Actualizado: 18:50 CET
Sábado, 15/08/2020

Cádiz

La UCA impulsa un observatorio costero ambiental del suroeste ibérico

El proyecto persigue dar un salto cuantitativo y cualitativo en el conocimiento científico de los procesos marinos

  • Participantes en el Observatorio

La Universidad de Cádiz (UCA) impulsa un observatorio costero ambiental del suroeste de la Península ibérica (OCASO), centrado en un sistema de observación y predicción de variables oceanográficas para caracterizar los procesos marinos de las costas del Alentejo, el Algarve y Andalucía.

Este proyecto europeo, coordinado por el catedrático de Física Aplicada de la UCA Miguel Bruno persigue dar un salto cuantitativo y cualitativo en el conocimiento científico de los procesos marinos y fomentar el desarrollo de la economía azul en el suroeste de la península ibérica.

Se trata de desarrollar un sistema de observación oceanográfico, similar al meteorológico, que ofrezca información a los usuarios sobre el comportamiento de los diferentes procesos marinos que ocurren en las costas de Alentejo y Algarve (Portugal), así como en Andalucía.


El proyecto, aprobado por el programa europeo de cooperación transnacional Interreg V-A España - Portugal (POCTEP) 2014-2020, con un presupuesto total que asciende casi a un millón de euros, cuenta con un consorcio donde, además de la UCA, participan Puertos del Estado, la Universidad de Algarve, el Instituto Hidrográfico IHPT y el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Todas estas entidades buscan potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en esta área. El observatorio ha sido ideado como una plataforma integrada, sostenible y dinámica, que beneficiará al tejido socioeconómico local, así como a administraciones y empresas, especialmente a aquellas que se dediquen al sector ambiental; ya que podrán contar con información que les ayude en la toma de decisiones.

De hecho, una de las novedades de esta iniciativa se centra en que los propios usuarios del observatorio podrán participar activamente en la definición de las características de la información, lo que da a esta innovadora herramienta el papel de conector entre las usuarios finales y las iniciativas europeas de observación ambiental.

Para poder llevarlo a cabo, el primer paso es potenciar aquellas estructuras de observación meteo-oceanográficas que ya existan, además de desarrollar y adaptar los modelos hidrodinámicos y atmosféricos disponibles.

Asimismo, habrá que gestionar los datos de manera que se cree una homogeneización de los protocolos y, en último lugar, identificar a los posibles grupos de usuarios y cuáles son sus necesidades.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
26.600 m2 más de almacenaje para la dársena de la Cabezuela
chevron_right
La Cabalgata de los Reyes Magos recorrerá mañana las calles de Cádiz