HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:52 CET
Lunes, 24/09/2018

Campillejos

Memoria del Holocausto

Aunque pueda parecer reiterativo, hay temas en los que hay que insistir una y mil veces hasta que calan de forma más o menos definitiva en la conciencia...

Aunque pueda parecer reiterativo, hay temas en los que hay que insistir una y mil veces hasta que calan de forma más o menos definitiva en la conciencia colectiva de los pueblos y éste, el del Holocausto o Shoá, es de primer orden. Es el tercer año que escribo en esta columna sobre el “Día Oficial de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad”, una fecha de carácter internacional que en Jaén tiene la singularidad de ser un día oficial a nivel municipal, algo bueno y positivo que nos distingue en la defensa de los Derechos Humanos. Un acto que se inició por diferentes colectivos ciudadanos y que desde 2010 pasó a ser oficial y desarrollado por el Ayuntamiento de esta capital. En pleno nacimiento del Premio Internacional Hasday ibn Shaprut por la Paz y la Concordia, al que además se están sumando nuevas propuestas, como la de que se cree una semana cultural en torno a las Tres Culturas, que Jaén ya se venga involucrando en la preservación de la memoria de la mayor tragedia humana conocida, el Holocausto, es digno de elogio y orgullo local. Es un campo en el queda mucho por hacer pero, sin duda, estamos en el buen camino. En esta edición el acto institucional del Ayuntamiento se celebrará mañana 26 de enero, a las 19 horas, en el Salón Mudéjar y contará con la colaboración de Amnistía Internacional, Andalucía-Israel, Familias por la Diversidad, Federación Arco Iris, FEJIDIF, Fundación Secretariado Gitano, GEA, IUVENTA, Nueva Acrópolis y Sinando Kalí, además de con la presencia de todos los grupos políticos municipales. Se trata de un acto abierto a la ciudadanía en general por lo que, desde el convencimiento de la importancia que tienen estos gestos, animo a quien lea estas líneas a participar en el mismo. Lo que se recuerda cada año es que, el 27 de enero de 1945, fue liberado por las tropas soviéticas el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau. Un lugar cuya visita es tan horrible como imprescindible para quien tenga la oportunidad de conocerlo.  Solo uniéndonos en la memoria podremos tratar de erradicar el Mal que está ahí, latente y rodeándonos... Millones de personas fueron asesinadas de forma industrializada por ser de otra etnia, religión, ideología, orientación sexual… o por tener alguna discapacidad. El horror alcanzó su máxima cota. Se llegó a fabricar jabón o fertilizantes para las plantas utilizando los cadáveres de los asesinados. Parecía imposible que pudiera pasar algo así, pero pasó. Y lo peor es que podría superarse con la tecnología actual. Por eso debemos seguir alerta; recordando, concienciando y defendiendo la libertad y los derechos de todas las personas de bien. Para que jamás vuelva a repetirse semejante atrocidad y para que la paz y el respeto mutuo se extienda a todos los pueblos y rincones del planeta. Amén.

COMENTARIOS

chevron_left
Solares
chevron_right
San Blas en la Magdalena