Actualizado: 23:08 CET
Miercoles, 05/08/2020

Provincia de Cádiz

Alerta para los mayores ante el calor extremo

El 86% del exceso de mortalidad en 2019 en España por altas temperaturas se concentró en personas de más de 74 años. Los expertos piden extremar los cuidados

  • Una mujer se refresca en una fuente en Córdoba, donde se registraron 43 grados.

La primera ola de calor de la temporada coincidió con la llegada del verano y la activación del plan contra las altas temperaturas por parte de la Junta de Andalucía para reducir su impacto en la salud. En los últimos diez años, 36 personas han perdido la vida por calor, según la administración autonómica, que considera que “estamos ante un problema sanitario que debe ser abordado desde las estructuras de Salud Pública en coordinación con las respectivas administraciones en las áreas de meteorología, servicios sociales y asistenciales, urgencias, residencias de personas mayores, organizaciones de voluntariado, etc”. Y remarca, asimismo, que “la estructura demográfica, caracterizada por un envejecimiento progresivo, justifica la necesidad de adoptar medidas de prevención para el verano”.

De acuerdo a los datos de la Unidad de Vigilancia de la Mortalidad diaria (MOMO) del Centro Nacional de Epidemiología, dependiente del Instituto de Salud Carlos III, durante el verano de 2019 se estimaron 2.103 defunciones atribuibles al exceso de temperatura a nivel nacional. Un 66% de las mismas se produjeron en julio y un 86% del exceso de mortalidad se concentró en las personas mayores de 74 años”.

“Las personas mayores pierden con la edad la sensación de sed y de calor”, asegura el doctor Javier García-Monlleó, presidente de la Sociedad Andaluza de Geriatría y Gerontología. “Si no se corrige, pueden entrar en hipertermia y sufrir un golpe de calor que puede ocasionar fallos multiorgánicos y culminar con un desenlace fatal”, agrega. Los síntomas, enumera, “son dolor de cabeza, boca seca y pastosa, vómitos y náuseas, piel seca y enrojecida, desorientación o confusión, calambres o pérdida de conocimiento”. 

La clave está en la prevención. “Hay que ofrecerles frecuentemente agua, infusiones, zumo natural o gazpacho”, un auténtico superalimento.

Las comidas, en cualquier caso, apunta García-Monlleó, han de ser frugales, con abundancia de verduras y frutas. Recomienda evitar la exposición al sol durante la parte del día en el que luce con mayor intensidad, y hasta las 20.00 horas, incluso, usar protector para la piel, cubrir la cabeza y usar ropa ligera y de colores claros.

Finalmente,  indica que hay que ventilar las estancias, bajar las persianas y cerrar las puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, y “no dejarlos ni siquiera un ratito” en coches estacionados porque el interior puede marcar hasta diez grados más que el exterior.


“Los familiares y los cuidadores han de extremar la vigilancia” siempre y muy especialmente en los casos de obesidad o en aquellos que padezcan otras patologías como diabetes o deterioro congnitivo porque presentan una mayor vulnerabilidad explicar, y pide que, si se detectan síntomas de golpe de calor, se traslade al afectado a la sombra, se le desvista, se trate de rebajar la temperatura con paños fríos en ingles, axila o nuca, y acudir al servicio de emergencias 112 si es preciso.  

En Cádiz, la alerta se activa si se dan 32 grados durante dos días

La alerta sanitaria se activa por la duración del episodio de calor: nivel 0, sin riesgo; el 1, con hasta dos días de temperatura extrema; el 2, hasta cuatro días; y el 3, más de cinco. En Cádiz, la alarma se dispara al superar los 32 grados; en Sevilla, Córdoba y Málaga, a los 40; en el resto, a los 36.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Fran González visita la Diputación como delegado de Zona Franca
chevron_right
“Cádiz debe cuidar su patrimonio para desestacionalizar el turismo”