Actualizado: 12:51 CET
Sábado, 19/09/2020

Las promotoras inmobiliarias auguran un importante repunte del sector en 2016 con ayuda de las administraciones

El aumento de la demanda y la concesión de hipotecas ha provocado un crecimiento en el interés de las promotoras inmobiliarias por desarrollar proyectos de obra nueva, siempre que las administraciones públicas colaboren en el proceso

  • Promotoras.

Tras sobrepasar el momento de recesión global de los últimos años, la evolución de la curva de precios de la vivienda ha dejado de caer y se encuentra en ascenso en la actualidad. Esta realidad  tiene que ver con la subida de la demanda global y el aumento de concesión de hipotecas entre los interesados. Por  presentar datos concretos de la recuperación del sector, este año, las promotoras de Barcelona prevén la construcción de 10.000 nuevas viviendas, casi el doble que el año 2015 que cerró con un total de 6.000 casas construidas. A tenor de este asunto, Lluís Marsà, presidente de la Asociación de Promotores de la capital de Cataluña, ha destacado el repunte de la oferta de obra nueva por parte de las promotoras de Barcelona así como la posibilidad de que se dé una situación de tensión de precios dada la falta de stock de viviendas de nueva construcción. Debido a esta situación, hay alguna promotora de Barcelona que ya está instando al Ayuntamiento a que debe agilizar las licencias de construcción, para que no se paralice la oferta.

Comparando la situación de la capital catalana con el sur de España, en Sevilla, ocurre algo similar, ya que se vislumbran excelentes oportunidades en ciertas zonas consideradas “prime”.  Según ciertas promotoras inmobiliarias muy presentes en la capital, los activos de suelo ubicados en áreas metropolitanas de gran demanda son una gran oportunidad para el desarrollo del sector, ya que sus precios están muy por debajo de los que se encontraban durante las épocas del estallido de la burbuja, y las empresas promotoras que existen actualmente son las que han resistido a la recesión, por tanto son muy profesionales, lo que garantiza desarrollos inmobiliarios de gran calidad.

La colaboración de las administraciones, imprescindible para el desarrollo del sector inmobiliario

En ambas provincias, los promotores sostienen la importancia del papel que juega la Administración Pública en el crecimiento del sector. Una promotora Barcelona puede ser profesional y disponer de capital para invertir en un suelo con demanda latente pero si el Ayuntamiento no concede las licencias o flexibiliza la gestión urbanística, los proyectos no pueden salir adelante.

En Sevilla, subrayan a que, para dar salida a los solares que en el corto plazo no tienen un retorno de inversión tan suculento, la Administración debe convertirse en un “socio” más, asumiendo parte del riesgo de la inversión y así  favorecer que los precios sean más atractivos de cara al usuario final. Además, aseguran que es  imprescindible la agilización de los trámites para no atascar la creación de nuevos proyectos que revitalicen las zonas residenciales a priori menos competidas.

España es uno de los países donde más subirá el precio de la vivienda hasta 2017

Después de superar la burbuja inmobiliaria y de que la recesión en el mercado comenzara a decrecer, en España, los precios de la vivienda continúan subiendo y seguirán haciéndolo en próximos años según la Comisión Europea.

Hasta 2017, las previsiones de Europa apuntan a un aumento de los precios reales de los inmuebles en España de un 6%, el tercer país que más crece, por detrás de Irlanda, donde hay previsiones de que suba un 6,5% y Malta, también un 6%.

Si atendemos a los cambios de precio por comunidades y provincias, no todas ellas sufrieron el descenso de igual forma. Mientras en Andalucía los precios llegaron a caer un tercio, aunque de manera menos acelerada, en Cataluña el desplome llegó a superar el 40% del índice de precios de vivienda.

Sin embargo, si vemos un ejemplo entre capitales de provincia, los datos revelan una oscilación más acusada en ciertos puntos de Andalucía que en Cataluña. Sin ir más lejos, en Barcelona el precio medio de la vivienda en 2008 era de 282.171€ llegando a los 245.503€ en junio de 2015, es decir, un 19% menos, mientras que, por otro lado, en Sevilla el precio medio de la vivienda en 2008  fue de 144.508€ y en 2015 alcanzó los 129.346€, es decir, un 28% menos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�n
chevron_left
El Grupo Popular valora positivamente que el gobierno local continúe su gestión sobre la smart city
chevron_right
Los 'Oscars del Carnaval’ ya tienen sus estrellas