El mundo cofrade celebra una jornada histórica en Cádiz

Publicado: 08/07/2018 · Jesús Devesa
Las diferentes 14 estaciones del Vía Crucis estuvieron representadas por 14 misterios de la Semana Santa de la Diócesis de Cádiz
Muchos gaditanos de toda la provincia y multitud de foráneos, se desplazaron a la capital gaditana en la tarde noche del sábado, en una jornada de sol y de luz, para contemplar el Via Crucis Diocesano y desde bien temprano, a disfrutar también de sus playas y paseos marítimos.  

Con motivo de la conmemoración del 750 aniversario del traslado de la sede episcopal de Medina Sidonia a la capital de Cádiz, el obispado ha venido organizando varios acontecimientos históricos y de máxima trascendencia para toda la provincia. Independientemente a la exposición Traslatio Sedis que se inauguró el pasado 18 de junio en el primer templo diocesano (la catedral), destaca especialmente el Vía Crucis Diocesano que se llevó a cabo en la noche del 7 de Julio por las calles de la capital gaditana. 

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo Las diferentes 14 estaciones del Vía Crucis estuvieron representadas por 14 misterios de la Semana Santa de la Diócesis de Cádiz, más dos últimas reflexiones ante la Stma. Virgen María, que contó con la participación de la Virgen de los Dolores de Servitas y un Resucitado de 1729 perteneciente al convento de San Francisco de Cádiz. 

El total de los 16 pasos que se pudieron ver por las diferentes calles del centro, partieron sobre las 21,00 h., desde la plaza de San Juan de Dios, para a través de la c/ Pelota, llegar hasta Catedral, dónde sobre las 21,30 h. comenzó el rezo de la primera estación, junto a un gran altar que se colocó para la ocasión a los pies del primer templo diocesano. 

El Vía Crucis elegido se corresponde con el que creara San Juan Pablo II. El mismo que ya se utilizara en el Viacrucis de la JMJ en el año 2011, para aquel acontecimiento similar. Estaciones que desde la organización se respetó escrupulosamente, en tiempo y forma. 

Los templos desde los que salieron los distintos pasos que participaron en este evento, fueron muchos y variados: Oración en el Huerto (San Fernando): Iglesia Parroquial de Santa Cruz. Prendimiento (Cádiz): Iglesia de Nuestra Señora del Carmen Coronada. Cautivo ¨Medinaceli¨ (Algeciras): Iglesia de Santiago. Columna (Cádiz): Parroquia de San Antonio de Padua. Amor (Chiclana): Iglesia de Nuestra Señora del Carmen Coronada. Humildad y Paciencia (San Roque): Convento de Santo Domingo. Nazareno (Medina Sidonia): Convento de Santo Domingo. Gran Poder (La Línea de la Concepción): Iglesia Parroquial de Santa Cruz. Afligidos (San Fernando): Iglesia Parroquial de Santa Cruz. Humildad y Paciencia (Cádiz): Parroquia de San Agustín. Perdón (Chiclana): Convento de San Francisco. Vera Cruz (Puerto Real): Convento de San Francisco. Buena Muerte ¨Silencio¨ (Cádiz): Parroquia de San Agustín. Santo Entierro (Conil): Parroquia de San Antonio de Padua. Dolores ¨Servitas¨ (Cádiz): Parroquia de San Lorenzo Mártir y Resucitado (Cádiz): Convento de San Francisco. 

Muchas de las corporaciones presentaron novedades muy significativas en sus correspondientes pasos. Fue el caso de la Hermandad del Amor de Chiclana, que contó con la imaginería secundaria del misterio del Ecce-Homo de Aspe, cedido para la ocasión y cuya autoría es del sevillano Fernando Aguado, el mismo autor que esculpiera la imagen titular. La Archicofradía de Columna de Cádiz también presentó una fisionomía distinta en su paso, ya que completó el misterio con la representación de las Negaciones de San Pedro.  

Días antes del Via Crucis, las distintas corporaciones nazarenas, iban confirmando la llegada de sus titulares a sus respectivos Templos. En el caso del Gran Poder de La Línea, antes de llegar a Santa Cruz, permaneció durante los días 30 de junio, 1 y 2 de julio en la Iglesia de la Palma para presidir un Triduo Extraordinario. La Vera Cruz de Puerto Real, antes de llegar al Convento de San Francisco, celebró un acto en la Iglesia de San Agustín con la Hermandad de Humildad y Paciencia de Cádiz, con la cuál están hermanados y cuya titular mariana, es la antigua titular de dicha corporación gaditana. El Nazareno de Medina, también realizó un Triduo Extraordinario previo a su salida procesional. 

Uno de los aspectos más comentados en la ciudad, sobre todo en los ambientes cofradieros, fue el apartado musical. Fueron bandas de renombre y de reconocido prestigio las que no quisieron faltar a la cita. Por ello, la agrupación musical Polillas, acompañó a la hermandad de Medinaceli de Algeciras. La agrupación musical de Fuensanta de Morón acompañó al paso del Huerto de San Fernando. Sagrada Cena sonó tras Jesús en su Prendimiento en su camino de ida a la calle Nueva. El Nazareno de Medina caminó bajo los sones de San Juan Evangelista de Las Cabezas de San Juan y tras Vera-Cruz de Puerto Real, se presentó la agrupación musical Ecce Mater de Cádiz. Afligidos de San Fernando optó por el acompañamiento de banda de música. Concretamente fue la Banda Municipal de Los Palacios la que fue tras el imponente misterio de Castillo Lastrucci. Con ese mismo estilo musical transitó el Santo Entierro de Conil, que llevó a la Filarmónica de dicha localidad y Servitas de San Lorenzo, que deleitó a los presentes con la afinación extrema de la banda de música del Maestro Dueñas del Puerto de Santa María, como es habitual en los últimos años. Buena Muerte, por su parte, fue acompañada durante todo el recorrido, por una capilla musical. A las agrupaciones musicales y a las bandas de músicas y capillas, también se le sumaron las formaciones de cornetas y tambores. Por ello, la Hermandad del Prendimiento lució con las Tres Caídas del Realejo. Columna con Rosario igual que el Martes Santo, El Amor de Chiclana con Amor y Sacrificio de Lebrija. La Humildad de San Roque con Vera-Cruz de Los Palacios. El Gran Poder de La Línea con Presentación al Pueblo de Dos Hermanas,  Humildad y Paciencia con las Tres Caídas de Arcos, y el Perdón de Chiclana con Rosario de Arriate. 

El recorrido oficial que tuvieron las hermandades abarcaba la calle Nueva, Plaza de San Juan de Dios, Pelota y Plaza de la Catedral, siendo la primera en salir Nuestro Señor Jesucristo en el Huerto, a las 20,45 horas, y la última Jesús Resucitado, sobre las 23,20 horas. 

Las diversas lecturas de las catorce estaciones y los dos momentos de reflexión que pretendían ser ante todo un ejemplo primordial y fundamental de celebración de la fe en la religiosidad popular, fueron interpretadas por diversos sacerdotes, seminaristas y cargos de peso de toda la diócesis de Cádiz y Ceuta. 

 

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información