Actualizado: 18:53 CET
Sábado, 26/09/2020

Cádiz

Torturados con saña antes de ser arrojados desde la furgoneta

Los cinco detenidos, cuatro portugueses y un marroquí, fueron trasladados hasta la Comandancia de Cádiz capital

Cargando el reproductor....
  • Difunden el vídeo de la persecución por Sevilla del individuo que buscaban desde Chipiona, donde dejó tres víctimas, y se hace viral

Lo ocurrido en Chipiona este domingo es un claro ejemplo de la brutalidad que emplean las bandas de narcotraficantes que actúan en la provincia gaditana, en este caso en la costa Noroeste. Según fuentes de total confianza, la principal hipótesis que sigue manejando la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación desde su Comandancia de Cádiz, es un ajuste de cuentas entre bandas, aunque no se descartan otras líneas como un intento de robo de droga.

Los hechos comenzaron al mediodía del domingo cuando al parecer tres vecinos de Chipiona fueron retenidos por al menos cinco personas, cuatro de ellas de nacionalidad portuguesa y un quinto de nacionalidad marroquí. Las víctimas fueron agredidas y brutalmente torturadas, para luego ser arrojadas atadas y sin miramientos en la en la autovía A-480 que une Chipiona con Jerez. Una de ellas fallecía y otras dos permanecen hospitalizadas en centros de la provincia gaditana con pronóstico grave.

Por casualidad, un conductor observó la macabra acción y avisó a la Policía Nacional de la vecina localidad de Sanlúcar. Aviso que fue trasladado a la Guardia Civil que inmediatamente armó un dispositivo para localizar al turismo y la furgoneta implicada en el suceso.

La suerte se puso de parte de las fuerzas policiales ya que un agente, fuera de servicio, que iba por la AP-4 en dirección a Madrid, concretamente al Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro, junto a su hijo para el examen de ingreso en el cuerpo, recibió la descripción de los vehículos por parte de un compañero de destino. Sin apenas tiempo para asimilarlo, observó que ambos vehículos le acababan de adelantar a gran velocidad  con dirección a Sevilla.

El guardia civil fuera de servicio aceleró y alcanzó a la furgoneta y al turismo, comunicando la posición de los vehículos y “siendo en todo momento los ojos de la central para organizar la intercepción”.

Mientras, sus compañeros ya habían desplegado un enorme dispositivo con más de 20 coches patrullas.

Gracias a este gran despliegue se detuvo a los ocupantes del turismo en la A66 en dirección a Mérida, mientras que la furgoneta se adentraba en el casco urbano de Sevilla, estando ya avisadas la Policía Nacional y la Policía Local, que realizó un perfecto dispositivo de cierre, el cual obligó al conductor de la misma, de origen marroquí, a abandonar el vehículo e iniciar una huida desesperada que acabó con su detención.

Tras registrar la furgoneta, se halló en su interior una escopeta, dinero en efectivo y mucha sangre, al parecer de las víctimas de este suceso.

Una persecución viral

Por otro lado, la difusión del vídeo de la persecución por parte de la Policía Local de Sevilla de uno de los presuntos implicados se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales y ha abierto los informativos de casi todas las cadenas de televisión.

La persecución, en medio del barrio de Los Remedios y que provocó gran revuelo entre los vecinos, que cuentan cómo asistieron entre el asombro y el miedo a la actuación policial, refleja el tremendo esfuerzo físico del grupo de cuatro agentes para alcanzar al detenido, que intentó esconderse bajo un coche en la calle Nao antes de que fuera detenido, mientras los agentes buscaban el posible arma que les habían advertido que podía llevar y que les llevó incluso a realizar dos disparos intimidatorios al aire en mitad de la carrera.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Según ha informado a 7TV Andalucía el portavoz de la Policía Local de Sevilla, Mario Domínguez, les habían comunicado que un individuo con un arma de fuego conducía una furgoneta de color blanco a gran velocidad por la autovía de Cádiz.

“Una patrulla lo localizó en la avenida de la Raza y se inició la persecución. A partir de ahí, a la altura de República Argentina con la calle Arcos se comenzó la persecución a pie. En la calle Nao fue detenido y se le entregó a la Guardia Civil”, explicó.

En el interior de la furgoneta se encontraron más de 130 billetes de 50 euros y cuatro terminales móviles con el GPS activado en uno de ellos, según el portavoz de la Policía Local.

La investigación sigue abierta, los cinco detenidos, todos ellos extranjeros, cuatro portugueses y un marroquí, fueron trasladados  a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz que se ha hecho cargo de la investigación.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La gerencia de Onda Cádiz la decidirá su Consejo de Administración
chevron_right
El puente de ‘La Pepa’ cumple este martes cuatro años