El tiempo en: Andalucía
Lunes, 23/11/2020

Cádiz

Indemnizado tras sufrir una caída libre en un ascensor de un edificio de Cádiz

Una sentencia obliga a una empresa de elevadores a indemnizar a la víctima con 4.814 euros más intereses legales, además de las costas

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Ascensores.

El Juzgado de Primera Instancia N.º 4 de Cádiz condena a una empresa de elevadores a abonar a una persona que tuvo un accidente en un ascensor  la suma de 4.814,74 euros más los intereses legales, con costas a la demandada, tal y como informa el Bufete Ortiz Abogados.

Explica el citado bufete que “los hechos se remontan cuando el demandante bajaba en el ascensor del edificio de su domicilio en la ciudad de Cádiz, y este se desplomó en caída libre y a enorme velocidad quedando enclavado en las plantas inferiores. La empresa demandada alegó que no era cierto que el ascensor sufriera un desplome, que se realizaron las tareas de mantenimiento del ascensor de forma mensual y que, tras el incidente, el ascensor fue revisado por un organismo de control independiente sin que se observara alguna deficiencia del aparato”.

Según el Bufete Ortiz Abogado, “todo esto permite sostener la existencia de una relación de causalidad entre las lesiones que presentó el demandante tras ser rescatado del ascensor y el funcionamiento de éste al cual, tras bajar a una velocidad superior a la permitida por el sistema, frenó de forma brusca sufriendo el demandante lesiones severas a nivel cervical y dorsal”.

En definitiva, “como la empresa encargada del mantenimiento del ascensor no ha podido probar fehacientemente que los daños o lesiones obedecieron a una actuación negligente del demandante o a algún acontecimiento imprevisible, todo obliga a concluir que algo falló en el sistema de funcionamiento del ascensor que provocó que este bajara a mayor velocidad de la prevista para el equipo y es por esta causa por la que actuó el sistema de seguridad que, si bien frenó la caída, ocasionó un resultado lesivo al demandante”.

Ante esto, concluye el Bufete Ortiz que “es patente que quien crea un riesgo debe responder de sus consecuencias, sobre todo cuando ese riesgo crea un peligro para terceros”.

 


COMENTARIOS