Actualizado: 20:04 CET
Viernes, 17/08/2018

Cádiz

¿Cómo dar un mejor futuro a 50 niños de Cádiz que están en exclusión?

Con Save The Children y la colaboración de Tierra de Todos se atenderá a los menores que se encuentran en exclusión social y los deriva Servicios Sociales

Cargando el reproductor....

Un proceso transformador, a favor de los derechos de los niños que se encuentran en exclusión y no tienen la misma igualdad de oportunidades que los demás. El responsable de Save The Children en Andalucía, Javier Cuenca, firmaba un convenio con el Ayuntamiento y las Fundaciones Cajasol y La Caixa para dotar de herramientas a medio centenar de menores que se encuentran en situación de pobreza en la capital gaditana.

Los elegidos llegan a través de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, pero en realidad se desconocen cifras oficiales que determinen si existe más pobreza infantil en la capital. Como datos, la ONG indicó que a nivel andaluz, el 22 por ciento de los niños se encuentra en pobreza severa: 360.000 niños con  carencias materiales graves, según el INE de 2016, y aunque se podrían “extrapolar no serían datos verdaderos en la capital gaditana”.

El convenio que se firmaba era  la consolidación del programa que Save The Children  lleva en marcha en varias ciudades españoles, y que en Cádiz cumple su tercer curso escolar.  “Nos centramos en el Casco Histórico, porque así lo convenimos con los Servicios Sociales, y en base a las necesidades que tenga el Ayuntamiento”, explicó Cuenca.

El programa se centra en asegurar que los derechos del niño se cumplan. ¿Qué significa esto? Un niño en situación de pobreza, aparte de las condiciones socioeconómicas que tiene, “se encuentra con dificultades para estudiar en igualdad con otros compañeros; no tiene acceso a los recursos de ocio, culturales que debería tener un niño de estas edades y nosotros complementamos para que no se queden detrás en la escuela, no sean víctimas de un fracaso escolar que incide en los que menos tienen, que tengan igualdad de oportunidades y no lleguen a ser adultos pobres como sus padres en estos momentos”.

El programa actúa por un lado en el refuerzo educativo, que se trata de trabajar los contenidos curriculares, para lo que se está en coordinación con los centros escolares. También está el tiempo libre: estos niños no pueden ir al teatro, al museo, porque cuesta dinero. “También el trabajo con las familias es clave, el acompañamiento familiar es fundamental”.  

A los cuatro o cinco años es cuando se analiza el impacto. “Es cuando el programa se muestra como transformador, cuando puede otear un futuro más halagüeño, además de asegurar sus derechos en el presente”.

Save the Children trabaja con infancia en riesgo de exclusión desde su inicio, desde el año 90 que está en España, y “ahora hemos reenfocado el programa para trabajar las situaciones de pobreza y carencias y estamos muy centrados en medir el impacto, en que las actividades y programas sean transformadores. El 80% de los niños que forman parte del programa escolar han mejorado el rendimiento, el 87% ha adquirido nuevos hábitos y formas de relacionarse y estamos trabajando en un sistema de evaluación y seguimiento para confirmar que el proyecto que hacemos es transformador”.

Javier Cuenca aseguró que “la educación es una palanca de cambio e impulso para estos niños que no tienen las mismas oportunidades”.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, declaró que se trata de “una colaboración con  un programa donde nos tenemos que volcar porque los niños son los más indefensos y donde más nos tenemos que volcar”. Mientras tanto, el director territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental, Rafael Herrador, afirmó que “los niños en riesgo de exclusión son una de nuestras prioridades”.  Entre ambas fundaciones aportan 15.000 euros al programa.  

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin Andaluc�a Informaci�n Andaluc�a Informaci�n