Actualizado: 18:13 CET
Sábado, 08/08/2020

Cádiz

Martín Vila: “Pese al cansancio, la ilusión la seguimos manteniendo intacta”

Abogado, diplomado en Relaciones Laborales por la UCA, Martín Vila cumple ocho meses dentro del actual equipo de Gobierno como primer teniente de Alcalde y al frente de la Delegación Municipal de Urbanismo, Movilidad Urbana y Memoria Histórica

Cargando el reproductor....

Abogado, diplomado en Relaciones Laborales por la UCA, Martín Vila cumple ocho meses dentro del actual equipo de Gobierno como primer teniente de Alcalde y al frente de la Delegación Municipal de Urbanismo, Movilidad Urbana y Memoria Histórica. 

La actualidad manda… ¿Habrá nuevo Gobierno en España o tendremos que volver a acudir a las urnas en junio?

—Bueno, cada día salen nuevas noticias en relación a las negociones y el intercambio de opiniones entre todos los partidos. Yo pertenezco a Ganar Cádiz en Común, una coalición que se presentó en las Elecciones Municipales pero también soy militante y coordinador local de Izquierda Unida. La verdad es que en este trasiego y cruce de declaraciones que estamos viviendo, creo que la posición más sensata es la que está manteniendo Alberto Garzón que es quien está llevando el balón al piso. Creo que es necesario que se hable de programa político y programa de Gobierno porque es notorio que el PP, sobre todo en este último mandato, ha llevado a cabo una serie de reformas que han ido en retroceso de determinados derechos y libertades que gozamos todos los ciudadanos, como la Ley de Seguridad Ciudadana, la reforma del Código Penal, hablamos de la reforma laboral, hablamos de la Lomce, por lo tanto es importante que en este debate se sientan las bases de qué es lo que hay que derogar a favor de la ciudadanía.

Pero cree que habrá acuerdos…

—Yo espero que si los hay, que sean sobre esta base de que prime el programa y primen los derechos y libertades de los ciudadanos. Además, no estaría de más que se cambiase la Ley Electoral y es que actualmente el voto que se emite, por ejemplo, a favor de Izquierda Unida no tiene el mismo valor que el voto que se emite hacia otras formaciones. Izquierda Unida obtuvo casi un millón de votos, pero solo tiene dos diputados. Creo que es un debate que se debe abrir porque es el momento idóneo.

Regresamos a Cádiz, ¿qué balance realiza de estos primeros ocho meses de Gobierno?


—Pues la ilusión la mantenemos y en el día a día mantenemos un ritmo frenético porque esta ciudad tiene muchas necesidades tras 20 años de desgobierno de la derecha. Hablamos de empleo, vivienda, servicios públicos… tenemos muchos problemas que resolver y este equipo de Gobierno al completo está dedicado las 24 horas del día para ello. Y pese al cansancio que a veces podemos manifestar, la ilusión la tenemos intacta porque es un reto, el mismo por el cual nos presentamos a las elecciones. Esta ciudad tiene los mimbres necesarios para ganar el futuro y estamos en disposición de crear las condiciones necesarias desde el Ayuntamiento.

El pacto con Por Cádiz Sí se Puede ¿goza de buena salud?

—Sí, claro, por ahora goza de buena salud. No ha habido ningún tipo de inconvenientes. Alguna falta de acuerdo que se dio al principio del mandato, por ejemplo respecto a las barbacoas, respecto a cómo se debe mantener las relaciones entre Iglesia, Estado e Institución, pero bueno son cuestiones normales dentro de unas formaciones que pese algunas diferencias concretas en un momento puntual, anteponen lo que es necesario para la ciudad.  

¿Qué es lo que más valoras del actual alcalde, José María González?

—Pues la ilusión que mantiene, su capacidad de trabajo y su forma de irradiarlo. Es una persona que es gaditana por los cuatro costados, lo cual evidencia que le duele su ciudad. Y es que mantiene la ilusión por el momento histórico que estamos viviendo en esta ciudad.
¿Cambiaría algo?

—A priori no cambiaría nada de él, aunque es una persona como todas, con sus defectos y con sus virtudes.

¿Teme que el debate sobre eso que la oposición llama política de gestos tape la gestión pura y dura del equipo de Gobierno?

—-Sí, claro porque en el día a día estamos demostrando que tenemos capacidad suficiente para gestionar este Ayuntamiento. Han pasado los Carnavales, que han sido fantástico tal y como explicó el propio concejal de Fiestas, aunque no ha dado tiempo a cuestiones como la gestión del Patronato, al modelo de cómo se toman decisiones en estas fiestas, pero respecto a la gestión del día a día de estos Carnavales ha sido excelente cuando había gente que hablaba de caos.

¿Cree que los vecinos de Cádiz son conscientes de la gestión que lleva a cabo Ganar Cádiz en Común, y más concretamente Izquierda Unida? ¿Sabrán luego distinguir de quién es cada gestión?

—Bueno, nosotros no trabajamos para que se distinga quién ha hecho tal o cual gestión. Nosotros trabajamos para que se aplique nuestro programa político que llevaba consigo una serie de medidas concretas se vayan efectuando, porque entendemos que era necesario para la ciudadanía. Luego ya entrará dentro de la capacidad comunicativa de cada partido que logre explicar lo que ha hecho, pero ese no es el interés inicial.

¿Cómo describe la actuación del PSOE en Cádiz? ¿Le gusta su actitud?

—Creo que el PSOE debe encontrar su sitio, si se me permite entrar a valorar la actuación de un tercero. Y debe encontrar su sitio porque a veces asusta ver que parece que se encuentra más cómodo con la derecha de esta ciudad, con el PP, con el mismo partido que hace diez meses en el Pleno les atizaba. Y me asusta por eso mismo, porque creo que compartimos muchos puntos del programa, compartimos muchos aspectos sobre la mejora del a ciudad, no todos, por supuesto, y creo que hay espacios para el entendimiento en medidas concretas. Espero que el PSOE encuentre su sitio, y creo que ese sitio está más cercano al equipo de Gobierno que a la derecha.   

Es decir, le gustaría que aceptase esa mano tendida que le ofrece el equipo de Gobierno ¿no?

—Exacto, esa mano tendida se la ofrecemos a todos los concejales del PSOE y seguirá estando tendida por nuestra afinidad política.  

¿Cree que el PP ha aceptado su rol en la oposición?

—El PP está tratando de confundir. Muchas intervenciones y mociones que llevan a Pleno tratan muchas veces de llevar a la confusión más que a encontrar su papel como oposición que debería de ejercer. La oposición es un papel legítimo, se debe fiscalizar el papel del equipo de Gobierno. Nosotros también necesitamos esa labor de fiscalización, pero en este caso el PP está dejando esa labor a un lado porque puede que sea un poco que no hayan despertado de la pesadilla que fue para ellos el 24 de mayo. Quieren crear entre la opinión pública ese estado de alarma, ese estado de “excepción”, cuando es todo lo contrario.

Analizamos ahora sus áreas de gestión, ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el Urbanismo en la ciudad?

—Nosotros tenemos en ciernes un gran reto y es el cómo, una vez que la nueva terminal de contenedores comience a funcionar, vamos nosotros a implementar el desarrollo urbanístico de esos terrenos que actualmente ocupa la terminal de contenedores en uso. Es la principal acción urbanística que va a tener la ciudad en los próximos diez o veinte años. Estamos manteniendo una vía de diálogo excelente con la Autoridad Portuaria, y ya hemos implementado un método por el cual nosotros queremos llevar a cabo una ordenación urbanística, junto con el Colegio de Arquitectos de la ciudad, y por otro lado pensamos que esa nueva actuación urbanística debe nacer de un proceso de participación con todos los agentes sociales. En este sentido, junto a la UCA estamos trabajando para que sea este ente el que vincule ese proceso participativo.

¿En qué fase se encuentra la nueva Estación de Autobuses?

—Estamos en una fase en la que nosotros estamos acometiendo unas tareas provisionales para darle el suministro eléctrico, así como de saneamiento. Hay buenas relaciones con la Delegación Territorial de Fomento. Así que esperamos que más pronto que tarde la estación de autobuses esté en funcionamiento. Nosotros estamos siendo parte de la solución, pero sucede que si en su momento, el Ministerio de Fomento hubiese visto que aparte de las inversiones para el segundo puente, había que añadir otras inversiones necesarias por la entrada en funcionamiento del mismo, pues hubiese actuado en la ordenación necesaria de la Avenida de Astilleros. Pero se da la paradoja que no era prioritario, por lo que nos vemos obligado a actuar de forma provisional.

¿Qué uso se la va a dar a la Residencia de Tiempo Libre?

—Bueno, sobre Tiempo Libre se han cargado muchas tintas. Se ha creado confusión, hay en política una estrategia que es la del calamar. Cuando no quieres que se hable de ciertos temas, sueltas tinta para confundir y se hable de otro. Es lamentable que se haya dado este cruce de declaraciones previo sobre Tiempo Libre. Nosotros mantenemos lo siguiente, es decir, nuestra visión política difiere a la de la Junta. Para nosotros era necesario recuperar ese espacio para uso hotelero y social, puesto que ya dinamizaba su entorno y creaba economías ligadas al sector comercial y hostelero. Pero la Junta y el resto del Pleno tienen otra visión. Por lo tanto, nosotros, acometiendo esos acuerdos plenarios y sabiendo que es la Junta la que tiene la última palabra, seguimos trabajando en esa modificación del PGOU para que su uso sea hotelero. Pero si finalmente la Junta apuesta por el derribo y la venta a un tercero de los terrenos, será su decisión.

¿Altadis?

—Cuando antes llegue industria mejor. Una ciudad y una Bahía sin industria están totalmente condenadas a depender de un sector terciario que generalmente genera empleo precario. Nosotros seguimos defendiendo la necesidad de un plan industrial efectivo para la zona. Ojalá los terrenos de Altadis vuelvan a su uso original.

¿Hay buena sintonía con la Junta de Andalucía?

—Nosotros podemos decidir sobre lo que hacemos, y el tiempo pondrá a cada uno en su lugar, por eso espero que ese cruce de declaraciones en los medios cese porque cuando nos sentamos a negociar siempre logramos el entendimiento, y creo que ese es el camino.

En ocho meses se ha avanzado en lo relativo a la Memoria Histórica ¿no?

—Efectivamente. Existe una gran deuda pendiente en esta ciudad como es la reparación del daño que se causó a las familias de las víctimas que defendían en su día los derechos y libertades que hoy disfrutamos. Ha estado tanto años bloqueado por el PP que en apenas unos meses nosotros hemos logrado desbloquearlo porque lo que faltaba era voluntad política. El entendimiento con la Junta ha sido excelente y ya llevamos un mes con tareas de exhumación en el Cementerio San José. Son sobre 16 sepulturas y esperemos que podamos pronto comenzar la segunda fase.

¿Siguen pensando en cambiar el nombre al Estadio Ramón de Carranza o aquello fue una polémica creada para generar ruido?

—No, en ningún momento nosotros hemos anunciando que queremos cambiar el nombre del Estadio o alguna revisión del nomenclátor en concreto. Pero existe una Ley de Memoria Histórica que obliga a la retirada de la simbología que enaltezca la dictadura y a la revisión del nomenclátor de la vía pública. Hemos comenzado con la simbología con los principales actores sociales de la ciudad. Una vez finalizada esta tarea habrá que ver qué nombres de la ciudad tienen vinculación con aquellas figuras que exaltaron y tenían vinculación con la dictadura franquista.

¿Comparte la opinión del alcalde sobre que la carga de trabajo para los astilleros es necesaria venga de donde venga?

—Por supuesto, porque la Bahía tiene esta necesidad de carga de trabajo que permite dinamizar otros sectores, pero también se nos debe permitir que hagamos una reflexión sobre como igualmente la comunidad internacional debe velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos. Aceptar la carga de trabajo no conlleva que dejemos de denunciar violaciones continúas de los Derechos Humanos que se cometen en Arabia Saudí, sobre todo derechos civiles y los derechos de las mujeres.

En pocas palabras… ¿Mariano Rajoy?

—El primer presidente del partido investigado e imputado por corrupción en este país.

¿Pedro Sánchez?

—Ambigüedad. A veces habla con un lenguaje cercano a la izquierda, a veces actúa de forma más cercana a la derecha. Esperemos que opte por el primer camino.

¿Alberto Garzón?

—Para mí es un referente. Es quién está centrado el debate político en este momento sobre programa y políticas concretas.
¿Pablo Iglesias?

—Un hombre de gran capacidad comunicativa y de gran valía porque ha sido capaz de crear un movimiento político en un tiempo récord para situarse en un escenario político que ni él mismo creo que pensaba.

¿Albert Rivera?

—Persona que actúa desde la derecha política pero que dice que es de centro.

¿Teófila Martínez?

—Exalcaldesa

¿Susana Díaz?

—Si a Pedro Sánchez lo situó más en la ambigüedad, a ella la situó, tristemente, más cercana a la derecha que a la izquierda.

¿Cádiz?

—Futuro.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
chevron_left
El concejal de Fiestas destaca el “gran ambiente” del Carnaval chiquito, “que se está extendiendo a todo el fin de semana”
chevron_right
Teleoperadores solicitan a la Junta su acreditación profesional como gestores de emergencias