Actualizado: 01:28 CET
Miercoles, 22/01/2020

Provincia de Cádiz

Los partidos velan armas ante la legislatura de la confrontación

Vox y Podemos endurecen el tono en la provincia, PP y Cs reivindican viejos proyectos y PSOE trata de evitar el frentismo.

  • El pacto entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha avivado la confrontación en la provincia.

No va a haber tregua. Vox se manifiesta hoy, a partir de las 12.00 horas, frente a los ayuntamientos de Cádiz, Jerez, Algeciras, Sanlúcar y Arcos “Por un Gobierno que respete la Constitución y la soberanía”. El diputado nacional Agustín Rosety responde afirmativamente a si el partido va a mantener la movilización durante el nuevo curso político cuando se le interroga al respecto. “Vamos a llevar el liderazgo de la oposición”, añade. Y anima a que esta mañana se sumen en la provincia “todos los españoles preocupados por la alianza de Pedro Sánchez con separatistas, golpistas y filoterroristas”.

La formación de Santiago Abascal ha endurecido el tono aún más. Rosety tacha a Pablo Iglesias de “iluminado”, apela a que se sume a las concentraciones al votante socialista que confió en que su partido iba a defender la unidad nacional y sus derechos y ha sido engañado a la postre por el ya presidente, y deja claro que no va a dar ni un minuto de aliento al Gobierno de coalición. De este modo, este domingo comienza en la provincia la legislatura de la confrontación.

En el extremo contrario y con un discurso igualmente elevado de temperatura se sitúa Unidas Podemos. El coordinador provincial, José Ignacio García, lamenta, al otro lado del teléfono, que “las derechas se hayan echado al monte”, hayan teatralizado lo ocurrido como si se tratara de un golpe de Estado y hayan mostrado su cara “antidemocrática”. Pero, advierte, “se tienen que aguantar, hay un nuevo Gobierno”. Y, sin tomar aire, añade una primera exigencia: la derogación de la reforma laboral. “Es el momento de cumplir las expectativas y las promesas de los últimos días”, agrega. Todo parece indicar que Unidas Podemos va a ser tan beligerante con la oposición como reivindicativo con el Gobierno del que forman parte.

PP y Ciudadanos han moderado las formas. También en la provincia. Aunque han dejado entrever que el enfrentamiento con el Ejecutivo central va a ser, sobre todo, institucional. La presidenta popular, Ana Mestre, reproduce con puntos y comas el argumentario del presidente Juanma Moreno: Andalucía no va a permitir ni una sola discriminación.

La formación naranja se suma a la estrategia popular y señala a este medio que el principal problema para Cádiz “es el Ejecutivo en sí mismo, que no se muestra dispuesto a negociar con otras administraciones”. Como ejemplo, habla del impago de anticipos que le corresponden a cuenta del sistema de financiación autonómica y la compensación del IVA”.

Ambos partidos elaboran, en cuanto a tareas pendientes, una lista similar, desempolvando viejos proyectos como el corredor ferroviario, el Nudo de Tres Caminos, los desdobles de la N-IV y la autovía Vejer-Algeciras o, incluso eso, el desarrollo del antiguo proyecto de Las Aletas.

El PSOE, por su parte, saca pecho de los éxitos de Pedro Sánchez. Irene García los recita de carrerilla (la supresión del peaje, el Plan de Reindustrialización del sector naval, la lucha contra el narcotráfico) y apunta, tímidamente, al plan especial de empleo como compromiso de futuro (enlatado en los Presupuestos Generales del Estado nonatos para 2019). “España tendrá, por fin, el Gobierno progresista que en dos ocasiones la ciudadanía ha elegido para dar soluciones a los problemas reales de la gente”, declaró. Pero, la clave del comunicado que remitió a los medios es el reconocimiento de la estrategia socialista: “No se va a seguir el juego del frentismo político”. Veremos. Fácil, desde luego, no se lo van a poner. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
Publicidad Ai
chevron_left
Pies en Cádiz, ojos en Madrid
chevron_right
Juan Carlos Campo colma su ambición como ministro