Actualizado: 20:25 CET
Domingo, 25/08/2019

Cádiz

Desirée Rovira busca hacer historia en el Muaythai español

Se enfrenta el próximo 1 de agosto a la italiana Elisabetta Solinas por el Campeonato Internacional WBC de MuayThai del peso mosca

  • Desirée Rovira

Desirée Rovira busca la gloria. Esta joven gaditana se enfrenta el próximo 1 de agosto en el segundo evento Cádiz Night Fight, conocido como “El Templo Cadista”, a la italiana Elisabetta Solinas por el Campeonato Internacional WBC de MuayThai del peso mosca (112libras).

El escenario de la velada es inmejorable, el estadio Ramón de Carranza, un sueño para cualquier gaditano y cadista, como es su caso.

Tras una gran carrera amateur, con dos títulos nacionales (IFMA y WMF) además del Campeonato Mundial ganado en Pattaya (Tailandia) el pasado mes de Marzo en su haber, Desi lleva una temporada en Tailandia tras firmar su contrato como “Nak Muay” (luchador de MuayThai) compitiendo contra rivales tailandesas de entidad, siempre bajo la tutela de Roberto Gallo Cassarino en el 7MuayThai Gym, donde se entrena con campeones reconocidos de la talla de Mathias Gallo Cassarino o Carlos Coello.

A pesar de que faltan varios días para el evento, empiezan a aparecer los nervios.

“No creo que pueda describir todas las emociones que siento en este momento”, comenta Desirée.

Cuando comenzó a practicar el Muay Thai, que lo hizo “de una forma fitness”, no pensaba “en mis mejores sueños tener una oportunidad como esta por delante”.


Desirée es cadista, iba de pequeña con su familia al Ramón de Carranza a ver los partidos del Cádiz CF, por lo que al celebrarse en el estadio el combate, para ella supone “el culmen de la felicidad”.

“Se unen tantas cosas bonitas, este título, tu ciudad, un sitio donde he pasado gran parte de mi niñez”, afirma Desirée emocionada.

Su rival iba a ser Beatrice Marcialis, pero sufrió un accidente de tráfico y por lo tanto, finalmente la italiana Elisabetta Solinas será su rival el próximo 1 de agosto.

Este cambio de rival no ha provocado que sus entrenamientos se hayan visto alterados ya que “son dos rivales con una técnica muy parecida, se parecen mucho”.

“Me estoy entrenando mucho y muy duro para dar un buen espectáculo”.

Entrena dos veces al día de lunes a sábado. Se levanta todos los días a las 5.30 horas para empezar el primer entrenamiento sobre las 6.15. Tras ello tiene un pequeño tiempo que “dedico a descansar”. Sobre las 11.00 horas hace el almuerzo para seguir descansando hasta las 15.15 aproximadamente cuando comienza el segundo entrenamiento que se prolonga hasta las 19.00 más o menos. Intenta estar cenando a las 20.00 horas para “poder descansar lo suficiente para entrenar al día siguiente”.

Aún faltan muchos días para su combate, por lo que sigue entrenando duramente. Sin embargo, los días previos le gusta dedicarlos a ver series y leer, algo “que me gusta mucho”. Intenta no pensar mucho en el combate “ya que te provoca mariposas en el estómago y no hay que desgastar la mente”.

Afirma que no tiene miedo a perder o ganar, sino que su mayor miedo es “no corresponder a mis maestros”.

“No mostrar en el ring todo el trabajo que hemos realizado en el gimnasio y que no se vea el tiempo que mi maestro ha invertido en mi. He dicho varias veces que no me importa ganar o perder, sino que los tailandeses me consideren una peleadora”, afirma.

Su primer maestro fue Carlos Coello, quien peleará el próximo 1 de agosto por el Campeonato Mundial WBC Muaythai del peso pluma (126libras) contra Rolland. “Darle las gracias a Carlos se queda corto, en broma le digo que no tendré vida para agradecerte todo lo que has hecho por mí”, señala.

Afirma estar “muy bendecida de que la vida me haya aportado una persona así, a que al hablar de ella es imposible no emocionarme, ha cambiado mi vida”.

A pesar de todo lo que hay en juego, para ella una de las cosas más importantes es “hacer ver a otras mujeres que pueden practicar este arte marcial”, y le enorgullece como “las mujeres vamos viendo en otras mujeres que somos capaces de hacernos un hueco en estos deportes”.

Desirée Rovira, una joven gaditana que buscar hacer historia, al ser la primera española en ganar el Campeonato Internacional WBC de MuayThai del peso mosca.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Andaluc�a Informaci�n Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Una patera con una treintena de ocupantes alcanza la Barrosa
chevron_right
Ana Mestre releva a Antonio Sanz