El tiempo en: Andalucía
Martes 26/01/2021

Cádiz

Piden 4 años de cárcel para un cocinero por intoxicación masiva en el Carnaval de Cádiz

Según el fiscal, comenzó a preparar tortillas utilizando un barreño "de los utilizados para el transporte de la vajilla sucia" en el bar Grimaldi

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
  • Bar Grimaldi

El fiscal pedirá cuatro años de prisión para el cocinero de un bar de Cádiz que en los carnavales de 2016 preparó tortillas de patatas contaminadas por salmonela, lo que provocó la intoxicación de 165 personas, entre ellas un joven con patologías previas que falleció.

En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal explica que el 6 de febrero de 2016 el dueño del bar Grimaldi entregó 36 docenas de huevos al cocinero.

Esa misma tarde este comenzó a preparar tortillas utilizando un barreño "de los utilizados para el transporte de la vajilla sucia" en el bar para mezclar los huevos y las patatas.

El cocinero las elaboró sin usar guantes ni lavarse previamente las manos, según el fiscal, y las dejó después apiladas y cubiertas, individualmente, con un papel film, en una mesa del salón de establecimiento.

Esa noche, una de las empleadas del bar comió de ellas y al día siguiente comenzó a sentirse indispuesta. Llegó incluso a vomitar en el trabajo, pero no relacionó que ello tuviera que ver con las tortillas.

Al día siguiente los clientes del bar y otros empleados consumieron nueve tortillas y se cocinaron, de la misma forma, otras ocho, que quedaron apiladas en la cocina del establecimiento envueltas en papel film, y se consumieron al día siguiente, el domingo 7 de febrero.

Otra empleada del bar y sus hijos comenzaron a sentirse mal tras consumir bocadillos de tortilla y, como la primera, tuvieron que acudir al hospital Puerta del Mar, donde se confirmó la existencia de salmonelosis.

Poco a poco comenzaron a repetirse cuadros de vómitos y diarrea en personas de Cádiz y de distintas provincias que habían llegado a la ciudad a disfrutar del carnaval.

Las tortillas de patatas contaminadas que consumieron todos en el bar "no tenían mal sabor, incluso estaban sabrosas, aunque poco cuajadas", según explicaron en el proceso los testigos de una intoxicación que afectó a un total de 165 personas, de los que 60 tuvieron que ser hospitalizadas y una con patologías previas falleció.

Cuando se empezó a tomar conciencia de la existencia de una intoxicación masiva, la Junta de Andalucía realizó dos inspecciones al bar en las que detectó "graves irregularidades" en la manipulación de los huevos y en la limpieza y el almacenamiento de las tortillas.

Los huevos no estaban contaminados previamente ya que la misma partida fue distribuida en otros establecimientos sin que se produjeran problemas.

El fiscal cree que el cocinero es autor de un delito contra la salud pública por imprudencia, un delito de homicidio por imprudencia grave profesional y 93 delitos de lesiones por imprudencia grave profesional, por los que pide condenas que suman cuatro años de cárcel.

COMENTARIOS