HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:52 CET
Viernes, 18/10/2019
ESTÁS EN:

Campillejos

Navidad

Publicado: 26/12/2018 ·
22:52
Actualizado: 26/12/2018 · 22:52

Si ahora son las tiendas y grandes superficies comerciales las que nos marcan el comienzo de la preparación y consumo navideño, llegando en algunos casos...

Si ahora son las tiendas y grandes superficies comerciales las que nos marcan el comienzo de la preparación y consumo navideño, llegando en algunos casos a estar degustando Roscones de Reyes en el mes de Noviembre, antaño las gentes de esta tierra se comenzaban a preparar también con mucha antelación pero de otra manera radicalmente distinta.

Tomando como referencia el precioso artículo sobre estas cuestiones editado por Rafael Ortega y Sagrista en sus “Escenas y Costumbres de Jaén”, descubrimos como todo el Adviento, desde el domingo más próximo a San Andrés, se respetaba el ayuno los viernes y sábados y el propio día 24 de diciembre, con abstinencia de carne.

Además desde el día de San Andrés comenzaban a rezarse “las cuarenta Ave Marías”, en familia, lo que era conocido como “Preparación del Sacratísimo pPrto de la Santísima Virgen”. Para el 24 de diciembre se habían rezado un total de mil Ave Marías.

Como decía, la Nochebuena era de ayuno y abstinencia. Nada de carne o grasa animal, razón por la cual los mantecados (que se elaboraban con manteca de cerdo), no entraban en escena hasta pasada la Misa del Gallo, ya el día 25.

Si en Madrid era costumbre la sopa de almendra, la lombarda estofada y el besugo al horno, en Jaén lo normal era la sopa de ajo, de cebolla o de huevo. De segundo un plato de verdura, ya fuera cardos, coliflor o berza, y algo de pescado, según el bolsillo.

A partir de 1908 la Vigilia de Navidad se anticipó al día 23, tratando de evitar las numerosas infracciones que se cometían en Nochebuena. Esta decisión derivaría en un cambio en el recetario de esa cena, en la que a lo largo del XX aparecerían el pavo en pepitoria, el choto en cochifrito, el escabeche de perdices, el conejo asado o los pies de puerco, entre otras.

Y por supuesto el alfajor, los mantecados, los rosquillos de anís… con su vino dulce, su resol o su aguardiente…

Todavía, afortunadamente, se conserva en muchos hogares la tradición de elaborar el alfajor, los mantecados, los roscos… además de que en muchas parroquias, tras la Misa del Gallo, persiste la tradición de reunirse todos los que quieran en torno a buen chocolate caliente y al son de los villancicos.

Las fiestas navideñas han evolucionado de forma asombrosa pero todavía, como detallaba, persisten elementos de la tradición local, como pueden ser la gastronomía, el canto de los villancicos o las celebraciones y sentimientos religiosos que hacen siempre que la Navidad de cada lugar tenga sus propias peculiaridades e identidad.

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2019!

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Cámara

Rafael Cámara es presidente de la asociación Iuventa y comisario del programa de Viva Jaén 'Jaén Genuino'

Campillejos

Campillejos es un blog que trata sobre la actualidad cultural y patrimonial de Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 26/12/2018 ·
22:52
Actualizado: 26/12/2018 · 22:52
chevron_left
Arjonilla y Lopera
chevron_right
¿Como será Jaén de España?