El tiempo en: Andalucía
29/11/2020

Cádiz

IU, Podemos y Vox se reunieron en secreto para ‘echar’ a Teresa Rodríguez

Filtran un encuentro entre miembros de Unidas Podemos y Vox antes de pedir la expulsión de Teresa Rodríguez en el Parlamento, pero IU desmiente la reunión

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Teresa Rodríguez.
  • El objetivo del encuentro era, supuestamente garantizar que prosperara en la Mesa del Parlamento la petición de expulsión de Teresa Rodríguez
  • Desde Izquierda Unida Andalucía se ha indicado a través de Twitter que "es falso que se haya producido reunión con Vox"

El miércoles, 28 de octubre, el núcleo del partido Adelante Andalucía, tras meses sometido a turbulencias internas, hizo implosión. Su portavoz, Inmaculada Nieto, de Izquierda Unida,  con el consentimiento de la actual dirección de Podemos,  registraba en el Parlamento andaluz una solicitud para que Teresa Rodríguez, presidenta del Grupo de Adelante Andalucía en el Parlamento de Andalucía y que en ese momento estaba ya de baja maternal,  y otros siete diputados de su cuerda, fuesen expulsados del grupo parlamentario y declarados diputados no adscritos. Otras tres diputadas afines a Rodríguez quedarían en el grupo exentas de cargos y de protagonismo a la espera de “una nueva purga”. En un grupo político de diecisiete diputados, “seis diputados de IU expulsarían de facto a los otros once”.

No todo vale en política. Cuando no se tiene la razón se calumnia y se miente, pero las mentiras tienen las patas muy cortas. Llevo cumpliendo cuarentena en mi domicilio en Málaga desde el 21 de Octubre por positivo Covid

 Desde ese día, la guerra interna en Adelante Andalucía no ha cesado, pero hay un episodio que comenzó como un rumor pero que fuentes cercanas a IU han filtrado a este medio, aunque desde Podemos e IU la desmienten. Hablamos de una supuesta reunión, cuatro días antes de que se presentara la solicitud de expulsión, entre miembros de Unidas Podemos, de Izquierda Unida y lo que es más llamativo, de Vox.

Según fuentes que prefieren mantenerse en el anonimato, supuestamente cuatro días antes del registro del documento que detonó la actual crisis, secretamente, en un piso en el centro de Sevilla mantuvieron un encuentro Ernesto Alba, de IU y secretario general del Partido Comunista de Andalucía; Sergio Mesa, de Unidas Podemos y Jefe de Gabinete de Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España; y Manuel Gavira Florentino, miembro de Vox en la Mesa del Parlamento. Y el tema sobre el que giró dicha reunión fue tratar la expulsión de “Teresa Rodríguez y los suyos”. Tanto Alba como Mesa han desmentido esta información y niegan que se hayan reunido con Vox en Sevilla.

 Un inciso: Enrique Santiago, secretario general del PCE, es quien ha llevado una adenda a la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo en el Congreso de los Diputados para reformar el texto con unas prisas inusitadas después de más de una década sin reunirse en torno a un texto consensuado en 1998, el Pacto Antitransfuguismo, “una adenda que estira ampliamente la definición de tránsfuga para adaptarse a la situación de Rodríguez y sus compañeros y garantizar a su vez el control de un presupuesto de 1,6 millones de € destinados en principio al funcionamiento de diecisiete diputados íntegros para la minoría de seis” se adapta “a las circunstancias para que Adelante Andalucía pueda justificar la expulsión de Teresa Rodríguez”.

 

¿Qué gana Vox?


Sobre qué pinta Vox en todo esto, las fuentes creen que la pregunta es qué gana. “Por un lado, dar rienda suelta al odio que siempre le han tenido a Teresa Rodríguez y a la corriente anticapitalista y efectuar una caza de izquierdista poniendo ante los suyos su cabeza” y por otro lado “evitar nuevas deserciones tras la expulsión de la diputada Luz Belinda Rodríguez a la situación no adscrita y tras forzar la renuncia de Francisco Serrano, dos veces candidato de Vox en la Junta de Andalucía y que está investigado por un caso de posible fraude de subvenciones y estafa. Es decir, se pondría como ejemplo ante los que tengan la fea costumbre de disentir de las ejecutivas de  los partidos y quieran irse. El que se va se queda en el ostracismo y sobre todo, se queda sin medios económicos”.

El objetivo de la reunión era, siempre según las fuentes, asegurarse que el escrito presentado por Inmaculada Nieto (IU) solicitando la expulsión de Rodríguez y su gente, Izquierda Unida ganase en la Mesa del Parlamento aunque “hay un temor y es que al final si se expulsa a Teresa Rodríguez y los suyos, éstos lo lleven al Tribunal Constitucional y éste decida mantenerlos mediante medidas cautelares hasta que resuelva el caso”.

 

La estrategia y la adenda

El asunto se ha tratado en tres reuniones de la mesa, siempre “con la posición contraria a la expulsión de los servicios jurídicos del Parlamento”. En la primera acordaron la expulsión fulminante del grupo de Teresa, en la segunda su reincorporación y la petición de más documentación a Nieto y en la tercera retrasaron la decisión ante un informe del letrado que daba la razón claramente a Teresa Rodríguez y los suyos,  según fuentes del entorno de Rodríguez, “en un indisimulado intento por dar tiempo a aprobar en Madrid la adenda que Enrique Santiago negoció con brazo de hierro en la reunión del Pacto Antitransfuguismo pretendiendo su aprobación rápida por asentimiento, normalmente trabajan por consenso, pese a la negativa y las dudas expresadas por un número considerable de partidos que se olían la jugada.”

 Por último, aseguran las fuentes que han filtrado la insólita reunión con Vox que “todos estos movimientos se hicieron, claro está, sin hablarlo con el sector al que quieren expulsar y cuentan con el visto bueno de Pablo Iglesias”, secretario general de Podemos, quien mantuvo contactos con “el citado Enrique Santiago para coordinar la maniobra que acabaría con la expulsión de Teresa Rodríguez y de los anticapitalistas”.

IU y Podemos desmienten la reunión

Hay que reseñar que en la mañana de este lunes, desde Izquierda Unida Andalucía se ha indicado a través de Twitter que "es falso que se haya producido reunión alguna con Vox" y que "Ernesto Alba estaba en esa fecha guardando cuarentena en su domicilio en Málaga por positivo por la Covid" y advierte que "difundiar bulos es complicidad".

Al respecto, Ernesto Alba ha indicado también en redes sociales que "no todo vale en política. Cuando no se tiene la razón se calumnia y se miente, pero las mentiras tienen las patas muy cortas. Llevo cumpliendo cuarentena en mi domicilio en Málaga desde el 21 de Octubre por positivo Covid".

Sergio Mesa también desmiente la reunión y señala que "en mi vida me he reunido con nadie de VOX. Menos aún el 24 de octubre en un piso en Sevilla. ¡Ese día estaba en Madrid!".

Podemos Andalucía también ha salido al paso de "la información que publica hoy" este grupo y la tacha de "rotundamente falsa" y señalan  que "haya quienes, sabiendo que es falso, lo usen y difundan por interés propio, es lamentable. Parece que contra Podemos todo vale".

COMENTARIOS