Cádiz

El Cádiz se despide de Primera con el peor registro goleador de su historia

Durante toda la temporada, el principal problema del Cádiz ha sido a la hora de marcar goles más que de evitarlos

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Chris Ramos lamenta una ocasión perdida en Barcelona. -

Durante toda la temporada, el principal problema del Cádiz ha sido a la hora de marcar goles más que de evitarlos. Su pésima diferencia de tantos venía lastrada por los aciertos, quedando el saldo final muy por detrás de las cifras de otros equipos con los que hubiera perdido en caso de empate.

El máximo goleador del Cádiz fue Chris Ramos, con apenas cinco goles, una cifra muy corta para un delantero centro. Por detrás, Darwin Machis con cuatro dianas en una temporada más que discreta del venezolano. Capítulo aparte merece Maxi Gómez, el delantero estrella del mercado veraniego del pasado año, que se ha marchado del equipo cadista sin haber aportado ni un solo gol.

Juanmi, que llegó en invierno, aportó tres goles, mientras que Roger marcó dos pese a haber estado gran parte de la temporada lesionado. Sergi Guardiola marcó el tanto de la ilusión, el que significó el triunfo en los últimos instantes del encuentro en el Sánchez Pizjuán.

El centrocampista Rubén Alcaraz marcó tres goles durante la liga, mientras que vieron portería una vez Fede San Emeterio, Javi Hernández, Lucas Pires, Robert Navarro y Brian Ocampo, autor del tanto en la vergonzosa derrota de Almería (6-1). Entre todos suman 25 y hay que añadir el anotado en propia puerta por Omar Mascarell, del Mallorca.

Los amarillos cierran una etapa de cuatro años seguidos en Primera División con el peor registro goleador de su historia en la máxima categoría. Incluso los dos últimos clasificados anotaron bastantes goles más que el Cádiz, aunque les condenaron sus defensas: Almería, 43-75 y Granada, 38-79, habiendo encajado el Cádiz 55.

En las dieciséis campañas que el Cádiz ha jugado en Primera División, únicamente en otras dos no alcanzó la treintena de dianas a favor.

En la temporada 1989-90, bajo la dirección técnica del gallego David Vidal primero y del británico Colin Addison después, los amarillos se salvaron pese a haber marcado solamente 28 goles.

Un curso después (90-91), con el argentino Héctor Rodolfo Veira como entrenador inicial y más tarde con su sustituto, el gallego Ramón Blanco, el Cádiz anotó 29 goles y, pese a ello, también logró la permanencia.

En sus cuatro primeras temporadas, el equipo gaditano superó la marca goleadora que ha tenido ahora, aun jugándose menos jornadas entonces al haber menos equipos en Primera División.

En las campañas 77-78, 81-82, 83-84 y 85-86 el Cádiz marcó treinta goles o más en cada temporada, cuando se jugaban 34 jornadas en lugar de las 38 que los amarillos han disputado en sus participaciones desde la Liga 87-88.

Una temporada antes, la última con dieciocho contendientes, el número de jornadas fue de 44 al disputarse dos fases en la Liga y el Cádiz anotó 31 tantos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN