Actualizado: 23:24 CET
Lunes, 18/06/2018

Cádiz

El Madueño cerrará sus puertas tras no alcanzarse el acuerdo

La Fundación Adolfo Carneiro ofrecía a los arrendatarios el local de la antigua La Parra Bomba, "que está vacío y habría que adaptar"

  • Esquina de la plaza Fragela donde está el Madueño.

“No hay acuerdo con el Obispado, ni con la Fundación Adolfo Carneiro Cafferata. Nos vamos”. Así de tajante se mostraba José Luis Madueño a la hora de abordar cómo iban los acuerdos para que no se vieran condenados a abandonar el local de El Rincón del Madueño, en plena plaza Fragela de la ciudad.
Hace un par de semanas parecía que se alcanzaba un acuerdo entre los arrendados y la Fundación Adolfo Carneiro Cafferata  porque había “muy buena sintonía entre ambas partes”, pero al final se ha ido al traste. “Ya es por cuestión de salud, se me sube la tensión y aquí no se llega a ninguna parte”, explicaba a Viva Cádiz el portavoz de la familia. El ánimo está muy bajo, añadía José Luis Madueño, “no quiero saber nada. Nos han ofrecido un local vacío, que tendríamos que adaptar y nosotros aún estamos pagando la obra de adaptación del local donde estamos”.

El local que le ofrecían era el de la antigua La Parra Bomba, “donde tendríamos que abonar más de 70.000 euros entre impuestos, licencias y adaptación del local”.

La familia tendrá que abandonar a final de mes el local donde tiene El Rincón del Madueño, a pesar de que durante estos días de negociación “hemos intentado que nos dejaran hasta los Carnavales”, pero no han conseguido nada, “el clima no ha sido bueno y a final de mes tenemos que dejar el local vacío”.
José Luis Madueño explicaba que “he luchado un montón por el establecimiento” de la plaza Fragela, tanto que incluso “perdí mi casa, pero no puedo jugar con mi salud. Que se lo queden y se lo coman con patatas”.

No obstante, tienen previsto llevar a cabo una serie de acciones y “se van a enterar hasta en el Vaticano de lo que se cuece en Cádiz”. Cabe recordar que el alcalde de Cádiz, José María González, intentó mediar con el Obispado y mantuvo una reunión con los afectados.
A través de la plataforma Change.org se pedía el apoyo por firmas que impidiera el cierre de este local. 

En la petición formulada, los afectados indicaban que el Obispado de Cádiz “se niega a renovar un contrato de alquiler, sin ningun tipo de explicación”. Cabe recordar que este establecimiento lleva varias generaciones siendo refentado por la misma familia, lo que provoca aún más incertidumbre en los afectados. En su queja en el Chance.org afirmaban que no habían sido informados de la no renovación.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai