Quantcast
El tiempo en: Andalucía
04/12/2022  

Campo de Gibraltar

Denuncian la agresión a un funcionario y el intento de revuelta en la cárcel de Algeciras

Acaip-UGT explica que un internó agredió a un profesional e instó al resto a tomar el control del módulo 10. Lamentan el 'buenismo' ante estos casos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La prisión de Botafuegos.

El sindicato Acaip-UGT ha denunciado una nueva agresión a funcionarios de la prisión de Botafuegos, en Algeciras, agravado en este caso por el intento por parte del agresor de levantar a todo el módulo contra los trabajadores.

Los hechos, explica el sindicato, tuvieron lugar durante el reparto de la cena este miércoles en el módulo 10 del centro penitenciario.

El interno, D.R.C., con varios ingresos en prisión desde 2004, le recriminó de manera airada al funcionario de servicio la revisión que los servicios médicos habían hecho de su medicación.

Se levantó agitado y nervioso del comedor y se dirigió hacia donde se encontraba el trabajador, lanzándoles un recipiente con un líquido indeterminado. Seguidamente se abalanzó sobre él y le tiró al suelo mientras le propinaba puñetazos y patadas.

El episodio de violencia, y siempre según la versión del sindicato, lo acompañó con gritos en los que alentaba al resto de internos a ir contra los trabajadores y hacerse con el control del módulo.

Lejos de cejar el acto de violencia, el interno cogió una mesa que intentó lanzar contra el funcionario. La rápida intervención de otros funcionarios del centro y del jefe de Servicios evitó males mayores.

“La sucesión de incidentes graves en el centro penitenciario de Algeciras es una constante. Los trabajadores penitenciaros nos enfrentamos diariamente a situaciones límite en las que hay que intervenir sin personal y sin la formación adecuada”, lamentan desde Acaip-UGT.

Es “incomprensible que más de seis meses después siga sin tramitarse la reforma de la Ley Orgánica Penitenciaria que llevó el PSOE al congreso y que ya ha sufrido 16 prórrogas en su tramitación”.

El sindicato insiste en que “sin una convivencia ordenada en el interior de los centros no es posible la labor de reeducación y reinserción, por lo que ante hechos de estas características debe aplicarse el reglamento penitenciario y clasificar a los internos conforme a su peligrosidad y actitud dentro de la prisión, no con la política actual de buenismo en el que este tipo de acciones quedan prácticamente impunes”.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias “no atiende ninguna de las peticiones que realizan los trabajadores” y por este motivo, Acaip-UGT no acudió a los actos de celebración de la festividad de la Merced la pasada semana.

“Hartos de promesas incumplidas, es imprescindible que se atiendan las necesidades de las prisiones españolas, se cubran las casi 3.000 vacantes actuales a la vez que se revisen las relaciones de puesto de trabajo de los centros, ya que muchas de ellas han quedado obsoletas”, indican.

“Los trabajadores penitenciarios asumimos muchas nuevas funciones que no se ven reflejadas en el número de efectivos ni en las retribuciones que percibimos. Es necesaria la modernización de la institución para cumplir con garantías las obligaciones constitucionales de reinserción y reeducación”, concluyen.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN