Actualizado: 09:30 CET
Domingo, 12/07/2020

Cádiz

"En Noruega nos ven como una potencia futbolística"

Hablamos con Javier Rendón, un joven gaditano que lleva tres años en los banquillos noruegos

  • Javier Rendón

La historia del gaditano Javier Rendón es compartida por muchos. Este joven tuvo que emigrar al extranjero, en su caso a Noruega, para poder tener la oportunidad que no le daban en España.

Los noruegos más futboleros saben que el Cádiz CF ha jugado en Primera División y que eliminó al Real Madrid en Copa del Rey

Vive en la isla de Senja, al norte del país escandinavo, donde entrena al Varden FK de la quinta división noruega, y también se hace cargo del filial sub 17-19.

Compagina la vida de entrenador con la de profesor de educación física  en un instituto, y su ilusión es poder entrenar en España algún día.

¿Qué te llevó a irte a Noruega?

—Decidí trasladarme a Noruega porque necesitaba crecer profesionalmente y ampliar mis conocimientos. Llevo tres años entrenando aquí y estamos logrando buenos resultados.

¿Desde pequeño sabías que querías ser entrenador?


—Desde pequeño sabia que mi vida estaría vinculada al fútbol. Se lleva en la sangre, se siente en el alma y se expresa con un simple balón.

¿Se parecen el fútbol noruego y el español?

—Tenemos conceptos totalmente distintos. Nuestro fútbol es formativo en sus inicios pero claramente enfocado a la competición. En Noruega   tienen el concepto literal “Fútbol para todos”. Todos los clubes cuentan con gran cantidad de jugadores desde los 4 hasta los 19 años. Los clubes tienen academias e incluso programas especiales de integración. Predomina la igualdad y su vocación es formativa y social.

¿Eres un entrenador al que le guste proponer con la pelota o te gusta más que el rival lleve la iniciativa y salir a la contra?

—El sistema y el estilo de juego te lo dan el tipo de jugadores que tengas.  Suelo poner en práctica dos sistemas y sus variaciones. Nosotros jugamos en concordancia al resultado y a los objetivos. Me gusta el jugador que entiende el juego y es capaz de jugar en varias posiciones.

Probablemente uno de los mejores jugadores en la historia de Noruega haya sido Carew. Ahora juega en España Odeegard ¿En Noruega lo ven como la esperanza para su fútbol?

—Cuando fichó por el Madrid fue un boom en el país. Todos querían ser Odeegard y hubo muchos que se hicieron aficionados al club y se compraron muchas camisetas.

¿Te costó la adaptación a un país como Noruega?

—No me costó adaptarme porque me ofrecieron bastante ayuda desde el principio. A parte yo tenía bastante predisposición. Idiomáticamente comencé hablando en inglés, y a día de hoy ya hablo sin problemas en noruego.

¿Cómo es tu día a día?

—Por las mañanas, trabajo como profesor  de educación física. He trabajado como profesor  de fútbol en el instituto dando la asignatura de Deporte de Alto rendimiento. Por las tardes, trabajo entrenando a los equipos de fútbol. El equipo sénior juega los fines de semana pero los Sub 19 entre semana, por lo que hay que compaginar entrenos y partidos. A veces jugamos tres partidos semanales.

¿Qué es lo que más echas de menos de Cádiz?

—A mis familiares y a mis amigos, por supuesto.

¿Conocen en Noruega al Cádiz CF? ¿Qué opinan de la liga española y del fútbol español?

—Los muy futboleros recuerdan que jugó en primera y que eliminaron al Real Madrid en la Copa del Rey. Los noruegos dan prioridad a la Premier League, la siguen por televisión y viajan asiduamente a sus estadios. La liga tiene mucha importancia también. Nos ven como una potencia futbolista a nivel mundial.

¿Te veremos entrenar en España algún día? ¿Te gustaría?

—No se sabe lo que puede pasar en un futuro. Ahora solo me centro en mi club y en mis jugadores. Aunque no cierro las puertas a ninguna posibilidad. Puede que sea en España, pero no tengo problemas por ime a otro país.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
Comienza el plazo para solicitar las nuevas ayudas de autónomos
chevron_right
Reabren las Salazones Romanas tras más de tres años cerradas