Actualizado: 17:29 CET
Lunes, 24/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Cádiz despide entre lágrimas a la pluma más afilada del carnaval

Antonio Martín, José Antonio Vera Luque o Emilio Gutiérrez Cruz 'El Libi', José Guerrero Roldán, 'Yuyu', entre otros, estuvieron en su adiós

Cádiz ha despedido entre lágrimas al autor de comparsas y chirigotas del carnaval Juan Carlos Aragón Becerra, cuyo féretro ha estado más de dos horas en la capilla ardiente instalada en el Gran Teatro Falla.

La familia del 'Capitán Veneno', una de las denominaciones por la que se conocía a la pluma más afilada del Carnaval, han recordado hoy la figura de Juan Carlos Aragón, y una gran foto suya con la agrupación 'La Banda del Capitán Veneno' ha presidido la escena principal de la capilla.

Las emociones han empezado bien pronto a brotar desde la espontaneidad en la plaza de Fragela de Cádiz. Más de 3.300 personas, según cálculos oficiales, han participado en la despedida.


El féretro ha llegado a las 10:20 horas y, ya entonces, unas 200 personas aguardaban la apertura de puertas del recibidor del conocido como "templo de los ladrillos colorados".

Un aplauso ha roto el silencio doloroso de ese momento. Poco después, varios miembros de su agrupación han salido a portar el ataúd.

Varias imágenes han compuesto el marco elegido para el último adiós al coplero canalla, al genio irónico y rebelde, al irreverente y provocador, al filósofo que llevó dagas hechas coplas para disfrute de la cultura popular gaditana.

El pendón de la ciudad de Cádiz, distintas coronas de flores y, a sus pies, una bandera de Andalucía con una montaña de ramos de flores que ha ido creciendo con el paso de los minutos.

Flores que han ido llevando jóvenes, mayores, niños y madres, como una mujer que se ha acercado con un ramo en lo alto del carrito en el que llevaba a su bebé.

Frente al féretro se ha parado, ha mirado compungida la foto de Aragón, y ha depositado las flores a los pies de los restos mortales del autor.

Todos eran "chusma selecta", que es como denominaba el artista a sus seguidores, la inmensa mayoría perteneciente a las capas populares de la ciudad.

Las chaquetas han quedado para la zona de autoridades, en las que podía verse al alcalde de Cádiz, José María González, visiblemente emocionado.

El trasiego de gaditanos brindando una última despedida al autor carnavalesco ha sido contemplado por figuras importantes de la fiesta gaditana, como Antonio Martín, José Antonio Vera Luque o Emilio Gutiérrez Cruz 'El Libi', entre otros.

José Guerrero Roldán, 'Yuyu', ha visitado la capilla a las 12:30 horas.

Hay personas de las que han pasado por la capilla ardiente que no han podido contenerse y se han dirigido a viva voz al féretro, como un ciudadano que le ha agradecido sus coplas y ha prometido recordarlo cada vez que vaya a la playa de La Caleta y otro, de avanzada edad, que le ha dedicado un 'hasta siempre, compañero'. Otra persona se ha acercado a besar el ataúd.

A las 12:40 horas se ha dado por concluida la capilla ardiente y de nuevo varios miembros de la agrupación han portado el féretro ante una calurosa ovación de las más de 1.500 personas que esperaba en la puerta del Gran Teatro Falla.

La emoción se ha desbordado entonces. Los miembros de su última chirigota, 'Er Chele Vara', han entonado el legendario pasodoble de 'Los Yesterday' que comienza con 'Aunque diga Blas Infante', y posteriormente el grupo de su última comparsa, 'La Gaditaníssima', ha cantado el credo de otra de sus comparsas, de 'Los peregrinos'.

El público presente ha roto en un atronador aplauso en ese instante para poner el broche a la dolorosa despedida del pueblo gaditano a una de las figuras claves, a uno de los genios y de los autores más emblemáticos del Carnaval de Cádiz, que deja un legado eterno de coplas en el corazón de los seguidores de la fiesta gaditana.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PP propone una tarjeta cultural de 100 euros para jóvenes
chevron_right
Los compañeros de Juan Carlos Aragón pusieron el broche en su adiós