Actualizado: 23:33 CET
Lunes, 17/12/2018

Cádiz

Murillo o cómo entender el porqué de su excelencia

El Museo de Cádiz acoge una exposición itinerante que ofrece las claves para reflexionar sobre criterios objetivos y juzgar el papel desempeñado por el pintor

Cargando el reproductor....

Para poder entender por qué, aún viviendo todavía, al pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo se le definía en su primera biografía como: “Hombre, por su ejemplo y por sus méritos, excelentísimo” es una cita obligada visitar la exposición didáctica e itinerante del Museo de Cádiz, que se estrena en la capital gaditana.  

Con la reproducción de cuadros como ‘Las bodas deCaná’, ‘Niños jugando a los dados’ o ‘El Buen Pastor’ se divide la presencia del artista sevillano en cuatro apartados que permiten conocerlo desde otra perspectiva: memoria histórica, ingenio, convicción o contextos.

El director del Museo, Juan Ignacio Vallejo, explicaba que la muestra estará hasta el 23 de diciembre. “Se trata de una exposición que incide en la figura y la obra de Murillo para darnos las claves y ver si era excelentísimo o no, a través de su vida, de su obra, de su trabajo y de los mensajes que había por detrás de su trayectoria”. Está prevista una serie de talleres para público de Secundaria y Bachillerato que se pondrán en marcha en estas semanas.

Pablo Hereza, comisario de la muestra, planteaba durante la presentación ver al personaje de Murillo a través de esas secciones que analizan su capacidad mental para la creación, la presencia de la religión en su obra y los propios contextos sociales. “Es para verla desde un punto de vista intelectual, no con una percepción estética”, para lo cual es preferible visitar la obra de este artista en los museos que la exhiben. “Damos algo distinto, es una reflexión para que el espectador tenga criterios objetivos y pueda juzgar por sí mismo y no tenga que asumir las referencias críticas de estos cuatro siglos”, puntualizó el experto.  

Repaso

En la primera de las secciones, la que recoge la vida de Murillo, se ofrecen autorretratos y grabados de distintos artistas que presentan al pintor sevillano con una visión académica. En el apartado de ingenio, donde se analiza el método de trabajo de Murillo, con el lienzo de ‘El Buen Pastor’, mostrando los bocetos previos al trabajo final sobre el lienzo. “Podemos ver que era un excelente cronista y quizá hasta mejor dibujante que pintor”. Incluso se pueden percibir cambios en la escena prevista de manera inicial. Algo similar puede presenciarse en la muestra con la obra de ‘La disipación del hijo pródigo’, donde se ofrecen cuatro “borrones”.

También se pone de manifiesto la pintura narrativa, con la presencia de las convicciones espirituales del artista. “Juega con los gestos, los sentimientos y la retórica de los afectos” a través de su pintura. En relación a los contextos, se ofrecen dos mundos contrapuestos: el de los comerciantes, los nobles y los clérigos frente a la pintura de género, para la que usa a niños fuera de las ciudades, y evitando la  temática costumbrista, frente a temas moralizantes. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
Un grupo de radicales enciende el centro de Cádiz contra el fascismo
chevron_right
Comienza la cuenta atrás para las Municipales