración. Este tramo, por tanto, no queda protegido por elemento alguno, aunque si que está señalizado y balizado, con objeto de ordenar el acceso rodado a la zona y hacerlo compatible y, por encima de todo, seguro para el tránsito de bicicletas.

Todo el pavimento está pintado en color verde mediante pintura de base epoxídica, salvo algunos tramos en que se pretende señalizar especialmente donde se pueden solapar puntualmente el tráfico rodado y la bicicleta, lugares donde se ha pintado en rojo.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
SR 100x100 denuncia falta de anestesistas en el hospital de La Línea
chevron_right
Arriaga impulsa un ciclo de charlas coloquio