Actualizado: 23:06 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

“El presupuesto de la UCA sólo da para pagar nóminas, luz y agua"

Francisco Piniella se convirtió el pasado mes de julio en el sexto rector de la Universidad de Cádiz. En esta entrevista analizamos los retos que le aguardan

  • Francisco Piniella, rector de la UCA

Francisco Piniella se convirtió el pasado mes de julio en el sexto rector de la Universidad de Cádiz, coincidiendo con el cuarenta aniversario de la creación de la propia UCA. Catedrático de Ciencias y Tecnología de la Navegación, el inicio de su mandato ha estado marcado por la polémica en torno a Valcárcel, aunque también pone el acento en la situación de precariedad de parte del profesorado y en las limitaciones presupuestarias para asumir nuevos proyectos

“Para Valcárcel parece que se ha abierto una ventana si optamos a los fondos Feder de investigación”

La UCA ha cumplido 40 años y tiene por delante cuatro años como rector, ¿en qué punto ha asumido el cargo y cómo quiere dejarlo dentro de cuatro?

–He asumido el cargo en julio. En este tiempo una de las cuestiones que más me han preocupado son aquellos proyectos que ya venían de la etapa anterior. Además, el cambio al frente de la UCA ha coincidido asimismo con un cambio en el gobierno de la Junta de Andalucía, y me he enfrentado a que algunos proyectos iniciados en la época anterior y que tenían de algún modo el beneplácito del gobierno anterior, ahora nos hemos encontrado que no siempre está por la labor; el caso más evidente es el del traslado a Valcárcel de la Facultad de Ciencias de la Educación. Creo que la UCA es una universidad mediana dentro del espectro de las universidades españolas, que está saneada financieramente, tiene una serie de títulos generalistas que son necesarios, porque es una universidad provicial, y responde a su situación demográfica, con cuatro campus, y por lo tanto necesita esos títulos generalistas que den cobertura a las necesidades de educación superior por parte de los ciudadanos, pero en los últimos años ha ido especializándose en algunas titulaciones determinadas en las que además estamos muy bien situados en los ránkings europeos, caso de las áreas de conocimiento de carácter marino marítimo, la consolidación del Campus de Excelencia del Mar, y también ha habido en este tiempo de transición entre un equipo rectoral y otro una noticia muy positiva que ha sido la adjudicación a la UCA de la coordinación de un consorcio de universidades europeas, formado por la UCA la de Brest, la de Kiel, de Dans, Split y Malta, todas ellas costeras, universidades europeas de los mares, y eso es muy positivo.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

¿Y dónde quiere usted llevar a la UCA en estos cuatro años?

–Creo que la UCA tiene que consolidarse desde el punto de vista de determinadas áreas de conocimiento que están a la vanguardia de otras áreas más punteras. Hay grupos de investigación emergentes a los que hay que ayudar para consolidar la investigación y la transferencia en la universidad. Me gustaría también consolidar la plantilla, ya que hay mucho profesorado en precario en estos momentos, a pesar de los recortes en los presupuestos. Y también espero que se consolide este proyecto piloto del consorcio de universidades europeas, que es por un periodo de tres años, para que la UCA forme parte de una federación de universidades europeas, de manera que nuestros alumnos no sólo tengan una titulación de la universidad de Cádiz sino de las seis universidades a nivel de homologación.


Dice usted una universidad mediana, pero ¿estamos en la cola o estamos por encima de la media?

–Depende de como hagamos el baremo. Ayer salió el baremo de transparencia y estamos en el tercer puesto de España. Por tamaño estamos en una franja media, con 22.000 estudiantes, 1.800 profesores y mil de personal de administración y servicio.

¿Y en prestigio?

–En prestigio, como he comentado hay una serie de rankings internacionales en los que estamos muy bien situados, por ejemplo, de entre las 20.000 universidades que hay en el mundo ocupamos el puesto 800, lo que es una situación bastante importante. Tenemos gran atracción de alumnos de otras universidades de España y Europea con los programas Erasmus y de Movilidad. Tenemos numerosos títulos de máster que son muy atractivos para estudiantes de fuera, no sólo de la provincia.

Su predecesor en el cargo se quejaba de la financiación, que afecta a todas las universidades de Andalucía, ¿cómo valora el presupuesto que se dedica desde la Junta para el próximo año para las universidades?

–La financiación, lo dicen todos los rectores, desgraciadamente se ha reducido. No lo ha hecho en términos absolutos, ya que sí ha crecido el presupuesto, pero lo que ha crecido no es suficiente para lo que crece la universidad. Las plantillas tienen más trienios, más quinquenios, compromisos de mejora de productividad científica, con complementos autonómicos. El problema es que ese crecimiento no es suficiente con lo que ha habido en gobiernos anteriores que sí se cumplía ese criterio que los presupuestos subían en función de la propia necesidad de las universidades.

Y han llamado a la puerta ¿y qué les han dicho?

–Pues que nos aguantemos. Es lo que hay. Si el gobierno decide que los presupuestos para las universidades públicos es el que hay, lo que va a provocar es que nos limitemos a abrir las puertas, pagar las nóminas y poca política vamos a poder hacer, pocas infraestructuras, a no ser que como ha dicho el consejero, a principios del próximo año salga un plan plurianual de inversiones donde veremos si puede solventar muchas de las peticiones que hemos hecho de infraestructuras, como el nuevo aulario de Jerez, o de mejoras en todos los campus, que sólo pueden venir que un añadido al presupuesto, porque lo que tenemos presupuestado sólo da para el gasto corriente: nóminas, luz y agua.

Llegados a este punto, ¿cree acertada la medida del anterior gobierno de matrículas a coste cero para los alumnos que aprueben en primera convocatoria?

–Sí, la bonificación de las matrículas es una política de igualdad para que nadie se quede fuera del sistema.

¿Es tanta la precariedad entre los profesores de universidad?

–Yo creo que sí, en los últimos años, sobre todo tras la crisis, se han utilizado figuras de contratación barata, como la del profesor sustituto interino, para suplir bajas, pero que se ha utilizado de forma general.

¿Estamos hablando de sueldos mileuristas?

–Mileuristas, totalmente. Hablamos de un profesor que da tantas horas de docencia como un funcionario, sino que quiere seguir dando clases en la universidad tiene que seguir adelante con su tesis doctoral, tiene que seguir publicando para que llegado el momento pueda acreditarse y optar a plaza de mayor categoría. Son profesores dignos de elogio y se tienen que tirar diez años para poder consolidarse mínimamente. Hay muchas áreas de conocimiento en la que los titulados tienen una salida labora muy importante, y la atracción de la universidad no es suficientemente atractiva. Hay bolsas de profesorado que no se cubren, porque la oferta pública tiene que mejorar. El otro día, en la reunión que tuvimos con el ministro de Educación en funciones, Pedro Duque, la pregunta que le hice fue "cuándo va a haber una nueva ley de universidades", ya que tiene que cambiar a nivel estatal y andaluz.

Como rector ¿puede hacer algo para acabar con esa precariedad?

–Desde la universidad se pueden poner políticas para ayudar a los profesores a acreditarse en la realización de tesis doctorales, pero cuando los presupuestos son como son, poca política se puede hacer al respecto.

Uno de los temas más polémicos de las últimas es el traslado de Educación a Valcárcel. Hace un mes le preguntamos a la delegada del Gobierno, Ana Mestre, sobre este asunto. Ella hablaba de recursos propios de la universidad. ¿Esto es viable?

–Lo primero que hay que decir es que es un proyecto que ni siquiera es mío, sino del equipo rectoral anterior y del gobierno de la Junta anterior. La Junta decidió dotar a la UCA de 700.000 euros para realizar el proyecto básico de remodelación de Valcárcel. Si una administración se gasta ese dinero, se supone que será para hacerlo, no para ver si lo hago. Y se supone que en esta nueva legislatura debía haber ya una nueva dotación específica para la rehabilitación del edificio, pero en los presupuestos no ha aparecido. Durante las últimas semanas el delegado territorial ha dicho una cosa, después le han corregido; el consejero cuando vino al acto del 40 aniversario dijo claramente que no; después en Sevilla nos dicen que se vuelve a abrir la puerta, y la verdad es que estamos en una auténtica indefinición. La única posibilidad que se abre es una financiación a tres partes. Una parte con fondos Feder de investigación, teniendo en cuenta que en ese edificio además de aulas va a haber laboratorios y espacios destinados a la investigación;  otra parte sería dentro del plan plurianual; y otra parte procedería de fondos propios a través del remanente que posee la UCA, de ahorros propios, que no se ha gastado en los últimos presupuestos, pero ese ahorro no se lo puede gastar la universidad si no lo autoriza la Consejería de Hacienda. Ahora mismo hemos pasado de gris a negro, de negro a gris, y ahora parece que hay una ventana abierta, estudiando lo de los fondos Feder, y quiero ser optimista y creyendo en la lealtad institucional. Si yo como rector debo asumir los proyectos del equipo anterior, este gobierno debería asumir los del gobierno anterior.

Pero ¿sólo con recursos de la UCA no?

–No. Y en cualquier caso esos remanentes tendrían que estar autorizados por Hacienda y serían sólo una parte de la financiación. También se ha puesto sobre la mesa que el Ayuntamiento de Cádiz pueda aportar un millón de euros al proyecto. Hay que recordar que el proyecto total estaría en torno a unos 25 millones.

Ha dicho dos veces "proyecto del anterior rector", ¿no está de acuerdo en que sea un buen proyecto?

–Es un buen proyecto para la universidad, para la ciudad de Cádiz, para cerrar ese cinturón universitario del campus de Cádiz, pero es que a veces se ha utilizado que esto era llevarse una facultad de un campus a otro, y quiero recordar que cuando Magisterio se estableció en Puerto Real hace 25 años allí sólo se impartía Magisterio, y ahora estamos en una situación en la que se imparten diferentes grados, de Educación Infantil..., Psicología, Ciencia de la Actividad Física del Deporte, que es una de las áreas mejor situadas en los rankings. Estamos hablando pues de un edificio que se ha quedado pequeño, y que además está con una estructura sobre un parque natural que no permite una ampliación. No es antojo pasar de Puerto Real a Cádiz.

¿Cómo queda Puerto Real?

–Tiene lo que sería el Centro Andaluz Superior de Estudios Marinos, con la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales, Ciencias Náuticas, y la Escuela de Ingeniería Naval y Oceánica, además de la Facultad de Ciencias. Es uno de los Campus con mayor producción científica, con presencia de grupos de investigación muy potentes y no afectaría para nada que la Facultad de Educación se fuera de Puerto Real.

Uno de sus objetivos es acabar con los desequilibrios entre los campus, ¿cuáles son, cuál es la pata más coja y cuáles deben ser los pasos más inmediatos?

–Uno de los Campus más desequilibrados es el de Bahía de Algeciras, y desde que hemos entrado hemos impulsado acciones para revalorizarlo. Hemos hablado con la Autoridad Portuaria, con el Ayuntamiento de Algeciras, para nuevas infraestructuras, entre ellas una de carácter de investigación y transferencias en el Llano Amarillo, donde habría un edificio compartido con Autoridad Portuaria para temas de investigación. Hemos apostado por celebrar allí la Feria del Empleo. Aunque sea simbólico, el Consejo de Gobierno de la UCA que presidí fue en Algeciras. Quiero resaltar la buena sintonía con el Ayuntamiento.

El Aulario del Campus de Jerez, ¿qué fechas manejan?

–En los presupuestos no vamos a poder llevarlo a cabo y propondremos a la Junta poder llevarlo a cabo con los remanentes no afectados de la UCA. Todo depende del tiempo que nos autorice la Junta. El proyecto está realizado. Se ha expuesto de forma pública para alegaciones. Y sólo necesitamos financiación.

¿Qué nos puede contar sobre nuevas titulaciones?

–Tienen que estar autorizadas asimismo por la Junta de Andalucía. Mi pretensión es que aquellas que ya estén en marcha y sean autorizadas, ponerlas en marcha en función de los presupuestos que nos autoricen desde el gobierno autonómico. De todas formas, estamos pendientes de un informe que va a hacer público la Junta sobre el mapa de titulaciones, que es el que un poco va a marcar el futuro de las nuevas titulaciones.

¿Llegará Comunicación a Jerez?

–Llegará si lo aprueba la Junta y lo dota de profesorado.

No le veo muy convencido.

–Yo lo estoy, el que se tiene que convencer es el que lo debe autorizar.Yo quisiera ser optimista, pero los hechos te van situando en la realidad de cómo está la política en el ámbito de la educación pública.

¿Cómo se adapta la UCA a cambios frenéticos que se están produciendo como la compra de apuntes que hacen que los alumnos no vayan a clases, o los gurús que dan cursos masivos, compañías que ya no miran la titulación, sino que buscan a alguien experto en inteligencia emocional... quién compite contra eso o cómo puede ofrecerse la UCA atractiva de cara a la juventud?

–Hay un dato. Las estadísticas dicen que los estudiantes que salen de la universidad tienen un porcentaje de integración en el mercado laboral muy por encima de los que no tienen estudios universitarios. Esa es la realidad. No se puede ser tan pesimista como para decir que la universidad no vale para nada, todo lo contrario. Otra cuestión es que la universidad tiene que ser cada vez más flexible, pero la administración también debe serlo. Lo que no es normal es que se modifique una titulación para ir actualizando y cambiando métodos docentes, y se tarde uno y dos años en autorizar una modificación. La universidad debe tener cada vez más autonomía y hay que hacerlo a través del cambio de la ley de universidades. Lo que estamos intentando es fomentar la digitalización, los cursos en abierto, y además esta experiencia de las universidades europeas va a ser muy positiva, porque este consorcio hará que entre todos nos pongamos a mirar al futuro.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
El IES R. Alberti de Cádiz vuelve a ganar Olimpiadas de Ciberseguridad
chevron_right
El líder se enfrenta en Fuenlabrada a la revelación del campeonato