Actualizado: 23:06 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Sexo, drogas y violencia en una vivienda de la calle Obispo Urquinaona

Detenida una madre y su hijo por presuntamente agredir a una joven a la que acusaban de robo y que se encontraba en su casa en Cádiz manteniendo sexo en el baño

  • En la imagen, las macetas que supuestamente le lanzaron a la víctima.
  • La joven recibió un corte con un cuchillo en el brazo
  • También le golpearon la cara con una pesa y le lanzaron una maceta
  • Los presuntos agresores pensaban que ella les había robado el móvil y la cartera

Sexo, drogas y violencia centran la historia vivida ayer en una vivienda de la calle Obispo Urquinaona, en el centro de Cádiz capital. Como primera consecuencia. La agresión a una joven, de origen alemán. Como segunda consecuencia. Una madre y su hijo fueron  detenidos como presuntos autores de varios delitos, como son los de detención ilegal, amenazas y lesiones.

La joven víctima acudía a una casa en la que según relatan fuentes policiales, se consume estupefacientes, aunque se desconoce si también es punto de venta. La mujer, tras consumir droga, acaba en el cuarto de baño de la vivienda donde practica sexo con una de las personas que ya estaba en la misma

Los hechos ocurrieron ayer miércoles por la mañana. La joven víctima acudía a una casa en la que según relatan fuentes policiales, se consume estupefacientes, aunque se desconoce si también es punto de venta. La mujer, tras consumir droga, acaba en el cuarto de baño de la vivienda donde practica sexo con una de las personas que ya estaba en la misma.

En un momento dado, la moradora de la casa echa de menos su cartera, con entre 40 y 60 euros, unas pastillas de metadona y su teléfono móvil, y piensa, o sospecha, que se lo han robado y que la autora del mismo es la joven alemana que en ese momento seguía en el cuarto de baño manteniendo relaciones sexuales en el lavabo.

Convencida de sus sospecha no duda, presuntamente, en entrar a la fuerza en el cuarto de baño profiriendo insultos y amenazas. Según relata la víctima y un testigo, concretamente su amante, la presunta agresora se sirvió de la ayuda de su hijo para agredirla. Según el relato de la agredida, la golpearon, le rajaron el brazo con un cuchillo, la tiraron al suelo y la sacaron del cuarto de baño. Ya en la cocina la agredieron con un disco de unas pesas en la cara. En ese momento quedó en estado semiinconsciente, lo que al final fue su salvación.

Y es que los presuntos agresores al verla en el suelo, dejaron de golpearla y en un descuido, la víctima logró sacar fuerzas para levantarse y huir de la casa, aunque mientras bajaba a la calle el hijo de la moradara, presuntamente, le lanzó varias macetas. Según la víctima, una de ellas le golpeó la cabeza.

Los vecinos, minutos antes, alertados por los gritos y los insultos y los golpes y los llantos, se pusieron en contacto con la Policía Nacional que acudió rauda a la zona. Allí, en primer lugar, los agentes descubrieron oculta en un garaje, a una mujer, temblorosa, llorando, semidesnuda, con el cuerpo ensangrentado y con moratones, y con restos de arena de maceta en la cabeza.


La víctima relató lo ocurrido a los agentes, quienes tras escuchar las versiones de los testigos y los implicados, que se encontraban todos en la casa, hasta seis personas incluyendo a la víctima y su amante, procedieron a la detención de la moradora de la casa y su hijo como presuntos responsables de los delitos de detención ilegal, lesiones y amenazas graves.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Lekic: "No podemos prometer victorias, pero si luchar y darlo todo"
chevron_right
Dan el alta obligatoria a un profesor con cáncer de médula ósea