Actualizado: 01:38 CET
Miercoles, 26/09/2018

Cádiz

Si se cierran los chiringuitos, más de 50 personas perderán su empleo

Un sondeo entre los chiringuitos indica que más de medio centenar de puestos de trabajo directos se verían afectados a los que habría que sumar los indirectos

  • Chiringuitos de Cádiz.

Que los chiringuitos cierren sus puertas en la temporada de invierno supondría la pérdida de puestos de trabajo. Familias que se sustentan con esos salarios y que ahora están a expensas de informes jurídicos y trámites burocráticos que afectarán a su economía doméstica.

Hasta el momento, de los chiringuitos que abrían sus puertas en verano, el Pez Frito y el Marimba ya han sido desmontados, y Barlovento, de Santa María del Mar no puede plantearse su apertura en invierno por las mareas que afectan a dicha playa.

En un sondeo realizado por Viva Cádiz entre los chiringuitos que están interesados en mantener abiertas sus puertas durante la temporada de invierno, se obtiene como resultado que más de medio centenar de empleos directos podría verse afectado por el cierre. En concreto, el gerente del Potito, Miguel Ángel Sánchez, afirma que tiene entre 23 y 27 contratados, de los que 15 son indefinidos fijos, siete están a media jornada, y seis en contrato de prácticas. Confía en que “exista luz al final del camino y la vía diplomática surta efecto”.

Mientras tanto, desde el chiringuito Pikachos se suma un total de 11 personas contratadas, de las que cuatro están en cocina y dos son guardias de seguridad. A estos “hay que sumar el personal indirecto que va desde la compra de la carne o el pescado, hasta el fontanero o carpintero”, manifestó su gerente, Iván Periano.  En este sentido, señaló que esos empleos “no se pueden cuantificar”. 

No obstante, aclaró que mantener abiertos los chiringuitos durante el invierno “no es solo para hacer negocio, puesto que estamos dando servicios a la playa. Servicios que a día de hoy no ofrece el Ayuntamiento, como son los lavabos”. A su juicio, “no podemos vivir de espaldas al turismo”. Cádiz tiene la suerte de contar con un clima que permite el uso de la playa en cualquier momento, y si “los hoteles tienen una buena ocupación y vienen cruceros cargados de turistas, lo mínimo que podemos hacer es darles servicio”.

Por otro lado, en el Malibú se cuenta para el mes de noviembre con una plantilla de entre ocho o diez personas, explica su gerente Raynold Pierre-Louis, quien añade que sube a 15 personas contratadas en el mes de diciembre, con motivo de las comidas de navidad, así como en la temporada de Carnaval.

Otro de los chiringuitos que quiere mantener abiertas sus puertas durante la temporada de invierno es el Nahu Beach, localizado en Cortadura. Su gerente, Raúl Cueto, matiza que la previsión de plantilla que ha hecho ha sido “a la baja” y serían entre ocho y nueve familias las que dependen directamente de este empleo.

Asimismo, también se verían afectados en el departamento de oficinas, así como en mantenimiento y compras. El cierre afectaría a las cenas de navidad que ya empiezan a apalabrarse para celebrarlas al aire libre y en la playa. Cueto confía en que dentro de un mes, “sí o sí estas ocho personas estén trabajando”.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Andaluca InformacinPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
Éxito rotundo de la protesta estudiantil contra la Lomce en Cádiz
chevron_right
El alcalde advierte que "más no es mejor" en el alumbrado de Navidad