El tiempo en: Andalucía
Jueves 25/02/2021

Desde el Baluarte

No son ejemplo

Ya la semana pasada les escribía en esta columna de opinión que semanalmente dirijo a ustedes sobre las vacunaciones irregulares que se estaban produciendo

Publicado: 26/01/2021 ·
17:58
· Actualizado: 26/01/2021 · 18:48
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
  • Vacunas.
Autor

Miguel Ángel Ruiz Anillo

Miguel Ángel Ruiz Anillo es asesor jurídico y colaborador social en diferentes proyectos con una dilatada experiencia

Desde el Baluarte

Desde el Baluarte el autor pasa revista a la actualidad social vista desde su construcción más justa

VISITAR BLOG

Ya la semana pasada les escribía en esta columna de opinión que semanalmente dirijo a ustedes sobre las vacunaciones irregulares que se estaban produciendo en nuestro país en contra de lo establecido en el Protocolo de Vacunación emitido por el Gobierno de España en coordinación con las diferentes Comunidades Autónomas.

Se trata de casos graves de falta de responsabilidad por parte de quien ha procedido a actuar de tal forma que habiéndose saltado dicho calendario han privado de vacunas a personas mayores en residencias, o bien, a personal sanitario o sociosanitario de primera línea en la atención de estas personas.

Mientras tanto, mueren centenares de compatriotas a los que las vacunas han llegado demasiado tarde. Todo un drama para nuestro país y para sus familias.

Uno de los últimos en salir en los medios de comunicación ha sido el obispo de Mallorca que, según ha trascendido, ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a pesar de que no está en ninguno de los supuestos que incluye el protocolo de vacunación en España.

El día elegido fue hasta simbólico, el cinco de enero, justo antes de la festividad de Reyes. Ese día se vacunó a un grupo de sacerdotes jubilados que conviven en la residencia Sant Pere i Sant Bernat, de Palma y, claro, ya puestos, por qué no vacunarse estando por encima del resto de la población.

Lo mejor de todos estos caraduras son las explicaciones que ofrecen. Del todo variopintas. Este obispo ha señalado que no pidió ser vacunado, pero fue incluido en la lista dada su edad, ya que esta misma semana cumple 73 años y que lo hizo para dar ejemplo.

Pues bien, no son ejemplo. Todo lo contrario. Son personas que la sociedad debe reprobar en cuanto a esta actuación y deben ser removidos de sus cargos inmediatamente. Mucho está tardando la Conferencia Episcopal en tomar una decisión al respecto.

Como les decía la semana anterior y les vuelvo a decir en esta, es vergonzoso que nuestro país se esté dando estos casos irregulares de gente que se cree que está por encima del bien y del mal. Por eso, es necesario que exista transparencia y que se tomen medidas oportunas sin que tiemble el pulso al respecto. Quien haya sido vacunado irregularmente y se haya aprovechado de su cargo debe dimitir o ser cesado de inmediato.

No debemos tener ningún tipo de miramiento. No hay excusas al respecto.

Y fíjense que lo mejor está por llegar con este asunto. Nos vamos a sorprender muchísimo cuando salten más casos de los que nos están diciendo en los medios de comunicación.

Qué vergüenza de país, dios mío. No aprendemos. Ni en los malos momentos sacamos lo mejor de nosotros como sociedad. Todo lo contrario. Hay gente preocupada por ayudar a los demás y, sin embargo, visto lo visto con las vacunas, también hay gente preocupada por servirse de los demás.

COMENTARIOS