Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 22/04/2021

San Fernando

"Reivindico poder amar más allá de las etiquetas de género y de sexo”

Óscar y Marina son jóvenes y referentes de que la sexualidad humana dista mucho de ser binaria

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
  • En el Día del Orgullo LGTB
  • “Ser bisexual no es una etapa de transición, es una condición sexual”
  • Contra la LGTBifobia: “el desconocimiento es la raíz de toda intolerancia”

Óscar y el que entonces era su pareja se encontraron aquella mañana de Año Nuevo de bruces con la intolerancia.  Bajaron a desayunar a la calle; iban de la mano, como era habitual en ellos y una señora les paró y les dijo: ‘¿por qué no podéis salir con chicas y ser normales?’.
Lo que aquella mañana le pasó a Óscar no fue más que una anécdota que se queda pequeña ante los casos cercanos que ha vivido de discriminación, odio e incluso agresión hacia amigos suyos por ser homosexuales, bisexuales, transexuales y pansexuales.

Pese a la aparente tolerancia, se esconden agresiones diarias. El colectivo LGTBi tiene aúnmucho que pelear para hacer ver que la sexualidad humana no está dividida en compartimentos estanco, ni es binaria, ni excluyente: es una escala de grises donde cada persona debería poder situarse libremente sin la constricción de la hegemonia heterosexual. Y tiene mucho que hacer en cuanto a la visibilización de la diversidad sexual para frenar “el desconocimiento”, que es para Óscar la raíz de esa intolerancia.

Óscar ahora tiene 19 años y ya ha vivido demasiadas situaciones en las que su orientación pansexual ha sido motivo de insulto. Se define a sí mismo como un chico que puede llegar a sentirse atraído emocional y sexualmente por un chico homosexual, por una chica heterosexual, por transexuales o por personas de género no binario: “yo amo a las personas. Reivindico poder amar a quien quiera más allá de etiquetas de género y de sexo”, reclama este joven que, a fuerza de pelear por vivir su sexualidad fuera del molde heteronormativo, muestra una madurez poco frecuente para su edad.

Ahora tiene una relación con una chica que conoce y respeta su condición pansexual. “Ella era mi amiga antes de ser mi pareja. Me conoció mientras yo estaba con un chico, así que esto entre nosotros siempre ha sido natural”. No ve la necesidad de expresar su sexualidad a todo el mundo “de la misma manera que una persona heterosexual no tiene que ir diciendo a todo el mundo que es heterosexual. Si se me pregunta y creo que esa persona está preparada para entenderlo, lo digo”.

Para Marina, de 18, tomar conciencia de su bisexualidad llegó a los 15 años. “Yo siempre entendí que era bisexual, perode forma inconsciente. Lo que me pasó fue que empecé a planteármelo conscientemente a partir de conocer personas que se declaraon bisexuales. Entonces el puzzle de mi cabeza empezó a tener sentido y empezaron a encajar las piezas”.

Estos jóvenes son hijos de una sociedad en la que poco a poco se abre una brecha quesepara la hegemonía heterosexual de la sexualidad diversa. De hecho, la familia de Óscar sabe y asume con normalidad la pansexualidad de su hijo. No obstante para su abuela “ha sido y es difícil de entender. Es de otra generación”.

No obstante, la tolerancia no es cuestión de edad: según la Federación Estatal de Asociaciones LGBT (FELGTB), en 2015 hubo el doble de agresiones homófobas a menores que en 2014. Para cuando se hacen totalmente conscientes de su sexualidad y la expresan, muchos jóvenes en nuestro país ya han sido objeto de burlas, insultos y agresiones por su condición sexual.
La mayor parte de esas agresiones viene de compañeros de instituto, amigos que viven aún en el odio hacia la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad.

La celebración del Día del Orgullo LGTBi, que tuvo lugar el pasado 28 de junio, se ha realizado este año bajo la premisa de la visibilización de la bisexualidad, sobre la que, aseguran colectivo LGTBi, “existe también bifobia”, porque “hay quien todavía cree que ser bisexual es solo una etapa”, afirman. Marina niega tajantemente este extremo: “yo soy bisexual. No es una etapa de transición. Soy bisexual. Esa es mi condición”. 

Hace poco que mantiene una relación con un chico, “pero no descarto poder enamorarme de una chica, aunque ahora no me lo planteo como una pareja heterosexual no se plantea enamorarse otra persona que no sea su pareja cuando están enamorados”.
Perciben que el mensaje de la visibilización “va calando”, Cada vez “somos más, y no es que seamos, es que cada vez son más los que se atreven a reconocerlo y se enorgullecen de ser diverso y de poder amar libremente”.

COMENTARIOS