El tiempo en: Andalucía
Lunes 30/11/2020

Cádiz

Oposición rotunda al 'pin parental' de Vox desde Cádiz

Docentes, asociaciones de padres y madres y el equipo local rechazan rotundamente la medida

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Movilización por la Educación Pública en una imagen de archivo
  • La Flampa anuncia que en el caso de que se implante en Andalucía habrá movilizaciones
  • Para la edil de Educación supone “una censura que quiere imponer la ignorancia”

Estudiantes agrupados en el colectivo 'Algo que decir' han convocado para este jueves, 30 de enero, concentraciones en Andalucía, Madrid y Murcia contra lo que denominan el “Pin Neandertal”, en alusión a la posibilidad de que los padres veten la asistencia de sus hijos a actividades complementarias en horario lectivo, como defiende Vox. El gobierno de la Junta aceptó el ‘pin parental’ a cambio del apoyo del partido de la ultraderecha a los presupuestos de 2020.

Sin embargo, aunque Murcia ya lo haya implantado, parece que Andalucía no está muy por la labor. Y mucho menos Cádiz, donde el personal docente y las asociaciones de madres y padres se han mostrado totalmente en contra de esta campaña promovida por la ultraderecha, con la plataforma Hazte Oír como principal difusor. Defienden esta medida “para que sin el consentimiento de los padres no se pueda adoctrinar a los niños en ideología de género en las aulas”.

Al respecto desde la Flampa (Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos), su presidenta Marián Gil se ha mostrado “totalmente en contra” ya que considera que “la educación en igualdad y con perspectiva de género es muy importante para los niños y las niñas en los colegios”. Gil cree que “la convicción política de padres y madres no debe meterse en los centros educativos”.

En el caso de que Andalucía cediera finalmente a la petición de Vox, “la Flampa tomaría medidas saliendo a la calle para protestar y poner de manifiesto nuestra posición”. “Hemos avanzado bastante en los últimos años en el tema educativo y materias de igualdad ¿vamos a ir ahora hacía detrás? Porque esta medida significa dar un paso atrás, aparte de que sería discriminatoria con el niño o la niña cuyos padres le nieguen dar esos cursos”.

De otro lado, Pilar Cortiguera, profesora y coordinadora de Igualdad en el IES Alberti, lo considera una medida “anticonstitucional que va contra los derechos humanos”. Para Cortiguera lo más importante es “que la Escuela Pública no se debe ver empañada por los intereses de partidos políticos”. El hecho de que se les niegue a niños y niñas acceder a la información sobre género o diversidad sexual “es una forma de imponer a los hijos que piensen como sus padres, negándoles la libertad a tener ideología propia. Por lo tanto me parece una aberración que además cuestiona a los profesores y es una censura a la Escuela Pública”, señala.

En sus años de docencia, Cortiguera reconoce que nunca ha recibido ninguna petición por parte de ningún progenitor para evitar que sus hijos reciban este tipo de información. Tampoco le ha pasado a Isabel Fernández, profesora del IES Columela e integrante de la Coordinadora de la Escuela Pública de Cádiz. “De hecho este año, que soy tutora de 4º de la ESO, cuando me he presentado ante los padres y madres han sido ellos quienes me han pedido que se trate el tema de la sexualidad”. Fernández considera la medida “absurda”, ya que las actividades complementarias son obligatorias en los centros, “es la LOMCE la que pide no sólo enseñar contenidos, sino educar en valores. Por lo tanto no se trata de que un profesor decida o no dar una charla, es que estamos obligados a hacerlo porque estamos educando de forma integral, y evidentemente hay que hablar de diversidad sexual porque es una realidad que existe”.


Reacciones políticas

También desde el equipo de gobierno local se han manifestado al respecto. Ana Fernández, edil de Educación en el Ayuntamiento de Cádiz, cree que “es terrible que tengamos que retomar debates que estaban absolutamente superados y que nos hacen retroceder como sociedad. Y todo porque una derecha acomplejada asume todos los disparates que se le ocurren a la extrema derecha y a Vox”.

“El Pin Parental no sólo es terrible por lo que supone: una censura educativa terrible. Una censura que quiere imponer la ignorancia en cuestiones como la igualdad, la libertad de decisión, la salud o la formación de una ciudadanía activa. Sino también es terrible porque delega a los niños a meros objetos. Objetos pasivos de nuestra sociedad. Está en juego usurparles su decisión en la vida. Confunden la Patria Potestad con la propiedad. Y lo hacen a sabiendas, atacando a la Educación Pública, basando sus argumentos en bulos y mentiras”, añade la edil.

Para Fernández, detrás de esto está “la derecha más visceral, Vox, Hazte Oír y las vísceras más ultraconservadoras. Detrás del Pin Parental hay otro ataque a los colectivos más vulnerables. No quieren que se denuncie las violencias machistas, no quieren una educación como personas libres e iguales, quieren seguir manteniendo el yugo contra cualquier persona que piense y siente de forma distinta a ellos”.

No obstante, la Junta de Andalucía no parece que vaya a entrar en el juego. El vicepresidente del gobierno andaluz y portavoz de Cs, Juan Marín, advertía este lunes a Vox que “si entiende el pin parental como una línea roja para condicionar la acción política del Gobierno, sería un terrible error para el conjunto de los andaluces” y ha llamado a no seguir “en debates estériles que provocan la polarización”. En declaraciones a los periodistas, Marín ha recordado que “hay una norma que regula los derechos y obligaciones de las instituciones y los padres” y ha insistido con que en Andalucía se ha creado un grupo de trabajo por un pacto andaluz por la educación y es “ahí donde se debe debatir cualquier modificación”.

 

COMENTARIOS