Quantcast
El tiempo en: Andalucía
14/08/2022  

Campo de Gibraltar

El Pacma denuncia el hallazgo del cadáver de un caballo decapitado en Algeciras

El cuerpo del animal fue hallado en una zona de campo detrás del IES Getares. Llamó la atención de los vecinos por el fuerte olor

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El Partido Animalista Pacma ha denunciado ante la Policía Nacional la aparición de un caballo decapitado en la barriada de Getares, en Algeciras. El animal, que era conocido en la zona, presuntamente pertenecía a una familia que, según indica la formación, el Seprona, ya contaba con denuncias por tenencia inadecuada de animales.

Los vecinos alertaron durante la tarde del miércoles de un olor desagradable en la trasera del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Getares, en una zona de campo, lugar al que se desplazó la coordinadora de Pacma en el Campo de Gibraltar, Mabel de Montalbán, para comprobar la presencia del cadáver, sin cabeza, de un caballo atado a un árbol. Tras inspeccionar la zona, no se pudo encontrar la cabeza, indican.

Se trataba de “un animal tranquilo y conocido en la zona, que siempre estaba pastando y llamaba la atención de los vecinos por su visible estado de delgadez”, explican desde Pacma.

En respuesta a la llamada de la coordinadora, agentes del Seprona se personaron en el lugar para confirmar los hechos y asumieron que la decapitación “podría tener el objetivo de hacer desaparecer el microchip, que suele colocarse a la altura del cuello”, añade la formación.

“La ausencia de sangre alrededor del cuerpo y de marcas de arrastre sugieren que el animal falleció en el sitio y el corte se le practicó post mortem, aunque se precisa un certificado veterinario que acredite esta teoría”, explican.

“Los agentes del Seprona habrían recomendado a Montalbán que no realizase la denuncia porque sería, textualmente, para nada ya que iba a ser muy complicado encontrar al culpable, aunque aseguraron que harían gestiones", sostiene la formación.

Sin embargo, Pacma mantiene que, “habiendo denuncias previas en esta zona y teniendo el Sepronma conocimientos sobre la situación de los animales, el trabajo debería ser bastante sencillo”, y apunta que "no se puede pasar por alto la decapitación de un caballo, cuyo cuerpo han dejado, además, tirado al lado de un instituto pudriéndose, sin una necropsia que certifique la causa de la muerte y encause a los responsables, no solo por la mutilación sino por la presunta falta de atención veterinaria, lo cual también constituye un delito”.

La formación política animalista ha presentado ya la denuncia y solicitado todas las acciones que legalmente procedan para identificar a los responsables del animal.

 

TE RECOMENDAMOS