Actualizado: 19:51 CET
Domingo, 09/08/2020

Cádiz

Denuncian ser admitidas en un concertado "queriendo uno público"

La Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz se ha concentrado de nuevo en un acto reivindicativo

  • Parte de la comunidad educativa concentrada ayer en ante la Delegación Territorial de la Junta en Cádiz.
  • Protestan ante la “discriminación” ante la privada concertada tras el cierre de unidades

“Clases a reventar / y la ratio sin bajar/ Imbroda no respeta ni una pandemia mundial”. Con la melodía del estribillo de ‘Tres notas musicales’ resonaba este miércoles este cántico en la plaza de Mina en las voces de la comunidad educativa. La Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz volvía a las calles en un acto reivindicativo “en clave musical”. Denunciaban nuevamente la “discriminación” ante la privada/concertada tras el cierre “injustificado” de unidades en el CEIP La Inmaculada y los IES Caleta, Cornelio Balbo, Rafael Alberti y San Severiano. 

Para la Coordinadora “la planificación educativa de la Delegación Territorial ha reducido al mínimo la oferta en varios institutos públicos, dejando sin plaza a decenas de alumnos y alumnas con la intención de derivarlos a centros   privados concertados que no han escogido y cuyas plazas se quedan vacías año tras año”.

Es el caso de Aitana Ramírez y Andrea Romero, dos alumnas que querían cursar primero de Bachillerato de Ciencias en el IES Rafael Alberti y “aun habiendo puesto en las solicitudes sólo centros públicos laicos, nos han admitido en el Amor de Dios, un centro concertado religioso sin haberlo siquiera pedido”, nos cuentan. Según los datos recogidos por este medio existen unas 80 familias afectadas que han sido derivadas a centros concertados en lugar del público que solicitaban. “Una de las quejas que tenemos es el Derecho a la Educación, que viene recogido en el Art. 27, sobre todo a una educación laica y pública”, apunta Victoria Ramírez, docente y familia de una de las alumnas afectadas.

“Nosotras venimos de Argantonio, un centro laico, que es concertado en primaria y ESO pero que el Bachillerato lo ofrece de forma privada, algo que no todo el mundo puede pagar. Queremos ir a uno público y por el cierre de líneas no podemos entrar donde queremos”, comenta Aitana. “Además nos imponen ir a un centro religioso sin que ninguna de las dos lo seamos. Si nos van a cambiar al menos que sea a uno público y no concertado”, añade. Por su parte, Andrea considera además “que un centro público es mucho más liberal, y no coartan tanto a los alumnos”. 

Otra de las asistentes a la concentración, madre de un chico afectado, denunciaba que “la Junta no reconoce los cargos en la plataforma informática (Séneca) a la directora y jefa de estudios del IES Rafael Alberti, por lo que no pueden acceder para realizar cambios de matriculación a pesar de disponer de plazas para ello en segundo de bachillerato”. Su hijo, que cursó en este centro la ESO, hizo primero de Bachillerato en el extranjero con una beca. “Al volver y realizar la preinscripción para segundo en su centro le han notificado la ‘no admisión’ por no disponer de plaza, pero sin embargo la jefa de estudios del centro me ha dicho que no es cierto y que sí disponen de plazas. Ahora estamos intentado solicitar una reclamación”, nos cuenta.

A este respecto, desde la Delegación de Educación indican que “el equipo directivo del IES Alberti está nombrado, pero es un trámite administrativo que lleva un proceso, el volcado de los datos en Séneca”.


Esta “escalada” contra la escuela pública tendrá respuesta, según informa la comunidad educativa, en una agenda de acciones y movilizaciones que se extenderán por la provincia durante las semanas venideras.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
Publicidad Ai
chevron_left
En la planta de Airbus de Puerto Real la situación "podría agravarse"
chevron_right
La UCA retoma el programa Erasmus