Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 17/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Campo de Gibraltar

Fapacsa y Agaden insisten, en Algeciras, en la ilegalidad del dragado del Mar de Isidro

Rechazan las "excusas" de la APBA para demoler arrecifes en una zona protegida

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Gráficos aportados por los denunciantes.

La federación vecinal de Algeciras Fapacsa y la organización Agaden Ecologistas en Acción han rechazado las declaraciones efectuadas por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) en relación con los dragados para demoler los arrecifes de la Mar de Isidro en las proximidades de las Zonas Protegidas,  Parque Natural del Estrecho y Estrecho Oriental, “aludiendo supuestas razones de seguridad”.

Ambas Organizaciones aseguran que la APBA “ha estado ocultando a los ciudadanos sus intenciones, al tratar de efectuar los citados dragados al margen del Plan Director de Infraestructuras, cuando son los rellenos previstos en dicho Plan los que realmente obligarían destruir esos arrecifes (y también las lajas del Chinarral). Por tanto es rotundamente falsa la afirmación de la APBA de que los rellenos previstos en el Plan Director no afectan a la Mar de Isidro y también la de su máximo responsable, que afirma que  “el proyecto de dragados no tiene nada que ver con la futura ampliación”.

Las entidades denunciantes recuerdan que “la Ley obliga estudiar de forma conjunta las afecciones que planes y proyectos pueden ocasionar a zonas protegidas, aunque se ejecuten fuera. (Directiva Hábitats). Teniendo en cuenta que el Plan Director para ampliar mediante rellenos se inició en 2015 y su Estudio Ambiental en 2016, aún en trámite, ¿Cómo es posible que la APBA no haya recogido en dicho estudio la necesidad de demoler los arrecifes y lo tuviera que amparar en un proyecto que, dice, empezó en 2017, por unas supuestas medidas de seguridad? ¿O calló, mintiendo a los ciudadanos, por pura estrategia o es una clara negligencia e ineptitud de los técnicos responsables?”, se preguntan.

“Tampoco dice la APBA la verdad cuando indica que es a raíz de 2020 cuando los colectivos vecinales y ecologistas se enteran de la obra e inician las protestas. Rotundamente falso”, sostiene Fapacsa, que recuerda que “ya había detectado que el Plan de Ampliación, previsto en el PDI, obligaría a demoler los arrecifes y así se le puso de manifiesto a la APBA en reunión con el responsable del Departamento de Sostenibilidad en septiembre de 2017, en carta de Agaden a la directora del Parque Natural del Estrecho en Enero de 2018 que contestaba desconocer los dragados, en nota de prensa en febrero 2018 y en las alegaciones al Estudio Ambiental del Plan Director en Octubre de 2019”.

Por otra parte, señalan, la “excusa de la seguridad actual de la bocana sur carece de fundamento ya que, en la peor de las situaciones, los megabuques pueden entrar y salir, y de hecho lo hacen, por la bocana Norte, de mayor calado, de manera similar a como lo hacen en el Muelle Juan Carlos I, y tal como se había previsto en el proyecto original de la ampliación de Isla Verde”.

Por tanto, instan a que “la APBA no trate de confundir a los vecinos y tergiverse sus intenciones. No es únicamente la Mar de Isidro lo que los  ciudadanos tratamos de proteger, sino las Zonas de Especial Conservación de la Bahía de Algeciras, en cuyas proximidades se ha formulado un Plan para rellenar con hormigón y un proyecto para destruir los arrecifes y exigimos a la APBA se ciña a la Ley para estudiar de forma conjunta las mencionadas  afectaciones. Ley que la APBA parece desconocer o ignorar (Directiva Habitats, Ley 42/2007)”.

TE RECOMENDAMOS