HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:52 CET
Lunes, 16/07/2018

Campillejos

Condes de la pequeña Egipto

El 22 de noviembre de 1462 llegaron a Jaén dos condes de la Pequeña Egipto, Don Tomás y Don Martín, “...con jasta cient personas de onbres y mujeres y niños...

El 22 de noviembre de 1462 llegaron a Jaén dos condes de la Pequeña Egipto, Don Tomás y Don Martín, “...con jasta cient personas de onbres y mujeres y niños, sus naturales e vasallos...”. Se trataba del primer grupo de gitanos que llegaba a Andalucía, según la documentación existente al día de la fecha. Aunque el origen remoto de este pueblo se ubica en Punjab, al noroeste de la India, y tras siglos viajando por diferentes países, estos primeros grupos que llegaron a España en el siglo XV, parecen proceder de la región griega conocida con el nombre de la Pequeña Egipto o Egipto Menor (de dónde vendría la denominación de “egiptanos” y de ahí, “gitanos”). A menudo se presentaban como peregrinos, y así lo hicieron en Jaén, por lo que fueron recibidos y agasajados por Miguel Lucas, Condestable de Castilla, y por supuesto por la condesa Teresa de Torres. Noticia ésta que nos ofrece la célebre Cronica del Condestable Miguel Lucas, en la que se dice que: “E como llegaron a la ciudad de Jaén, el señor Condestable los recibió muy honorablemente, y los mandó aposentar y jacer grandes onras. E quince o veynte días que estuvieron con él, continuamente les mandó dar todas las cosas que ovieron menester, a ellos y a toda su gente, de pan, y vino, y carne, y aves, y pescados, y frutas, y paja, y cevada, abundamente. E muchos días los dichos condes comieron con él y con la señora condesa su mujer...”.


Por ese motivo en octubre de 1996, el Parlamento Andaluz aprobó que el día 22 de noviembre de cada año se celebrara como “Día de los gitanos andaluces”. Desde entonces, en Jaén, colectivos como la Fundación Secretariado Gitano o la Asociación de Mujeres Gitanas Sinando Kalí, entre otros, han venido celebrando anualmente actos en torno a esa fecha en los que, en alguna ocasión, he tenido el privilegio de colaborar. Igualmente desde la Junta de Andalucía se han organizado actos institucionales en estos años y se ha venido convocando el Premio Andaluz Gitano, en reconocimiento y premio a la labor de personas, entidades o instituciones que destacan por su actividad en favor del colectivo gitano andaluz. No  estaría de más que alguna vez, desde el propio Parlamento Andaluz o la consejería correspondiente, se pensara en Jaén para la realización de un acto institucional en toda regla, justo en la ciudad en la que se documenta la llegada de ese primer grupo de gitanos a éstas, las andalucias. Mientras tanto es justo recordar este episodio histórico singular que el próximo martes cumplirá su 554 aniversario. Una modesta placa, en el acceso al Palacio Municipal de Cultura, nos recuerda este acontecimiento, justo en el inmueble dónde se preservan los restos de las que fueran casas del Condestable de Castilla y, por tanto, el palacio en el que es lógico pensar que comerían, en tan selecta compañía, aquellos condes de la Pequeña Egipto, quizá, quien sabe, bajo el bello alfarje del Salón Mudéjar.

COMENTARIOS