Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Campo de Gibraltar

Detenido en Barcelona el que suministraba la droga a Los Castaña y El Messi del hachís

F.A.A., un marroquí nacionalizado español, de 43 años, al que esta semana ha detenido la Guardia Civil junto a 16 personas más

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El presunto proveedor de droga a El Messi y Los Castaña, detenido.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Comenzó en el negocio de la droga recogiendo fardos de hachís. Ahora dirigía una de las redes criminales más importantes del narcotráfico y era uno de los narcos más buscados internacionalmente. Es F.A.A., un marroquí nacionalizado español, de 43 años, al que esta semana ha detenido la Guardia Civil junto a 16 personas más.

Los agentes del Grupo Central Antidroga de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado han arrestado a F.A.A. en Barcelona tras dos años de investigación para dar con la red que suministraba droga a clanes del Estrecho tan activos como "Messi" o "Los Castañas".

Y esa organización era dirigida desde un barrio de la Ciudad Condal, y desde la heladería de una de sus empresas que tenía debajo de su casa, por F.A.A., un conseguidor y el principal proveedor de hachís, primero, y de cocaína, después, de los clanes que después distribuían la droga en Europa.

De la operación MVRAND ha dado cuenta este viernes la Dirección General de la Guardia Civil, que destaca su importancia porque ha supuesto "la desarticulación de una las organizaciones criminales más importantes en lo referente a la introducción de estupefacientes en Europa, así como al blanqueo de capitales".

Los agentes han intervenido en este operativo y en los 16 registros llevados a cabo en Barcelona, Vigo (Pontevedra) y San Roque (Cádiz) cerca de un millón de euros en efectivo, 10 vehículos de alta gama, una embarcación, relojes y joyas valorados en más de tres millones de euros y 18.000 euros en lotería de Navidad.

VEINTE AÑOS DE DEDICACIÓN EXCLUSIVA

Fuentes de la investigación han explicado a Efe que el cabecilla de la red llevaba 20 años en este negocio, como él mismo ha reconocido. Empezó recogiendo fardos de hachís y continuó montando una logística para distribuir esta droga a los clanes españoles en aguas internacionales.

Lo hacía así para "no mojarse" demasiado y correr el menor riesgo posible.

En Marruecos tenía los almacenes de droga, que llevaba hasta aguas internacionales para hacer el trasvase desde las "gomas" (embarcaciones) a los clanes del Estrecho.

Comenzó con el hachís, pero desde hace unos años, F.A.A. diversificó el negocio y, aprovechando su experiencia en el hachís y la logística de la que disponía, se centró en la cocaína, que traía desde Colombia hasta el Golfo de Guinea para desde África trasladarla a Europa a través de España.

"F.A.A. acabó haciéndose con la logística del transporte de cocaína con destino a España, mediante trasvases en alta mar y utilizando almacenes tipo 'guardería' en Marruecos para afianzar el auge de la ruta africana del tráfico de cocaína, cada vez más utilizada por distintas organizaciones criminales", dice textualmente la Guardia Civil.

A F.A.A., que contaba también con infraestructura en Portugal, se le considera responsable directo de la introducción en España de 4.300 kilogramos de hachís en San Pedro del Pinatar (Murcia) y de 1.800 kilogramos de cocaína en las costas gallegas, ambas en 2021.

Asimismo, era buscado por la introducción de 1.004 kilogramos de cocaína en las costas de El Jadida en Marruecos en diciembre de 2018, por lo que contaba con una Orden Internacional de Detención en vigor.

Las fuentes consultadas por Efe han precisado que durante la investigación se ha detectado un cargamento de siete toneladas de cocaína que planificaba la organización del detenido. "Muy pocos pueden mover esa cantidad", añaden.

UN OBJETIVO DE "ALTO NIVEL"

F.A.A era considerado un objetivo de "alto nivel" no solo para las autoridades españolas y marroquíes, sino también para diversas agencias policiales de Estados Unidos y de varios países europeos.

Prueba de ello, es que para la explotación de la operación han colaborado con la UCO miembros de la Gendarmería francesa, la Policía de Bélgica y la DEA de los Estados Unidos.

Precisamente, a través de los canales de comunicación con Europol se alertó a la Guardia Civil de que varias investigaciones internacionales que se estaban llevando a cabo con servidores de telefonía encriptada apuntaban a F.A.A como un objetivo de alto valor en el tráfico internacional de cocaína.

Y para finalmente detenerle, la UCO también hizo un estudio patrimonial y económico del clan familiar, que contaba con múltiples establecimientos comerciales en la provincia de Barcelona. Una forma de blanquear el dinero procedente de la droga.

Después de casi dos años de investigación, la Guardia Civil obtuvo finalmente las evidencias suficientes para desmantelar este clan familiar, afincado en Barcelona y que adoptaba un perfil realmente bajo para intentar pasar desapercibido. De hecho, vivían en barrios mas buen humildes.

Su vida diaria contrastaba con el lujo de sus vacaciones, cuando alquilaba yates, iba a hoteles de superlujo y usaba relojes exclusivos de series limitadas personalizadas de hasta 800.000 euros.

CINCO TELÉFONOS ENCENDIDOS AL MISMO TIEMPO

En el momento de la detención, F.A.A. fue sorprendido en el salón de su casa con cinco teléfonos encendidos y dos cuadernos para hacer anotaciones. Estaba coordinando varias operativas en alta mar.

Otro de los detenidos, en el momento de la entrada en su domicilio, escapó por la fachada de un edificio del barrio de Poble Sec, desplegándose por parte de la Guardia Civil un amplio dispositivo, hasta lograr su detención.

Los agentes han intervenido inhibidores, pistolas detonadoras, teléfonos satelitales, varios dispositivos encriptados de comunicación, así como varios establecimientos a través de los cuales blanqueaban las ganancias de la droga, por lo que se han bloqueado cuentas, inmuebles y varios bienes en el extranjero por valor de varios millones de euros.

La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo Central Antidrogas de la Unidad Central Operativa y la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar, coordinados por el Juzgado Mixto número 2 de San Roque (Cádiz).

TE RECOMENDAMOS