Campo de Gibraltar

Hacienda investigará el ataque a pedradas contra agentes de SVA en Gibraltar

Montero ha señalado que Aduanas va a investigar lo que ha ocurrido y pedirá las explicaciones que sean necesarias para esclarecer estos elementos

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

A pedradas. Así fueron recibidos dos agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera en la playa de Levante de Gibraltar tras una persecución en una operación contra el contrabando de tabaco. La embarcación del servicio sufrió una avería y la marea la arrastró hasta la orilla donde los presuntos contrabandistas aprovecharon para apedrear y herir a estos dos agentes. Uno de ellos tuvo que ser ingresado y someterse a una cirugía por la gravedad de sus heridas en el rostro.

El senador del PP, José Ignacio Landaluce, ha solicitado al Ministerio de Hacienda que investigue este ataque y la posible inacción de la Policía de Gibraltar. “Vamos a preguntar si ha existido o no colaboración de las autoridades británicas. Parece ser que había algún uniformado que se interpuso pero no impidió que fuesen atacados”, explica Landaluce.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que investigará este ataque y la posible inacción de la autoridad de Gibraltar que denuncia el Partido Popular. “Aduanas va a investigar lo que ha ocurrido y pedirá las explicaciones que sean necesarias para esclarecer estos elementos, pero la condena siempre tiene que ir por delante independientemente de quiénes están detrás o el motivo", aclara Montero.

Según fuentes cercanas al caso, los agentes no pudieron interceptar el tabaco que transportaban en dicha embarcación y tuvieron que llegar a remo hasta el patrullero.

Durante esta pasada madrugada, se produjo una nueva operación contra el contrabando que se ha saldado con la incautación 7.500 cajetillas de tabaco.

RESPUESTA DEL GOBIERNO DE GIBRALTAR

El Gobierno de Gibraltar ha calificado de "violación muy grave" de su soberanía y jurisdicción la entrada de dos agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de España, que resultaron heridos de diversa consideración en la madrugada de este jueves tras ser apedreados en la playa de levante de Gibraltar al intentar abortar un alijo de tabaco de contrabando.

Según han manifestado, esta intervención "constituiría una infracción muy grave de la ley" en el caso de "confirmarse que los funcionarios españoles dispararon sus armas en Gibraltar", además de ser una acción "imprudente y peligrosa" en una zona, según han recalcado, "de alta densidad de población civil, dada la proximidad de una urbanización residencial".

En este contexto, los Gobiernos de Gibraltar y del Reino Unido han considerado que los acontecimientos "requerirán una cuidadosa evaluación en cuanto a la naturaleza y el nivel de la respuesta diplomática", por lo que han explicado que "se pondrán en contacto con funcionarios españoles para pedirles explicaciones sobre esta violación de la soberanía de Gibraltar antes de tomar una decisión definitiva sobre las medidas a adoptar".

"Las pruebas que rodean este incidente revelan una grave violación de la soberanía británica y, potencialmente, el incidente más grave y peligroso desde hace muchos años", ha afirmado el ministro principal, Fabián Picardo, que ha apuntado, no obstante, que "antes de reaccionar" van a "estar seguros de los hechos". "Pero los acontecimientos indican que la actuación de los funcionarios españoles es intolerable", ha criticado.

Dos agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de España han resultado heridos de diversa consideración en la madrugada de este jueves tras ser apedreados en la playa de levante de Gibraltar por un grupo de personas supuestamente relacionadas con el contrabando de tabaco.

Según han explicado a Europa Press fuentes de Vigilancia Aduanera, los hechos ocurrieron pasada las cinco de la madrugada cuando una embarcación auxiliar del patrullero de Vigilancia observaron movimiento que podría estar relacionado con el contrabando de tabaco en aguas cercanas a la Verja de Gibraltar.

Los agentes sufrieron problemas en la embarcación y estando en la playa de levante de Gibraltar fueron rodeados por un grupo de personas que comenzó a lanzarles piedras, algunas de ellas de gran tamaño. Finalmente, pudieron reflotar la embarcación y llegar hasta el patrullero a remo.

No obstante, ambos agentes han sufrido heridas en el rostro como la rotura del tabique nasal a uno de ellos y varios huesos rotos de la cara el segundo, que ha necesitado de hospitalización. Además, de diversos cortes que han precisado de puntos de sutura

Al hilo, el Gobierno de Gibraltar ha explicado que se pusieron en contacto con sus homólogos españoles "para interesarse por el bienestar de los agentes del SVA en cuestión". "Las fuerzas del orden españolas saben que pueden solicitar y contar con el apoyo de las fuerzas del orden gibraltareñas si necesitan continuar una persecución en Gibraltar, pero parece que no lo han hecho en este caso", han advertido.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN