Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 08/08/2022  

Campo de Gibraltar

Denuncian la presencia de combustible muerto en el Parque Natural Los Alcornocales

Animan a una "selvicultura preventiva" para tener bosques con un menor grado de combustibilidad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Acumulación de combustible muerto en el PN Los Alcornocales.

Activistas del sector ecologista del Campo de Gibraltar han alertado del combustible muerto en el Parque Natural de Los Alcornocales

En este sentido, señalan la gran cantidad de combustible muerto en el Parque Natural Los Alcornocales, concretamente en la Sierra del Algarrobo, Algeciras. Para los conservacionistas, es posible que este episodio se repita en otras zonas del espacio protegido. Apuntan, en este sentido, que "los restos que aparecen en la fotografía llevan aproximadamente unos cinco años, esto hace que el paso de un incendio aumente en propagación y difícil extinción. Hay que sumar la proliferación de plagas a causa de esta acumulación".

"En el escenario de cambio climático en el que nos encontramos, la prevención de los grandes incendios forestales resulta de vital importancia. Para ello, es necesario conocer la realidad socioeconómica del mundo rural y forestal, los procesos naturales y más concretamente las características estructurales del propio territorio forestal", agregan.

"De sobra es conocido que la provincia de Cádiz y concretamente la comarca del Campo de Gibraltar se ve afectada gravemente por los incendios forestales. Por lo que la acumulación de combustible, pesado, ligero o pesado hace que los incendios sean más virulentos. Hay que entender que la  propagación de un incendio es el proceso en el que el fuego se extiende desde un foco inicial, por medio de la transmisión del calor que se emite en la combustión, a los combustibles próximos que al calentarse pueden igualmente arder, y así sucesivamente hasta la extinción. Esta propagación dependerá de las condiciones meteorológicas (viento y temperatura, principalmente), de la topografía del lugar donde se produzca (pendiente, exposición, etc.) y de la vegetación presente en el territorio, llamada combustible (distribución espacial, continuidad horizontal o vertical y la carga)", comentan.

Las tareas selvicolas se muestran, a su parecer, fundamentales en prevención y defensa contra los incendios forestales. Las tareas de tratamientos selvícolas (podas, clareos, desbroces) permiten mejorar el estado de las masas arboladas reduciendo el riesgo de incendios forestales, también permiten adecuar el monte a la planificación y llevar una adecuada gestión de los recursos forestales. "Durante la época de peligro alto de incendios forestales, las cuadrillas terrestres disponen de un procedimiento de descanso diario determinado en función del riesgo de incendios. Estás actualizaciones deber ir acompañadas de un profundo conocimiento de la zona para evitar la irrupción en flora protegida, zonas sensibles, etcétera", recuerdan.

Habida cuenta de lo anterior, instan a "tener claro" que la selvicultura preventiva "es el conjunto de técnicas cuya finalidad es conseguir bosques con menor grado de combustibilidad. Dicho de otro modo, con mayor resistencia a la propagación del fuego. Por lo que hay que reforzar cualquier actuación que se caracterice en la salvaguarda de nuestros espacios naturales".

TE RECOMENDAMOS