Actualizado: 16:08 CET
Martes, 25/09/2018

Barbate

Un joven sin piernas, "feliz", de disfrutar de la playa más accesible

José Luis Quesada agradece la accesibilidad de la Playa del Carmen de Barbate que le permite seguir disfrutando del mar, tras la amputación de sus piernas

  • José Luis junto al personal de departamento de playas.

La Playa del Carmen de Barbate hace honor a la bandera de Accesibilidad que ondea en su dominio cuando personas como José Luis Quedada López (José Onight), extremeño de 39 años de edad, llega ilusionado cada mañana a darse un baño “como cualquier otra persona que le gusta disfrutar del sol y del mar”.

La historia de José Luis es todo un ejemplo de superación. Hace aproximadamente un año, una rara enfermedad producida por una bacteria le provocó una infección que no llegó a quitarle la vida, pero que le ha dejado graves secuelas: la amputación de sus piernas. Sus primeras palabras tras conocer la triste noticia fueron admirables: “estoy vivo y tengo que disfrutar de la vida” y a día de hoy puede afirmar con orgullo que lo está consiguiendo.

De hecho, hace unos días publicaba en su cuenta de facebook: “Gracias por hacerme la persona más feliz del mundo y poder disfrutar de vuestras playas con una accesibilidad tan increíble”. Un mensaje a la catalogación de la Playa del Carmen como la más accesible de España que cobra todo sentido cuando personas como José Luis relatan su experiencia.

Y es que desde su ciudad natal, Mérida, desde hace casi dos décadas, José Luis llega todos los veranos a Barbate para disfrutar de sus vacaciones y, sobre todo, de sus playas. “Hasta hace relativamente poco tiempo, he disfrutado de la arena, del mar, del sol y de todo lo que ofrece Barbate, y a pesar de mi nueva circunstancia, puedo seguir haciéndolo”.

Los servicios e instalaciones dispuestos por la Delegación de Playas del Ayuntamiento de Barbate permiten a personas con movilidad reducida disfrutar del sol y el mar en igualdad de condiciones. Trabajadores de salvamento, enfermería, socorrismo y del departamento de playas realizan cada día una gran labor para ello y, en este caso, han recibido los elogios de uno de sus muchos usuarios. “Gracias a los servicios de la Playa del Carmen sigo disfrutando de esta magnífica playa, con ayuda del personal de socorrismo y de la silla anfibia puedo bañarme en el mar, e incluso, y estoy orgulloso de ello, me he atrevido a tirarme al mar a nadar y lo he conseguido”.  

A sus 39 años, José Luis Quesada ha demostrado que se puede vencer cualquier obstáculo y disfrutar de la vida, si hay una verdadera concienciación sobre las necesidades de las personas con distintas capacidades.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�nAndaluca InformacinPublicidad AiAndaluca Informacin
chevron_left
Muving, presente en el ‘Startup Europe Comes to Silicon Valley'
chevron_right
Aprobadas las bases de la XVI Feria Profesional de Artesanía de Cádiz