Publicidad Ai
Publicidad Ai

Acento andaluz

Algeciras imparable

Sin querer restar ni un milímetro de gravedad al horrendo atentado mortal de un perturbado que asesinó al sacristán de Algeciras Diego Valencia e hirió a...

Publicado: 29/01/2023 ·
20:16
· Actualizado: 29/01/2023 · 20:16
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Concentración en la Plaza Alta. -
Autor

Fernando Pérez Monguió

Presentador de 'Acento Andaluz' en 7 Televisión y jefe de informativos de la Cadena SER Andalucía

Acento andaluz

Fernando Pérez Monguió analiza en este espacio la actualidad andaluza, con fibra progresista y corazón social

VISITAR BLOG

Sin querer restar ni un milímetro de gravedad al horrendo atentado mortal de un perturbado que asesinó al sacristán de Algeciras Diego Valencia e hirió a otro sacerdote, me van a permitir que les confiese mi consternación no sólo por este suceso fatal, sino mi pesar porque el Campo de Gibraltar, ejemplo de tolerancia multicultural, sea nuevamente noticia nacional por un suceso y su uso político vomitivo: por ser escenario indeseado de un presunto ataque yihadista que sin estar confirmado por los investigadores, ya ha recibido tal categoría perversa por la ultraderecha que escupe el odio hacia el inmigrante y de ciertos sectores del PP que mimetizan comportamientos irresponsables contra el diferente.

Frente a todo esto y el recurrente titular sobre el narcotráfico, me gustaría que los informativos nacionales pusiesen el foco de vez en cuando en la pujante actividad portuaria de Algeciras que han catapultado a este puerto hasta convertirse en el primero del Mediterráneo y el cuarto de Europa. Con el bagaje de una brillantísima gestión, el presidente de la Autoridad portuaria algecireña, el popular Gerardo Landaluce, ha batido un nuevo registro: estar 7 años, con el pasado 2022 incluido, superando de largo los cien millones de toneladas de mercancías movidas por las grúas pórticos de sus diques. También hubiera sido oportuno informar del Plan Director aprobado por el Gobierno central para el tramo ferroviario entre Algeciras y Bobadilla, una obra que, por fin, ha cogido el impulso necesario -gracias a una inversión decidida y garantizada en los Presupuestos Generales del Estado de este año y los próximos- para que el puerto algecireño conecte sus mercancías por tren con los corredores ferroviarios europeos.

La terna de noticias ‘maltratadas’ en las últimas semanas es el saco enorme de puestos de trabajo y de riqueza que generarán las industrias de energías no contaminantes que impulsan los proyectos del hidrógeno verde en el Campo de Gibraltar. Realidades e inversiones, todas ellas interconectadas y multiplicadoras, que vislumbran un horizonte de prosperidad -ya era hora- para una comarca muy castigada por el desempleo y el olvido histórico de todas las administraciones públicas.

De todo ello hay que hablar cuando nos refiramos a Algeciras, que puede ser imparable si no prende la mecha de la intolerancia. Y es que algunos por un miserable puñado de votos quieren de manera espuria e irresponsable que dinamite la convivencia pacífica sedimentada durante décadas y siglos entre un centenar de nacionalidades hermanadas en la zona. Esta Algeciras del presente y del futuro no frenará su avance porque la sacuda un atentado mortal horrible y la zarandeen pigmeos políticos incendiarios. Eso espero y así deberán contarlo los medios de comunicación.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN